Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

Bolivia duda la buena vecindad que Chile dijo ofrecer en La Haya

Bolivia duda la buena vecindad que Chile dijo ofrecer en La Haya

Bolivia desmintió, con cifras y hechos, una parte del alegato de conclusión del agente de Chile, Claudio Grossnann que afirmó el miércoles, dirigiéndose a los magistrados de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que su país ofrecía a Bolivia una buena vecindad a pesar que ambos países carecen de relaciones diplomáticas hace más de medio siglo, con un paréntesis a mediados de los "70.


"Chile dice ser vecino amable y respetuoso del derecho. Su amabilidad es prohibir ingreso de autoridades del Legislativo y Ejecutivo de Bolivia, encarcelar bolivianos que luchan contra el contrabando y mantener la frontera con minas antipersonales. Invasión armada no crea derecho", salió al paso por Twitter el presidente boliviano Evo Morales, tras escuchar el cierre de los alegatos chilenos y de la vista oral del juicio marítimo impetrado por Bolivia a Chile en la CIJ.

"Señorías, Chile mantiene políticas de integración con todos sus vecinos incluyendo a Bolivia, Bolivia es un vecino crucial, es un país que es un tercio más grande que Chile continental, es rico en recursos naturales y tiene acceso al Pacífico a través de Chile y Perú, y acceso al Atlántico por sus países vecinos. Chile desea una estrecha relación con Bolivia sobre la base de un respeto recíproco", alegó Grossnann en los tramos finales de la fase oral en La Haya que concluyó a la espera de la lectura del fallo antes de diciembre.

Preguntado por la prensa chilena si Chile hacía las veces, al negar un paso soberano al mar a Bolivia, de "carcelero de un pueblo cautivo", tal como lo denunció la abogado francesa Monique Chemillier, que defiende la causa boliviana en la CIJ, el canciller Fernando Huanacuni dijo que "el encierro que Bolivia tiene, ciertamente afecta".

"Nosotros tenemos miles de camiones que pasan con la carga que entra y sale de Bolivia y hemos tenido dificultades. Ustedes (los periodistas) recuerdan esos 100 días de paro aduanero que afectó millones de dólares" en el comercio exterior boliviano y que nadie en Chile se hizo cargo, sostuvo.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina, Chile encabezó el índice de conflictividad vinculado a paros en puertos de la región, con una concentración de 42 por ciento de conflictos entre 2010 y 2014. 

Un bienio más tarde registró 134 días de paros en sus puertos, a lo que volvió a sumar las huelgas de su Aduana.

Entre 2015 y 2016 el promedio de paro en Chile, en lo que a puertos y aduanas se refiere, fue de 21 días por año. 

"Estos paros representaron una afectación equivalente a 2.500 dólares de pérdida por día de paro y por camión detenido", reseñó el Presidente boliviano en otro tuit.

Chile ha privatizado los puertos por donde Bolivia goza, supuestamente, de libre tránsito en virtú del Tratado cuya observación invocó el agente y el canciller chilenos recurrentemente en los 10 días de alegatos orales en La Haya.

Morales se quejó por el trato diplomático que Chile otorga a Bolivia desde hace un par de años y la presencia militar en la frontera como así las minas antipersonas y antitanques con que su Ejército erizó la frontera binacional hace más de 40 años y que pese a la Convención de Otawa, firmada por La Moneda, no han sido retiradas.

"Hay ejercicios militares vinculados a aquellos desarrollados de manera conjunta con otros países, como una forma de amedrentamiento. Se instalaron 181.114 minas antipersonales en inmediaciones de la frontera con Bolivia, que no fueron retiradas", denunció Morales al contradecir implícitamente a Grossnann.

Los alegatos del agente chileno se escucharon en la Corte a contrapelo del encarcelamiento y juzgamiento de 13 militares y agentes de la Aduana de Bolivia que combatían el contrabando hace un par de años y que Chile acusó de robo de camiones con mercancías que nunca mostró a la prensa.

En 2013 igual suerte corrieron, pese la protesta de La Paz, 11 soldados bolivianos, tratados como criminales por ingresar 200m en territorio de Chile cuando perseguían a contrabandistas.

Ese año, el entonces ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, parte de la delegación chilena en La Haya y que el martes pasado ac acusó al presidente Morales de ser "aspirante a dictador", amenazó con soltar a las Fuerzas Armadas chilenas para hacer respetar el Tratado de 1904, recurrentemente invocado estos días en La Haya. 

Bolivia y Chile, que mantienen otro juicio paralelo en la CIJ, instaurado por La Moneda, a raíz de la propiedad de las aguas manantiales del Silala, nacidas inobjetablemente en territorio boliviano, rompieron relaciones en 1961.

Debido a la decisión de Chile de desviar las aguas del binacional Río Lauca, sin siquiera aviso a su contraparte, para irrigar la puna de Atacama.