Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:02

Maradona entra al “camarín de la eternidad”

El astro argentino fue despedido por una multitudinaria hinchada albiceleste, que se enfrentó a la Policía porque no tuvieron la oportunidad de darle el último adiós. 
Maradona entra al “camarín de la eternidad”

Los restos de Diego Maradona fueron sepultados ayer en un cementerio de la periferia de Buenos Aires tras la multitudinaria y caótica despedida que miles de argentinos dieron al máximo astro del fútbol. 

El Pelusa fue sepultado en el cementerio Jardín Bella Vista, donde ya estaban enterrados sus padres, Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, que fallecieron en 2015 y 2011, respectivamente.

Apenas una treintena de personas participó del último adiós al “10” en el cementerio, donde se realizó una ceremonia religiosa presidida por un sacerdote junto al féretro, envuelto en una bandera argentina.

En la despedida íntima participaron familiares de Maradona, entre ellos sus hijas Dalma y Gianinna, su exesposa Claudia Villafañe y su exrepresentante Guillermo Cóppola.

La ceremonia fue privada y duró cerca de una hora. Fue el final de una jornada marcada por un adiós popular no exento de demostraciones de dolor, pasión futbolera y hasta violentos desbordes callejeros.

Por decisión de la familia, los restos de “el 10” fueron velados en una capilla ardiente montada en una de las salas principales de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

La fila para ingresar a la Casa Rosada se extendió casi por dos kilómetros y los incidentes se desataron cuando algunos fanáticos, temiendo no poder acceder ante el inminente cierre de la capilla ardiente, tumbaron vallados y se enfrentaron con la Policía. Lo que obligó a cerrar el ingreso y a retirar el féretro a un salón contiguo por seguridad.