Cochabamba, martes 16 de julio de 2019

Los ex y concubinos están detrás de asesinatos a mujeres en Cochabamba

Ocho de los 13 feminicidios reportados en el departamento en lo que va del año fueron cometidos por hombres con los que las víctimas convivían o con los que habían terminado una relación amorosa.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 16 jun 2019


Noelia Magaly Villarroel de 20 años de edad enamoró durante cuatro meses con quien creyó que era el amor de su vida, un cabo de la Policía de 26 años. Ese tiempo fue suficiente para que ambos tomaran la decisión de convivir.

Moraban en concubinato en una vivienda ubicada en la calle Centeno y Castilla, por inmediaciones a Villa Pagador. Pero, la emoción por pasar los días juntos les duró solo dos meses y fue apagada el 27 de abril de este año con un disparo mortal.

Su concubino supuestamente le dio un tiro en el pecho, aunque él dice que ella se suicidó.

El 61 por ciento de los feminicidios ocurridos en Cochabamba entre enero y junio de 2019 fueron perpetrados por exparejas y concubinos de las víctimas.



MÁS CASOS

Mariela Luz Torrico Pardo fue acuchillada por su concubino el 28 de abril, en una vía pública por inmediaciones a Condebamba.

Ella dejo todo para irse a vivir con él. Su casa, su familia y, entre ellos, sus cinco hijos.

La convivencia duró un mes. Luego, él la celó y tomó la decisión de asesinarla.

Los parientes de la fallecida no conocían al hombre.

Otras tres mujeres también fueron víctimas de sus concubinos este 2019: Daría Medrano (28), que apareció muerta junto a una soga, aparentemente suicidada, pero se presume que su pareja la estranguló; Máxima Marca Rojas (38), que recibió 30 puñaladas en Quillacollo; y Gabriela Miranda Carvallo, que fue hallada maniatada y envuelta en cobertores en Valle de Sacta.



EXPAREJAS

Las exparejas también acabaron con la vida de mujeres en Cochabamba este 2019.

Tres de los 13 feminicidios contabilizados en departamento fueron cometidos por exesposos o exenamorados de las ahora difuntas.

Uno de los casos que consternó más fue el de Rosse Mary Dávila Cruz, de 49 años de edad.

Su exesposo tenía una orden de alejamiento, pero llegó desde Potosí para asesinarla. La persiguió cuando ella estaba en la calle y, cerca de la avenida América y Enrique Finot, sacó un arma y le disparó. Luego, se suicidó.

La pareja tenía tres hijos. Uno de ellos recibió llamadas de su mamá en reiteradas ocasiones para pedirle que la auxilie, debido a que advirtió que era perseguida por su expareja.

A pesar de que el muchacho corrió al rescate de su madre, cuando llegó la halló muerta junto al cadáver de su padre.



EXENAMORADOS

Daniela Mendieta de 24 años también fue víctima de su ex.

Murió el mes pasado, ahorcada con su cabello y los cordones de unos calzados. La Policía responsabiliza del hecho a su exenamorado.

Estephany Simons Balderrama tuvo un final similar, el 19 de marzo, cuando su exenamorado no toleró que ella rehaga su vida, por lo que la increpó, discutieron y él terminó clavándole unas tijeras en el corazón.

La víctima murió desangrada cerca de la intersección de las avenidas Ayacucho y Aroma.

SITUACIÓN

En dos de los 13 feminicidios registrados en el departamento esta gestión, los autores son esposos de las víctimas: Marlene Bascopé Trujillo, que murió con 20 puñaladas en Quillacollo; y Mery Villarroel Cuéllar, quien también fue acuchillada por su marido en Punata.

En otro caso está vinculado, presuntamente, un proxeneta, que acabó con la vida de Yocelín Huarachi Estrada, cuyo cadáver fue encontrado en Palca el 26 de marzo de este año.

Otro autor de un crimen contra una mujer es un cliente venezolano que contrató los servicios de una trabajadora sexual y la llevó a una habitación alquilada en la Chimba. La mujer se llamaba Jhaneth Verónica Nicolás Flores, quien falleció ahorcada y quemada.

Un último implicado en uno de los 13 feminicidios es un ladrón que ingresó al domicilio de Basilia Cardozo, en la zona del Reducto de Tiquipaya, para vejarla sexualmente.

Usó un cuchillo que, según el informe médico forense emitido ese entonces, le dejó laceradas las paredes vaginales y el paquete pélvico, además la víctima tenía una trauma penetrante provocado por un objeto punzocortante.

El autor falleció, tras ingerir ácido nítrico.

De los 13 varones vinculados a la muerte de las 13 mujeres, solo uno aún no es capturado, el que tiene que ver con el asesinato de Yocelín Huarachi Estrada, que fue encontrada sin vida en Palca.

Los otros fueron puestos a disposición de la Justicia.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa