Cochabamba, martes 20 de agosto de 2019

20 recomendaciones para evitar las enfermedades gastrointestinales

| GINEBRA/EFE Twitter: @DiarioOpinion | 28 jul 2019

El estómago es un órgano que se encuentra entre el esófago y el intestino delgado. En él comienza la digestión de las proteínas. El estómago cumple con tres funciones: almacena la comida deglutida, mezcla la comida con los ácidos gástricos y luego envía todo hacia el intestino delgado

Casi todos tuvieron alguna vez un malestar en el estómago. La indigestión y la acidez son problemas comunes.
Es posible aliviar algunos problemas gástricos siguiendo los siguientes 20 consejos. Otros problemas como las úlcera pépticas o la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) necesitan atención médica.
1. Crear hábitos de horarios de ingesta de comidas. El cuerpo necesita alimentarse a unas horas fijas. El desorden alimenticio es una de las principales causas de enfermedades gastrointestinales.
2. Es clave alimentarse con conciencia, es decir estar concentrados a la hora de comer y no hacer nada alterno. Por ejemplo, comer mientras se está trabajando no es saludable.
3. Se recomienda no ingerir líquidos con las comidas principales ya que se diluyen los jugos ácidos, los cuales se requieren en una adecuada concentración en el estómago y para digerir la comida sólida.
4. Masticar mínimo 30 veces por bocado de comida. Parece ser un mito, pero está demostrado que mejora la correcta función digestiva del cuerpo humano.
5. Una dieta balanceada. Las personas, además de que no acostumbran al cuerpo a comer en horarios adecuados, están ingiriendo comidas poco saludables lo cual aumenta su riesgo de padecer enfermedades digestivas.
6. Evitar actividades que impliquen la absorción de mucho aire por la boca, como fumar, comer con mucha rapidez, masticar chile y tomar bebidas con gas.
7. Controlar el estrés recurriendo a terapias de relajación o cognitivas. También se puede hacer ejercicio con este objetivo, entre tres y cinco veces a la semana, pero nunca después de las comidas.
8. Descansar suficiente. Dormir al durante ocho horas.
9. Comer porciones pequeñas, nunca más de lo que satisface. Es preferible comer menos cantidad, con más frecuencia y de forma regular.
10. No consumir los alimentos a temperaturas extremas y, en lo posible, evitar sobre todo alimentos muy calientes.
11. Incrementar el consumo de frutas, cereales integrales y vegetales.
12. Aprender a identificar los alimentos que hacen daño y evitarlos.
13. Moderar el consumo de grasas, productos derivados de la leche e irritantes del aparato digestivo como café, tabaco, picante, alcohol y bebidas gaseosas.
14. Beber abundante agua simple.
15. No ingerir alimentos en lugares con higiene deficiente, con el fin de evitar el contagio de bacterias y parásitos perjudiciales.
16. Evitar el uso durante un largo plazo de medicamentos que puedan irritar el estómago.
17. No pasar periodos largos de ayuno.
18. Hacer actividad física después de ingerir alimentos. Cuenta, por ejemplo, lavar la vajilla o poner en orden la casa.
19. Evitar comer carne cruda.

20. Lavar las frutas y verduras antes de ingerirlas.

La alimentación es un remedio


Las enfermedades gastrointestinales que se tratan mediante hábitos dietéticos son la celiaquía, la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) o la dispepsia. Otros trastornos gastrointestinales que también están ligados a determinados hábitos dietéticos son la diarrea, el estreñimiento y el meteorismo o flatulencia.


Calor aumenta estas enfermedades

Cuando las temperaturas se elevan, la propagación de los gérmenes causantes de las enfermedades gastrointestinales también

Con el calor, se incrementan los casos de diarrea, por ejemplo. Por esa razón, los médicos recomiendan a los pacientes acentuar el lavado de manos durante esa temporada





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa