Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 20:18

EL COMBINADO ARGENTINO REALIZA HOY LA ÚLTIMA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO EN LA CIUDAD DE GALO Y DESCARTA TRABAJAR EN EL MARACANÁ

La albiceleste llega a la final con la duda de Di María

La albiceleste llega a la final con la duda de Di María

La selección argentina completó ayer sus entrenamientos en el complejo de Cidade do Galo con una práctica a puertas cerradas donde el mediocampista ofensivo Ángel Di María intensificó sus trabajos de recuperación para intentar ser considerado por el técnico Alejandro Sabella para jugar la final de la Copa del Mundo ante Alemania

Luego de 32 días de alojarse en el centro de entrenamiento del Atlético Mineiro, la plantilla albiceleste comenzó su despedida de Belo Horizonte ya que hoy viaja a Río de Janeiro para esperar la final de mañana ante Alemania

El único interrogante de Argentina de cara al duelo del Maracaná es la recuperación de Ángel Di María, que sufrió una lesión muscular de grado 1 en el recto anterior del muslo derecho, en el partido de cuartos de final ante Bélgica

Con solo seis días de recuperación parece una utopía que el jugador del Real Madrid pueda estar en el campo de juego, aunque el cuerpo médico espera poder darle el alta hoy para que logre, al menos, ocupar un lugar en el banco de reservas

Sin trabajo intenso para los titulares, el seleccionador Alejandro Sabella repitió la rutina que mantiene en la jornada previa a cada viaje que tuvo el conjunto sudamericano en este Mundial

Los habituales titulares realizaron ejercicios regenerativos y fútbol-tenis en un clima distendido, mientras que los suplentes junto con los juveniles practicaron por espacio de 50 minutos

Hoy, será el tiempo de hacer las maletas y mudar el sueño mundialista a Río de Janeiro dejando atrás sus 32 días con casa mineira en el Complejo Cidade do Galo de Belo Horizonte

Para este compromiso se espera tener el Maracaná pintado de albiceleste porque miles de argentinos se trasladan hasta la sede del partido final para alentar a su selección con la posibilidad de celebrar un tercer título mundial.