Cochabamba, martes 20 de agosto de 2019

Lavado de manos: la práctica fácil que puede salvar vidas

Debe convertirse en un hábito constante, ya que dedicarle los insumos y el tiempo adecuados puede ayudar a combatir algunas enfermedades infecciosas, mismas que hoy en día son las principales causantes de muertes a nivel mundial, en poblaciones vulnerables como los niños.
PERÚ/RPP | | 20 jun 2019


El lavado de manos es una herramienta necesaria para combatir enfermedades que podrían llegar a ser mortales.

La diarrea y la neumonía son la principal causa de muerte de niños y niñas alrededor del mundo, enfermedades que pueden prevenirse con un correcto lavado de manos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con EsSalud, solo 2 de cada 10 personas se lavan adecuadamente las manos, una práctica que sirve de barrera para enfermedades intestinales, cutáneas y respiratorias, principalmente.

En nuestras manos se alojan gran cantidad de microorganismos como el estafilococo, estreptococo, virus de la influenza, la escherichia coli, virus que causan parasitosis y dengue. Además, una correcta higiene con agua y jabón protege a la población de infecciones en los ojos, conjuntivitis y otras enfermedades, por ejemplo: influenza o gripe estacional, hepatitis A, tifoidea, diarrea, cólera, parasitosis intestinal, neumonía e infecciones en la piel.

El lavado de manos con agua y jabón tarda por lo menos 20 segundos y es una barrera que previene más de una decena de enfermedades y remueve hasta el 80 por ciento de microorganismos perjudiciales que se ubican en las manos y adquirimos a diario.

Es importante lavarse las manos antes y después de ir al baño, comer, manipular los alimentos, realizar la limpieza del hogar, cambiar los pañales del bebé, atender a enfermos en casa o jugar con tus mascotas. Apenas el 5 por ciento de las personas que usan el baño se lavan las manos luego de usarlo en forma adecuada y por suficiente tiempo para poder acabar con las principales familias de gérmenes responsables de las infecciones.

El lavado de manos es una de las medidas profilácticas para evitar enfermedades más efectivas y simples: las manos incorrectamente higienizadas son las responsables del 50 por ciento de los brotes de infecciones causados por la ingesta de alimentos contaminados.

Lavado de manos

Siete pasos para hacerlo:

1. Libera de tus manos y muñecas toda

prenda u objeto.



2. Mójate las manos con suficiente agua a

chorro.



3. Enjabónate y frótate las manos por lo

menos 20 segundos.



4. Enjuágate bien las manos con abundan

te agua.



5. Sécate utilizando papel toalla o una toa-

lla limpia.



6. Cierra el caño utilizando papel toalla o

una toalla limpia.



7. Elimina el papel toalla o tiende la toalla

utilizada para ventilarla.

El gel no reemplaza

el lavado de manos

Si bien se ha popularizado el uso de geles antibacteriales en reemplazo del lavado de manos, se debe tener en cuenta que no cumplen con esa función. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias, explica que la higiene con agua y jabón es primordial.

“Son un grupo muy grande (decenas) de sustancias químicas, que tienen como propiedad matar a las bacterias. Son usadas para eliminar microorganiamos, si están en una alta concentración y, entre comillas, prevenir infecciones. Se les usa en pequeñas cantidades como preservantes, por ejemplo en cremas de belleza, para que no se infecten”, comenta.

El uso habitual de algunos sanitizadores podrían llegar a resecar la piel y privarla de sus aceites naturales. A consecuencia de ello, la piel suele quedar expuesta ante algunos hongos y bacterias que pueden causar irritaciones en las manos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa