Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 22:08

Mujeres muestran que todo es posible

Mujeres muestran que todo es posible

De mayo

La población boliviana se apresta a celebrar una de las fechas más esperadas: el Día de la Madre.

Desde inicio de mes, los medios de comunicación la nombran con frecuencia. OPINIÓN dialogó con siete mujeres que muestran coraje, pasión y revelan sus secretos.

Perseverancia es la llave que abre puertas

Consultadas sobre ¿Cuál es el secreto para alcanzar el éxito siendo madres, trabajadoras, esposas e hijas?, siete mujeres que viven en Cochabamba revelan en este suplemento, sus claves.

Todas coinciden en que no es fácil ser madre cuando se tiene un trabajo exigente, que requiere de mucho esfuerzo, de redoblar el tiempo de permanencia en la fuente laboral. Pero, cada una, a su modo, demostró que con coraje, amor, pasión, pero sobre todo perseverancia, es posible alcanzar los sueños y acercarse al éxito.

Confiesan que duermen poco, porque además de trabajar, le dedican horas a la labor maternal. Muchas se quedaban estudiando hasta en las madrugadas y así se han formado profesionalmente.

Lamentan haber descuidado a sus hijos por salir a trabajar temprano y regresar tarde, hay hasta sentimiento de culpa en ellas. Sin embargo, saben que nada de lo que tienen ahora lo habrían conseguido si es que no tomaban la decisión de sobrevivencia, en algunos casos, o de emprendimiento en otros.

Francisca Domínguez Leaño, más conocida como la dueña de pollos “Panchita” se convirtió de aquella señora tímida, en una mujer luchadora que construyó, en base a tres pollos, un emporio de 25 sucursales en cuatro ciudades del país.

Carla Doria Medina, la gerente regional de Operaciones del Banco Bisa, está segura que no hay imposibles en la vida cuando hay decisión de lucha.

Luz Mary Zelaya, de la Cámara de la Pequeña Industria, muestra su fuerza a la hora de exigir espacios para los productores.

La ejecutiva de VIVA Cochabamba, Gabriela Andrade, declara que la pasión y sus hijos son el impulso de su vida y que tiene mucho por andar aún.

La dueña de Metropolitana Viajes, Liliana de Mendizábal, advierte de cambios en el rol de madres. Asegura que es difícil, pero que todo se consigue si la pareja ayuda.

La gerente Regional de la Red Uno, Verónica Eterovic, habla de su trayectoria en la televisión, de sus sueños y de sus hijos.

María Inés Carrasco gerente la importadora de vehículos más grande: Imcruz. La clave para ella es organizarse, trabajar y siempre quedará tiempo.

La historia

La historia señala que tras los levantamientos armados que se produjeron en La Paz, Chuquisaca y Oruro a partir del año 1809, Cochabamba era la llamada a seguir el ejemplo de sus regiones vecinas con el fin de derrotar el dominio español encabezado por el general realista José Manuel de Goyeneche.

En ese marco, tras la sublevación reprimida de Sipe Sipe, Goyeneche emprendió camino hacia la Argentina con el fin de invadir sus provincias y apagar el fuego revolucionario que se había iniciado.

Con lo que no contaba Goyeneche es con la nueva insurrección que se produjo tras la salida del comandante español. Luego de enterarse de la nueva rebelión, Goyeneche retornó a Cochabamba y enfrentó a los patriotas encabezados por Esteban Arze, a quienes derrotó el 24 de mayo de ese mismo año.

Como no había hombres en la ciudad (porque estaban en otras batallas en el país) y a fin de proteger a sus hijos, las mujeres de la ciudad decidieron organizarse y armarse para hacer frente a los españoles.

Tres días después, la ciudad de Cochabamba fue tomada tras la resistencia heróica de las mujeres cochabambinas en la colina de San Sebastián, mujeres que al ver cómo morían sus esposos, hermanos y padres, no dudaron en ir a defender la patria encabezadas por la ciega Josefa Gandarillas, quien arengó a sus compañeras para ir a la lucha.

En esta colina, más conocida como de la Coronilla, cientos de mujeres murieron a manos de las fuerzas realistas.

http://aclo.org.bo

Datos

Por ley

El Día de la Madre se recuerda por Ley de la República del 8 de noviembre de 1927, que determina que cada 27 de mayo, se rinda homenaje al ser dador de vida y amor por excelencia.

En su único artículo, esta ley indica que se le debe rendir honores a la madre en todos los colegios e instituciones educativas, al igual que visitar los monumentos conmemorativos.

Gran parte de esta recordación se originó con el valor y el compromiso que tuvieron con su patria las mujeres cochabambinas, valor que quedó demostrado en el campo de batalla el 27 de mayo de 1812 en la conocida Batalla de la Coronilla con motivo de la independencia de la República.