Cochabamba, sábado 24 de agosto de 2019

El precio que paga un extranjero por hacer turismo de salud en la Llajta

El 80% de los demandantes de servicios médicos son connacionales que migraron y el porcentaje restante, gente foránea. Solo una agencia de viajes de Bolivia tiene paquetes de este tipo.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 30 jun 2019

Un médico junto a un paciente.

Carla, una connacional que vive en Estados Unidos hace más de 10 años, amaneció con la muela inflamada, “tenía la cara hinchada. Ya no aguantaba el dolor”. Se contactó con una amiga que es dueña de una agencia de viajes en Cochabamba y le pidió que “para ese mismo día”, si es que era posible, le programe un vuelo hacia Bolivia. Viajaría hasta el otro extremo del continente americano para consultar con un dentista. En promedio, el pasaje solo de ida hacia la Llajta se cotizaba en algo más de mil dólares, por lo que, en suma, la mujer tenía pensado gastar más de dos mil dólares solo en el viaje, sin considerar los honorarios del odontólogo cochabambino. ¿Por qué no se quedó a consultar en ese país de Norteamérica? Porque, solo la consulta le costaba 500 dólares y lo que ella necesitaba era un implante dental que, en ese lugar, le cotizaron a 9.000 dólares.

Los módicos precios de los servicios médicos cochabambinos frente a los de Estados Unidos o de otros países de Europa; la jerarquía profesional; y los atractivos turísticos son algunos de los elementos que se agruparon para consolidar el turismo de salud en Cochabamba.

Hace cinco años, una agencia de viajes local incursionó en el diseño de paquetes turísticos médicos. Hoy, es la única de Bolivia que internacionalizó sus ofertas y trabaja con tres hospitales privados del departamento: Skip Travel. La Asociación Boliviana de Agencias de Viaje y Turismo (Abavyt) confirmó que “ninguna agencia de viajes asociada cuenta con paquetes especiales para tratamiento médicos en el departamento”.

Jackeline Fernández, gerente general de Skip Travel, contó que, actualmente, tienen convenios con operadoras de turismo que se encuentran en tres ciudades de Estados Unidos (Washington, Miami y Virginia) y en dos de Europa (Madrid y Barcelona). Esas empresas extranjeras promocionan paquetes turísticos de salud diseñados por Skip Travel.

Fernández contó que son packs que están a la par de otros países que impulsan el turismo médico. Es decir, el cliente no tiene que preocuparse ni por el traslado desde el aeropuerto.

Las agencias estadounidenses y europeas venden combos “made in Cochabamba” desde 2.200 dólares que incluyen, como “plato fuerte”, una cita no solo con un médico especialista de un hospital privado de Cochabamba, sino con todos los profesionales de salud que el cliente vea necesarios.

Los potenciales clientes de Skip Travel, que radican en Virginia, Washington, Miami, Madrid y Barcelona, reciben una cartilla con una lista de servicios de salud a los que pueden acceder en tres hospitales privados de Cochabamba (Los Olivos, Los Ángeles o Univalle), marcan los que ven convenientes y los operadores de turismo se encargan de diseñarles una agenda médica que deberán cumplir cuando arriben a Bolivia.

Las opciones preferidas por los turistas son los tratamiento dentales las cirugías estéticas y reconstructivas y las operaciones de vesícula y apéndice.

Además, el paquete de salud incluye boletos aéreos de ida y vuelta, estadía en un hotel cochabambino, souvenirs y un city tours encabezado por guías especializados.

En ocasiones, hay clientes que tiene familia en Cochabamba, por lo que no requieren de hotel. A ellos, Skip Travel les ofrece un “paquete en Urcupiña”, que consta, entre otras cosas, de los asientos reservados para ver la festividad.

Esta última alternativa es bastante demandada por los clientes que llegan de Europa, quienes programan su arribo a Cochabamba para los meses de junio, julio y agosto, que es cuando en esa región hay vacaciones de verano. Permanecen entre un mes y un mes y medio.

Jackeline contó que dentro del combo no están incluidos los precios de otros servicios médicos adicionales que el turista necesitará.

Lo que la agencia hace es el primer contacto entre los pacientes extranjeros y los médicos de Cochabamba, en adelante, los tratamientos, cirugías o remedios que requieran, corren por su cuenta.



DEMANDA

Los que más demandan los paquetes de salud son los connacionales que migraron a Europa o Estados Unidos o los que ya se consolidaron y residen allá, pero llegan, ocasionalmente, a Bolivia.

Según la base de datos de Skip Travel, el 80 por ciento de los turistas de salud son connacionales y el porcentaje restante extranjeros-

En promedio, en épocas altas del año, vacaciones de invierno y de verano, se comercializan hasta un centenar de paquetes de este tipo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa