Cochabamba, martes 20 de agosto de 2019

¿Cómo identificar la neumonía en niños?

Esta infección respiratoria es altamente peligrosa para algunas poblaciones vulnerables como los más pequeños y los ancianos.
PERÚ/RPP | | 04 jul 2019


A medida que la temperatura disminuye, el registro de infecciones respiratorias agudas aumenta, entre ellas una muy peligrosa: la neumonía.

Dificultad para respirar y lactar, persistencia de fiebre por más de 48 horas, irritabilidad y somnolencia, ausencia de la sonrisa social o convulsiones son signos de alarma de la neumonía que los padres de familia deben identificar en los niños de manera oportuna.

Así lo dio a conocer la especialista de la Dirección de Intervenciones por Curso de Vida y Cuidado Integral, Eliana Santa Cruz, quien informó que si un niño presenta estos signos debe ser llevado de inmediato al establecimiento de salud más cercano para que reciba un tratamiento.

Se debe priorizar los casos de aquellas familias más vulnerables que se caracterizan por tener factores de riesgo que pueden desencadenar la neumonía grave en sus niños.

“En este caso el personal de salud debe tomar en cuenta la situación de niños menores de seis meses, prematuros que no tengan sus vacunas completas, sin control de crecimiento y desarrollo, así como desnutrición moderada a severa y una enfermedad cardiaca congénita, que son factores de riesgo”, explicó.

Según reportes epidemiológicos, la neumonía es una de las primeras causas de mortalidad en varios paises latinos en niños menores de 5 años y su tendencia es ascendente en los últimos tres años. Situación en la cual los servicios de salud han puesto énfasis durante los últimos años, movilizando personal de salud hacia las zonas alejadas de las ciudades para realizar los controles.

Recomendaciones para los padres:

Al tratarse de una población vulnerable, los padres y cuidadores deben poner especial atención en los niños. Sin embargo, a pesar de la gravedad de esta enfermedad, se puede prevenir tomando algunas medidas sencillas que deben convertirse en simples hábitos del diario vivir al interior de los hogares.



Por ejemplo:

• Realizar el lavado de manos antes de dar de lactar y preparar los alimentos, después de ir al baño, cambio de pañales y estar en contacto con animales o personas con problemas de salud.

• Dar lactancia materna exclusiva, hasta los 6 meses de edad.

• Dar alimentos nutritivos después de los seis meses, y continuar la lactancia hasta los dos años de edad.

• Vacunación contra el neumococo en niños menores de 5 años y contra influenza, sarampión, rubeola y paperas (SRP).

• Evitar la anemia consumiendo alimentos ricos en hierro. Además, cumplir con el esquema de suplementación preventiva según norma técnica.

• Evitar la exposición a los contaminantes del aire ambiental (humo de leña y kerosene dentro de los hogares) y ventilar la casa.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa