Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:57

Corpus Christi

Corpus Christi



¿Qué es?



Corpus Christi (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini (“Cuerpo del Señor”), es una fiesta de la iglesia Católica destinada a celebrar la Eucaristía.

La Eucaristía -derivada del griego Eukharistia “Acción de gracias”- es uno de los siete sacramentos instituidos por Cristo para que participemos de la vida de Dios. Es el mayor de todos los sacramentos, porque contiene a Cristo mismo, el autor divino de los sacramentos y además es el verdadero centro del culto católico, el corazón de la fe.

Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.

La celebración se lleva a cabo el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés (es decir, el Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección). El Corpus Christi es el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte.

Historia



El Corpus Christi surgió en la Edad Media, cuando en 1208 la religiosa Juliana de Cornillon promueve la idea de celebrar una festividad en honor al cuerpo y la sangre de Cristo presente en la Eucaristía.

Así, se celebra por primera vez en 1246 en la Diócesis de Lieja (Bélgica). En 1263, mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la hostia consagrada brotó sangre, según la tradición. La ciencia ha tratado de explicar este suceso atribuyéndolo a la probable presencia en el pan del pigmento rojo prodigiosina segregado por la bacteria Serratia marcescens. Este hecho, muy difundido y celebrado, dio un impulso definitivo al establecimiento como fiesta litúrgica del Corpus Christi.

Fue instituida el 8 de septiembre de 1264 por el papa Urbano IV, mediante la bula Transiturus hoc mundo. En el Concilio de Vienne de 1311, Clemente V dará las normas para regular el cortejo procesional en el interior de los templos e incluso indicará el lugar que deberán ocupar las autoridades que quisieran añadirse al desfile.

En 1316, Juan XXII introduce la Octava con exposición del Santísimo Sacramento. Pero el gran espaldarazo vendrá dado por el papa Nicolás V, cuando en la festividad del Corpus Christi del año 1447, sale procesionalmente con la Hostia Santa por las calles de Roma. En muchos lugares es una fiesta de especial relevancia.

En España existe el dicho popular: Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión, lo que da idea del arraigo de esta fiesta. Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que el mismo Cuerpo de Cristo se exhibe en una custodia.

La tradición en Bolivia



En Bolivia, el Corpus Christi se celebra con la asistencia a la Eucaristía que se realiza en los templos, pero además se desarrollan procesiones donde se arman tapetes religiosos con pétalos de flores.

En el departamento de Cochabamba, el municipio de Quillacollo se destaca por realizar grandes y hermosos tapetes florales en las afueras del templo de San Ildefonso, donde está la venerada Virgen María de Urcupiña.

En la ciudad, aunque en menor grado, estudiantes de diversos colegios intervienen en el armado de figuras. Pétalos de rosas, margaritas, claveles, y una variedad inmensa de flores es utilizada para armar el cáliz, el rostro de Cristo y otras.

Asimismo, la población católica tiene la tradición de consumir una variedad de frutas de la época. A diferencia de Cochabamba, en otras regiones del país como en la zona andina se entremezcla la misa con la tradicional ch’alla y bendición de bienes, y se realizan procesiones con el símbolo de la Santa Eucaristía. Mientras que en Santa Cruz se festeja con una gran misa pública en el estadio Tahuichi Aguilera, la que es presidida por el Cardenal, y donde se presentan coloridas coreografías a cargo de las juventudes católicas.

Celebración



¿En qué consiste la celebración? Básicamente, en una misa en la que se conmemora la Eucaristía, una liturgia de consagración del pan (hostia) y el vino, el cuerpo y la sangre de Jesucristo. De ahí su nombre, pues el latín Corpus Christi se traduce como Cuerpo de Cristo.

Las actividades religiosas de este año adquieren una mayor relevancia por la proximidad de la visita del papa Francisco del 8 al 12 de julio. En Bolivia, se espera que la presencia del papa logre y renueve la conciliación en el país, aúne al pueblo y a la familia. El principal mensaje del Papa es que la Iglesia y los católicos deben "velar con la oración y con la acción para que a nadie le falte el pan, el trabajo, la educación y la sanidad".

Los centros educativos de Cochabamba, además de elaborar los tapetes florales preparan pequeños paquetes de alimentos para donarlos a las familias más necesitadas.