Cochabamba, martes 20 de agosto de 2019

Embarazo y salud bucal, matrimonio delicado

La gingivitis y la caries son los principales problemas dentales registrados durante el período de gestación.
MADRID/EFE | | 18 jul 2019


La importancia de este tema, ha llevado a la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y a la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) a elaborar un informe de salud bucal en la mujer embarazada.

El informe aboga por realizar los tratamientos periodontales necesarios antes del embarazo frente a los tratamientos realizados durante el periodo de gestación, ya que se pueden realizar terapias más largas o completas.

Además, se elude el estrés que puede suponer cualquier tratamiento dental para la embarazada.

En su boca son frecuentes alteraciones como la inflamación de la encía o la aparición de caries; y, en concreto, los tejidos periodontales (encías) experimentan cambios vasculares, celulares, microbiológicos e inmunológicos.

El informe, explica el ex presidente de SEPA, el doctor Adrián Guerrero, aporta mensajes clave dirigidos tanto a las mujeres como a los profesionales que van a tratarlas (obstetras y profesionales de la salud oral).

Detalla, por ejemplo, cómo y cuando deben emplearse los fármacos, y cuales están o no permitidos según el periodo de gestación.

Para la doctora Isabel Santa Cruz, coordinadora del grupo de trabajo SEGO-SEPA es muy importante que la mujer llegue al embarazo en las mejores condiciones de salud periodontal.

Son bien conocidos, y seguidos, los recursos existentes para una correcta preparación de la mujer para el parto.

El problema más común es la caries

Sobre la caries, el documento afirma que se ha observado un empeoramiento de caries pre-existentes por los siguientes factores:



- Cambios nutricionales, tales como cambios en los hábitos dietéticos, con mayor tendencia a las comidas dulces y a comer entre horas.

- Los estrógenos modifican las peroxidasas salivares, que son activas frente a diversos microorganismos.

- Cambios en los hábitos de higiene oral, que puede verse dificultada por las náuseas.

- En el embarazo pueden producirse importantes cambios en la conducta, que pueden también afectar a los hábitos de higiene oral.

- Los vómitos, frecuentes en el primer trimestre del embarazo, favorecen por la acidez la desmineralización del diente.

El diagnóstico precoz de las caries dentales durante el embarazo es esencial, ya que las lesiones de esmalte incipientes pueden ser tratadas de forma no invasiva.

Además, se han reportado casos de debilitamiento dental durante el embarazo. Por lo cual se recomienda realizar un tratamiento de administración de calcio en la panificación.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa