Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:09

El complejo proceso de la construcción Martínez Paz S.A. Empresa Constructora

El complejo proceso de la construcción Martínez Paz S.A. Empresa Constructora



Tras un análisis muy detallado a cargo de los principales ejecutivos del Banco Unión S.A., se estableció el programa de requerimientos y necesidades espaciales para la infraestructura que albergaría la nueva oficina central de la entidad en Cochabamba.

El análisis determinó que en el diseño del edificio se hiciera hincapié en los aspectos funcionales (comodidad y seguridad para los clientes), pero sin descuidar la necesidad de dar a la institución una imagen renovada.

Para ello se contrataron los servicios de la Consultora Moreno-CYC, cuyos profesionales desarrollaron tres alternativas. Los ejecutivos del banco se inclinaron por la opción que planteaba un diseño tipo gota, de características modernas e innovadoras.

LICITACIÓN Tras la concepción de la idea, la aprobación del diseño y la disposición de todas las ingenierías, el banco convocó, por medio de una licitación pública nacional, a firmas constructoras para la ejecución del ambicioso proyecto.

La respuesta fue satisfactoria, pues se interesaron por el proyecto varias empresas constructoras del país. En este proceso fue importante la ardua labor del comité de infraestructura, integrado por Pedro Méndez (Gerente Regional del banco), Edmundo Vallejos (Subgerente Regional de Operaciones), Isabel Medinaceli (Asesora legal), Ninozka Barrientos (Subgerente Regional de Administracion) y Luis Gonzales Aldunate, quien se constituiría en el Supervisor y fiscal durante el desarrollo de la ejecución de la obra.



EJECUCIÓN Habiendo concluido el análisis de las propuestas, se contrató a Martínez Paz S.A. Empresa Constructora, por haber cumplido con los requerimientos técnicos establecidos y haber presentado la oferta económica más conveniente.

El arquitecto Ramiro Martínez, de la empresa constructora, explica que “esta obra, ejecutada en un sector de gran influencia urbana y comercial de Cochabamba, como es el Prado, está asentada, lamentablemente, en un terreno muy anegado a tal grado que mientras se ejecutaron las fundaciones, se bombeó a través de un ingenioso método de calicatas y compensaciones hidrostáticas con siete bombas de diferentes caudales, esto para lograr un equilibrio temporal del nivel freático por debajo de la cota de fundación; dejando que ésta recupere su nivel natural una vez concluidas las obras de fundaciones”. Solución diseñada y ejecutada por el ingeniero Javier Prudencio M., Gerente Técnico de Martinez Paz, empresa constructora.

La estructura, toda de hormigón armado, se desarrolló dentro de los parámetros establecidos en el proyecto.

“Más allá de las ‘complicaciones’ que nos planteó la forma circular en triple sentido (planta y en dos direcciones en la elevación), las obras fueron ejecutadas cumpliendo a cabalidad los planos, las especificaciones técnicas y los plazos de proyecto”, asegura Martínez.

Una vez concluida la estructura, Martínez Paz S.A. Empresa Constructora, plasmó, con especialistas de diferentes ramas, los importantes detalles constructivos del edficicio, celosamente controlados por su proyectista y en estricta aplicación de las especificaciones brindadas por el Supervisor-fiscal, (referidas a los cielos acústicos, pisos y carpinterías), logrando un armónico y moderno terminado, ejecutado con hábil destreza por el arquitecto Edgar Muñoz, Director de Obra de Martínez Paz.

“La fachada de aluminio y vidrio, además de cumplir su función de “envolvente”, es la responsable de mantener entrampada, a través de placas termo panel, la temperatura y confort que nos proporciona el moderno sistema de climatización”, detalla Martínez.

A medida que se avanzaba en la obra fina y las instalaciones especiales, el banco experimentaba un crecimiento acelerado en sus negocios, para lo cual el comité regional para el edificio tuvo que evaluar y plantear soluciones de crecimiento de ambientes en forma oportuna y acertada a las necesidades del momento.

Este esfuerzo dio resultados exitosos, con la distribución actual de todos los ambientes en los 10 plantas, complementa Pedro Méndez.

Moreno: Hubo el reto de relacionar el edificio con el entorno urbano

La consultora Moreno CYC fue la encargada de diseñar el edificio del Banco Unión. El diseño arquitectónico estuvo a cargo del arquirecto Gabriel Moreno, el diseño estructural del ingeniero Adrián Moreno J, el diseño eléctrico, red de voz y datos y sistema de seguridad del ingeniero Luis Molina A. y el diseño didrosanitario y climatización del ingeniero Enrique Neri U. En esta entrevista, Gabriel Moreno revela los pormenores del diseño arquitectónico.

¿Qué tipo de tendencia arquitectónica expresa el edificio?

El edificio con un lenguaje formal de líneas curvas, sutilmente atrevidas y amables con su entorno, se destaca y resalta en su contexto, por ser notoriamente diferente. La claridad de las formas y la continuidad de las líneas expresan una arquitectura contemporánea.

¿Cuáles fueron los retos con los que encaró el proyecto?

La relación entre el edificio y el entorno urbano es uno de los más importantes. Responde a criterios de soleamiento, renovación de aire y escala urbana, de manera que el edificio se emplaza en su sitio para ser amigable con todos sus vecinos. Su fachada envolvente da la cara a los cuatro puntos cardinales, evitando los “paredones” agresivos muy usuales en Cochabamba.

El edificio tiene una forma poco convencional. ¿Cómo la imaginó?

El volumen principal se genera de la extrusión de la planta en forma de gota y del retroceso gradual de la línea frontal del edificio según crece en altura para no ocasionar sombra al Paseo del Prado. Esto resulta en un frontis enmarcado en dos columnas curvas muy esbeltas que se elevan abriéndose hacia el cielo.