Cochabamba, Bolivia, Jueves 12 de octubre de 2017
Noticias
Literatura /// El escritor vallegrandino presentará hoy “Bolivian Spiritual” en la FILC

Narcotráfico es desnudado en última novela de Vargas

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: Luis Carlos Sanabria L. | 12/10/2017



El reconocido escritor Manuel Vargas Severiche, autor de un importante número de obras e impulsor de la editorial Correveidile, además de la revista de cuento con el mismo nombre y la revista infantil

El Chaski, presentará hoy, en la Feria Internacional del Libro de Cochabamba (FILC) su última novela “Bolivian Spiritual”.

A continuación una breve reseña de la novela que será presentada a las 18:00 horas en el salón Adela Zamudio.

RESEÑA Un pueblo olvidado de Dios en el yermo altiplánico boliviano encuentra en el narcotráfico un rentable negocio. Haciendo un ejercicio reduccionista al máximo y quizás arbitrario, este vendría a ser el argumento central de la última novela de Manuel Vargas “Bolivian Spiritual”. El autor, en esta su última novela, nos propone un paseo a través de la historia y la actualidad de un pueblo que aunque ficcional, retrata con un realismo enciclopédico la realidad de otros pueblos antiguos y olvidados por Dios y las autoridades estatales en los páramos montañosos de Bolivia.

Un indígena busca en la migración escapar de las guerras entre ayllus, clanes que se atacan constantemente sin que el Estado pueda arbitrar las disputas, no por falta de capacidad sino más bien de interés. Esta misma razón servirá para que aquella tierra, en la que la ley boliviana no vale porque no hay quien la controle, sea el espacio ideal para que los habitantes intenten salir de la miseria respaldados en el narcotráfico. El personaje, al regresar a su terruño natal, se ve envuelto en los avatares singulares de un pueblo que dice ser parte de Bolivia, aunque el Estado se haya olvidado de él.

Hasta acá la propuesta podría parecer sencilla y hasta lugar común de película taquillera. Sin embargo, este relato se complejiza en distintos niveles: El formal, en términos de estructura, el histórico, y claro, el crítico que se sirve de la ficción para poner en evidencia algo de la realidad cotidiana.

En el sentido formal, la historia se construye utilizando una polifonía diversa. En una primera parte, en la que se nos cuenta la historia, la voz corresponde a un habitante del pueblo de los Piedras, que narra los acontecimientos importantes desde la época previa a la colonia.

En lo histórico, a pesar de ser un pueblo ficcional del que se habla, los datos no solo son más que verosímiles, sino que también pueden ubicar al lector en conflictos que fueron sonados hacia finales del siglo XX, cuando una guerra entre clanes en un territorio olvidado se hizo mediática.

Quizás el punto más fuerte en la novela sea la crítica que plantea al Gobierno y al Estado, exhibiendo la descomposición de una sociedad que siempre vivió al margen y que encontró en el narcotráfico una vía fácil de progreso.

Más que plantear una crítica moralista fácil, cuestiona los componentes del discurso político del “vivir bien”.





  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.