Cochabamba, martes 16 de julio de 2019

Cada día 137 mujeres son asesinadas por sus parejas en todo el mundo

Así lo estableció un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Más de la mitad muere a manos de alguien cercado a su hogar, por lo que ese lugar ese constituye en el más peligroso para ellas.
REDACCIÓN/BBC twitter: @Diarioopinion | | 16 jun 2019

El pie de una víctima de feminicidio.

Judith Chesang y su hermana Nancy estaban recogiendo una cosecha de sorgo.

Judith, madre de tres niños, se había separado poco tiempo antes de su esposo y había regresado al poblado donde vivían sus padres, en el norte de África.

Pocos después de que las dos hermanas comenzaran con sus labores en el campo, el exesposo llegó a la granja, la atacó y acabó con la vida de Judith.

La policía señaló que los pobladores de la villa acabaron luego con la vida del hombre.

En África se registra el mayor riesgo para las mujeres de morir a manos de sus parejas o de un miembro de su familia, con una tasa de 3.1 muertes por 100.000 habitantes, según el reporte de la Organización de Naciones Unidas.

Sin embargo, Asia es el continente donde se concentra el mayor número absoluto de asesinatos de mujeres perpetrados por parejas o familiares, con un total de 20.000 muertes en 2017.

Cada día un promedio de 137 mujeres alrededor del mundo mueren a manos de su pareja o de un miembro de su familia, según una información dada a conocer por Naciones Unidas.

En un informe, el organismo concluye que "el hogar es el lugar más probable" donde las mujeres son asesinadas.

Más de la mitad de las 87.000 mujeres que fueron asesinadas en 2017 en el planeta fueron víctimas de ataques perpetrados por personas cercanas a ellas.

De ese número, aproximadamente 30.000 fueron asesinadas por su pareja, mientras que otras 20.000 lo fueron por un familiar.



CRÍMENES DE HONOR

Neha Sharad Chaudury murió el día que cumplía 18 años debido a un supuesto "crimen de honor". Ella había salido con su novio y la BBC pudo comprobar que sus padres no aprobaban la relación.

Sus padres y otro hombre de la familia están acusados de haberla matado en su casa esa misma tarde.

La investigación continúa y las tres personas permanecen bajo custodia a la espera de un juicio.

La BBC también estableció a través del abogado de los tres implicados que van a rechazar los cargos en su contra.

Centenares de personas son asesinadas al año por enamorarse o casarse en contra de la voluntad familiar. Lo cierto es que estos llamados "crímenes de honor" a menudo no son reportados ni investigados.

MÁS CASOS

Sandra Lucia Hammer Moura se casó con Augusto Aguiar Ribeiro a la edad de 16 años.

La pareja llevaba cinco meses separada cuando él la asesinó con una puñalada en el cuello, según confirmaron las autoridades locales a la BBC.

La policía de Jardim Taquari halló un video del esposo en su teléfono celular, en el que confesaba el crimen. En la grabación, anotó que Sandra había estado saliendo con otro hombre y él se había sentido traicionado.

En la grabación también se le escucha decir que él no será arrestado porque la pareja se reunirá en la "gloria del Señor". Augusto se ahorcó en la que había sido la habitación matrimonial.

El caso de Sandra resalta una forma de crimen conocido como "homicidio-suicidio", donde un individuo mata a una o más personas antes de suicidarse.



NORMAS

Algunos países ya tienen leyes en contra del feminicidio, pero no se ha llegado a un consenso sobre lo que significa ese término. La palabra feminicidio se acuñó por primera vez en la década de 1970 en referencia a los asesinatos de mujeres y niñas. En años recientes, ha habido insistencia, en particular en Latinoamérica, en que se utilice el concepto con el fin de crear nuevas categorías legales y políticas públicas.

La Unión Europea y las Naciones Unidas lanzaron un programa conjunto dedicado a combatir el feminicidio en América Latina. Sin embargo, el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito descubrió que no existe una definición estandarizada del término, lo cual ha derivado en una gran diferencia en las prácticas jurídicas y de recopilación de datos.

Los nuevos programas y leyes han logrado sensibilizar al público con respecto al tema, aunque la cantidad de estos asesinatos no ha disminuido.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa