Cochabamba, sábado 24 de agosto de 2019

Sus cuerpecitos rompen el silencio cuando ellas no pueden

| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 28 jul 2019

Ella podía callarlo, pero su cuerpecito no. Con apenas 11 años de edad, una niña no resistió una clase de educación física y se desvaneció en la cancha deportiva de una unidad educativa de Pando. La socorrieron pensando que se trataba de cualquier enfermedad, menos de un síntoma de su embarazo. Era difícil suponer que esa pequeña, aún en desarrollo físico, estaba gestando un nuevo ser hacía 14 semanas (más de tres meses), pero en contra de su voluntad. Fue violada por un joven de 22 años, en marzo de 2019.
Como ella, otras niñas y adolescentes bolivianas que son embarazadas por sus violadores transcurren semanas y, muchas veces, meses, gestando a un bebé en silencio. A veces, sus estados de gravidez son confundidos por sus familiares e, incluso, por ellas mismas, con infecciones estomacales o pasan desapercibidos porque parecen "simples" dolores de barriga. Pero, cuando sus cuerpecitos ya no pueden más, claman ayuda con fiebre, dolor en el abdomen o desmayos, manifestaciones que obligan al entorno a acudir a centros médicos u hospitales donde la verdad se descubre

La mayoría de los embarazos que resultan de una violación son develados en estadios avanzados, incluso, en el octavo mes de gestación. En septiembre de 2018, se reveló el caso de una niña de 12 años de La Paz que fue violada por un adolescente de 16 años. Quedó embarazada y, en el cuarto mes de gestación, el exceso de fiebre y malestares que tenía, obligó a que sus padres la llevaran a un centro de salud donde el personal médico ni sospechó de su estado y solo le suministró calmantes. Recién en el octavo mes, a 30 días de alumbrar, su condición fue obvia

La representante del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres en Bolivia (Cladem), Patricia Bráñez, informó que entre 2016 y 2018, 9.552 menores de 14 años acudieron a centros de salud de Bolivia para un primer control prenatal. Pero, del total, 3.026 tenían embarazos que superaban el quinto mes, según Cladem, con base en datos del Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS), dependiente del Ministerio de Salud

Bráñez dijo que esas cifras confirman que algunos de estos casos salen a luz cuando las gestaciones ya son avanzadas, lo que supone que la concepción de un bebé ya es comprometedora físicamente y psicológicamente para las menores, y también para su futuro.
CASOS
El mes pasado, la familia de una niña que fue víctima de violación en Santa Cruz optó por la Sentencia Constitucional Plurinacional 206/2014, que avala el aborto, siempre y cuando el embarazo sea consecuencia de un delito de violación, estupro o incesto. La menor fue sometida a una interrupción legal de su gestación en la semana 26 (casi siete meses de gestación); estaba a un mes o dos de dar a luz. Le suministraron tabletas por vía oral y vaginal, pero, el bebé sobrevivió

Bráñez dijo que se llegó a esa situación, inédita y amplificada por los medios de comunicación internacionales, porque muchos profesionales que estaban ordenados por ley a proceder con la interrupción del embarazo de la adolescente presentaron cartas de "objeción de conciencia", a ello se sumó la "intervención de las diferentes iglesias y grupos conservadores que interfirieron en la aplicación de la normativa nacional". Bráñez cuestionó también que ese grupo de gente -conservadora- haya bautizado al bebé y, tras ello, no volvió a decir "absolutamente nada". "Se protege la vida, pero ¿qué de la vida que nace?, ¿qué de esa niña que ha sido obligada a tener un hijo que no deseaba?, ¿salvar las dos vidas y, después, qué?".
DETALLES
De los 40 casos de menores de edad embarazadas en Bolivia producto de una violación entre 2018 y 2019, hubo escasos que se descubrieron antes del segundo mes de gestación, los demás, en promedio, se denunciaron entre el cuarto y sexto mes

En ninguno de los hechos la niñas hablaron, sino sus cuerpecitos, cuando, en contra de la naturaleza, eran forzados a prepararse para engendran un nuevo ser.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa