Cochabamba, sábado 24 de agosto de 2019

Cochabamba consume más plástico que cuatro departamentos juntos

| DAYANA FLORES A. Twitter: @DiarioOpinion | 04 agos 2019

Un solo plato de comida para llevar es puesto hasta en cinco bolsas plásticas. Ejemplo, un kawi. Las papas, el arroz, el chuño y la carne van en una bandeja desechable que, para que no deje que nada se derrame, está tensada con un segundo plástico; el caldo va separado en una tercera bolsa; la llajwa en un cuarto mini plástico; y, finalmente, todo dentro de un quinto empaque “con agarrador”, también plástico.
Imagínese si solo 100 personas piden kawi, u otro platillo, para llevar -esa es la cifra referencial de pedidos que tiene un negocio gastronómico de Cochabamba que prefirió mantener en reserva su identidad-, se gasta al menos medio millar, entre de bolsas y bandejas, de plástico en cuestión de horas.
¿Cuánto tiempo de uso le da un cliente a los cinco plásticos que se gastaron en un solo plato que pidió para llevar? En lo sumo una hora, siendo optimistas. La mayoría solo transporta los alimentos y, luego, bota todo a la basura, donde tardará al menos 400 años en descomponerse.
El daño medioambien-tal que provoca el plástico es silencioso y casi todos los cochabambinos son cómplices.
 Cochabamba demanda más plástico que cuatro departamentos de Bolivia juntos, de acuerdo con un análisis de datos remitidos a este medio de comunicación por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en información del Instituto Nacional de Estadística (INE).

CIFRAS
Entre enero y julio de 2019, Cochabamba importó más de 10.2 millones de kilogramos de plásticos de diferente tipo, según el IBCE. Esa mercancía tenía un valor de más de 30.5 millones de dólares.
Las poblaciones de Potosí, Beni, Chuquisaca    y Pando, en conjunto, demandaron menor cantidad de ese material durante el mismo período. Las cuatro ciudades consumieron algo más de 1.7 millones de kilogramos de plástico.
Potosí, por ejemplo, importó 1.1 millones de kilogramos de ese material,       valuados en 4.8 millones         de dólares.
Mientras que Beni, compró del exterior 254 mil kilogramos de plásticos, a 769.994 dólares.
Chuquisaca solo demandó 255.376 kilogramos, que costaron 251.612 dólares.
Y la gente de Pando usó entre enero y julio 22.904 kilogramos, que costaron algo más de 56 mil dólares.

MÁS DEMANDA
El departamento valluno está entre los cinco de Bolivia que más plástico importan.
En primer lugar se encuentra Oruro, cuyas cifras “plásticas” son exorbitantes, pues superan en casi 10 veces a las de Cochabamba.
En los primeros siete meses de 2019, Oruro importó más de 105 millones de kilogramos de plástico, por un valor de más de 140 millones de dólares. 
En segundo lugar está Santa Cruz, que importó más de 64.9 millones              de kilogramos de plástico en el mismo lapso de tiempo.
El tercer lugar es para La Paz, con más de 33.3 millones de kilogramos importados.
Tarija está en cuarto puesto, con más de 23.7  millones de kilogramos.
Y, el quinto puesto es para Cochabamba.

2018
La gestión pasada, todo el país importó más de medio millón de kilogramos de diferentes plásticos.
El valor de la importación supero los 982 millones de dólares, según el IBCE, con base en datos del INE.
Hasta julio de 2019, la tendencia es similar a la de 2018, pues Bolivia ya importó más de 239 millones de kilogramos de plástico. Es posible que, hasta que culmine la gestión, esa cifra se duplique y vuelva a superar el medio millón.

SITUACIÓN
Para frenar este uso desmedido, esta gestión se propuso una Ley de Reducción y Reemplazo de Bolsas Plásticas de Bolivia, cuyo tratamiento está frenado hace al menos tres meses. Esperan que sea aprobada esta gestión.
Entre tanto, hay iniciativas de emprendimiento cochabambinos que desalientan el uso de plásticos, haciendo descuentos en sus precios y dando yapa (aumento) a los clientes. Hay más detalle en las siguientes páginas.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa