Cochabamba, martes 20 de agosto de 2019

La contaminación ambiental ya es una emergencia de salud

El neumólogo de la Caja Nacional de Salud Víctor Hugo García Paredes advierte que en la época de invierno la concentración de contaminantes es mayor en Cochabamba, lo que predispone a las enfermedades respiratorias.
REDACCIÓN | | 04 jul 2019


En la época de invierno, las temperaturas bajas, con aire seco (es el caso de Cochabamba), producen el aumento de la concentración de los contaminantes (inversión térmica y efecto invernadero), predisponiendo a las infecciones respiratorias agudas y la exacerbación de las enfermedades crónicas como el asma, la bronquitis crónica, alergias respiratorias y dolencias cardiorrespiratorias, entre otras, afirmó el médico neumólogo del Policlínico de Atención Integral en Salud de Especialidades (PAISE) de la Caja Nacional de Salud Víctor Hugo García Paredes.

El especialista afirmó que en América Latina, las ciudades más afectadas por los contaminantes que se originan por la actividad humanas son Ciudad de México, San Pablo (Brasil), Santiago de Chile y Cochabamba.

Recordó que a pesar de que Estados Unidos y otros países han logrado avances en la legislación y en el control de la contaminación, los resultados actuales demuestran que la contaminación atmosférica no es fácil de controlar, “aunque se cuente con la voluntad política y con los recursos tecnológicos para hacerlo.

El médico, a manera de repaso, manifestó que la gran preocupación por los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud humana ha adquirido importancia después de los “graves episodios” de contaminación por óxido de azufre, en Londres (Inglaterra), en diciembre de 1952, con la muerte de 4.000 personas “más de lo esperado”.

“Estas situaciones llevaron a estudiar otras situaciones en las que se registran niveles más bajos de contaminantes, pero sostenidos en el tiempo, como ocurre en ciudades de rápido desarrollo”, puntualizó el especialista.

Argumentó que debido a estos hechos, surge el interés por identificar un nivel seguro de contaminantes del aire, por debajo del cual no hubiese efectos negativos para la salud de las personas.

Recordó que los efectos de los contaminantes sobre la salud se han estudiado a través de ensayos de laboratorio en las células, tejidos animales o humanos voluntarios que están expuestos a 1 o más contaminantes. “También mediante diseños epidemiológicos que buscan seleccionar los niveles observados de contaminantes con la morbilidad, mortalidad o cambios funcionales y bioquímicos de la población estudiada”.

El neumólogo concluyó que “por estas observaciones, es un hecho que los ingresos hospitalarios y la mortalidad, sobre todo por enfermedades respiratorias, se relacionan con los niveles de contaminación”.

Señaló tres efectos de la contaminación sobre la salud de las personas. Los efectos agudos: tos, irritación ocular y cefalea, entre otros, que ocurren tras la exposición a los contaminantes, generalmente después de las 24 horas.

Los efectos crónicos: bronquitis aguda, bronquitis crónica, asma bronquial, rinitis alérgica y cáncer, entre otros, y ocurren después de largas o repetidas exposiciones a contaminantes.

Asimismo, están los efectos de los contaminantes sobre el sistema respiratorio.˚

¿Qué es?

La contaminación atmosférica consiste en la presencia de contaminantes que alteran la composición del aire limpio y que afecta a la salud.

Los contaminantes pueden originarse por la actividad humana (industrias, quemas, automotores etc.). También, pueden ser resultado de procesos de la naturaleza (erupciones volcánicas).

Entre los principales contaminantes podemos mencionar las partículas sólidas y los gases.

Entre las partículas sólidas están el polvo, los líquidos y los aerosoles.

Entre los gases están el óxido de azufre (SO), el óxido de nitrógeno (NO), el monóxido de carbono (CO), ozono (O3) e hidrocarburos.

Por su composición, las partículas contaminantes son orgánicas (hidrocarburos) e inorgánicas (metales, sulfatos y nitratos). 



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa