Cochabamba, viernes 19 de julio de 2019

Apostó por el comercio electrónico y genera 22 empleos directos

Andrea Puente Salazar es una empresaria cochabambina de 32 años que tiene dos emprendimientos, uno de desarrollo de software y otro de compras en línea.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 09 jun 2019

Andrea Puente Salazar (izquierda) junto a productos de Panal Fresh.

Andrea Puente Salazar es mentora de dos emprendimientos que innovaron Cochabamba: Panal Fresh, que, a través del comercio electrónico, hace las compras por los clientes; y Zékiri, que provee valor a las entidades mediante el desarrollo de software.

Consolidar sus negocios, que actualmente emplean a 22 personas, no fue sencillo.

Andrea, graduada de la carrera de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Católica Boliviana (UCB), contó que se insertó al ámbito empresarial hace ocho años. Al principio trabajó como desarrolladora para algunas empresas, pero no le gustó la dinámica ni el ambiente laboral. “Para mí es importante crear una cultura en la cual las personas sientan que la empresa es una parte importante de sus vidas, pero porque les da la posibilidad de ser mejores profesionales y estar con sus familias, sin miedo a horarios, jefes o reglas demasiado estrictas”. Con esas cualidades, en su criterio, pueden “hacer que la magia ocurra”.

Optó por el emprendimiento y, ahora, sus días no son nada habituales. Algunas jornadas tiene reuniones con el equipo, otras acude a viajes de negocios o está haciendo las compras para Panal Fresh. “Hago lo que la empresa necesita”.



PROYECCIÓN

Andrea quiere convertir a su equipo en “capaz de soportar cualquier problema, resiliente y preparado para enfrentar de forma ingeniosa cada desafío que se nos presente en el futuro”. También quiere llegar a más personas y seguir desarrollando experimentos “para descubrir el valor que podemos añadir con nuestras soluciones”.



CARACTERÍSTICAS

Sobre la generación a la pertenece, millennial, Andrea hizo ciertas reflexiones.

Dijo que la ansiedad es una “herencia” de este segmento. “El mundo va tan rápido y necesitas aprender tanto en un período de tiempo tan corto, que es muy fácil quemarse”.

Instó a serenarse y distinguir lo que realmente se quiere, “para mí también es difícil porque podrías pensar que estar preocupado por el mundo es una gran cosa, pero es bastante duro, porque no te permites descansar, no te permites buscar un equilibrio saludable”.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa