Cochabamba, martes 16 de julio de 2019

Expertos plantean 10 sugerencias para limpiar la imagen de la Policía

| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 26 may 2019

Uniformados del grupo policial Delta, durante un operativo en Cochabamba.Sobre un parámetro de siete puntos, la ciudadanía boliviana confía solo 2.7 en la Policía. ¿Por qué? Quizá influyó el vínculo que algún uniformado tiene con el narcotráfico o la agresión sexual y física que otro cometió en contra de su pareja. Esos son solo algunos delitos en los que incurrieron estos funcionarios que, irónicamente, combaten el delito en el país

Ese nivel de confianza de la población fue expresado en una encuesta realizada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia para el Informe Nacional de Desarrollo Humano, publicado en la revista Humanum.  Con menos de la cuarta parte de los entrevistados aprobando el trabajo de la institución del orden, surge la necesidad de replantear el rol que tiene, “limpiar su imagen”

Tres expertos hablaron con OPINIÓN sobre los cambios que se deberían aplicar en la Policía para que salga de la crisis de corrupción, narcotráfico y violencia en la que está sumida actualmente

Los abordados fueron Fernando Salazar, investigador del Instituto de Estudios Sociales y Económicos de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS); César Cabrera, expresidente del Colegio Nacional de Abogados de Bolivia; y Waldo Panozo, quién es policía de la reserva pasiva, politólogo y docente de la carrera de Ciencia Política de la UMSS.
INTRODUCCIÓN
Fernando Salazar consideró que, desde que está de turno el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), hay más intromisión política en la Policía, especialmente, en "la normativa, procedimientos, transferencias de destinos y el manejo de cargos"

En concordancia, César Cabrera señaló que ciertas "decisiones políticas" no respetan las normas internas de la institución, particularmente, aquellas que tienen que ver con los ascensos. "Premian a algunos y castigan a otros", lo que provoca una división interna

Añadió que es momento "nefasto" para la Policía, debido a que los uniformados del Alto Mando son removidos de los cargos a pocos meses de haber sido posesionados

En la misma línea, Waldo Panozo dijo que, desde los años 60, "la Policía no ha cambiado", debido a que aún hay "dependencia político-partidista". "No es la institución en sí, sino que más bien son los comandantes de turno quienes se apegan a algún partido político y trabajan más para esa agrupación que para la sociedad"

Recordó que, en casi todos los escándalos que mellaron la dignidad policial, siempre involucrado el poder político del Gobierno de turno. En su condición de policía de reserva, aseveró que la institución "es sagrada" y solo son algunos uniformados los que la denigran

Para Cabrera, actualmente, los policías y militares del país "están siendo muy bien tratados, salarialmente hablando". Por lo que, en su criterio, no es justificable que se corrompan. "Parecería que existe una actitud generalizada -digo ´casi´ porque hay muchos policías dignos- de ver en la institución la forma más fácil de cambiar de estatus económico, saliendo de la pobreza para pasar a ser pequeños burgueses".
Panozo, en contraposición, dijo que el sueldo, sea bajo o elevado, no debería justificar que un policía incurra en actos de corrupción. "Nosotros abrazamos una profesión por vocación, lo que significa que un policía siempre estará enfrentando el peligro con el sueldo que sea"

Para Cabrera, la imagen de la institución está "absolutamente dañada", debido a que está impregnada por actos de corrupción, delincuencia e, inclusive, narcotráfico. "Esto refleja una profunda crisis" que está tocando los altos niveles. Antes, según dijo, los uniformados de rango inferior eran los que más incurrían en ese tipo delitos, pero ahora son los jefes. "Durante muchos años, a través de encuestas realizadas, una de las instituciones más afectadas por la corrupción ha sido la Policía", detrás está el Poder Judicial y otras instancias, según contó

Salazar añadió que, si bien hay "malos funcionarios", también hay organizaciones criminales externas que están penetrando en la institución

Tras ese preámbulo, los expertos plantearon una decena de sugerencias:
1. VALORACIÓN
PSICOLÓGICA
Uno de los entrevistados, Salazar, planteó que se realice una valoración psicológica "rigurosa" a los aspirantes a la Policía, pero no solo cuando ingresen a la institución, sino que ese procedimiento sea continuo

Cabrera respaldó la idea y sugirió hacer también evaluaciones psicotécnicas antes de que los interesados ingresen a la Academia Nacional de Policías (Anapol), "para poder medir qué tipo de personas es.
 Ocurre que hay gente demasiado violenta, incluso, con ciertos desvíos psicológicos, que cuando se convierte en policía y agarra las armas, se constituye en un peligro para la sociedad".
2. REESTRUCTURAR
CURRÍCULA
Salazar planteó reestructurar la malla curricular policial, enfocándose más en el servicio a la sociedad.
Panozo apoyó que se cambie la matriz de enseñanza, los planes globales por ejemplo, adecuándolos a la Constitución Política del Estado y las actualizaciones tecnológicas que rigen en el mundo

Sobre ese mismo punto, Cabrera opinó que, durante el proceso de formación, los maestros de policías se enfoquen más en reforzar los valores éticos y morales.
Aún en el plano académico, Salazar dijo se debe apuntar a la especialización de los uniformados y la formación debe ser continua. "El policía que no se actualice, debe quedar fuera", aseveró. Añadió que, incluso, se debe hacer más control a la preparación física de los policías.
3. CREAR UNA
PROCURADURÍA
POLICIAL
Salazar aseveró que la Policía debería instaurar también una especie de Procuraduría que se encargue de hacer seguimiento a los asuntos internos de la institución, como las infracciones en las que incurren ciertos uniformados. Una de las características de esa instancia, en su criterio, sería su independencia frente al Gobierno de turno

Panozo cuestionó que, al momento de develar el vínculo de los policías cruceños con el narcotráfico, el Gobierno solo haya determinado sanciones para sus colegas y no para otras autoridades estatales que controlan la institución. Esta situación no se generaría si se establecería una institución como esa.
4. DARLES UN
PORCENTAJE
DE LAS MULTAS
A ejemplo de la Policía de Estados Unidos o Europa, Salazar consideró que se podría establecer que, por cada multa que los policías cobren a la ciudadanía, un porcentaje debería destinarse a la Institución, con el objetivo de que las condiciones salariales de los uniformados mejores o bien, los recursos sean invertidos en otros proyectos.
5. DESCENTRALIZACIÓN
En criterio de Salazar, las estaciones policiales integrales (EPI) no son suficientes para descentralizar la Policía, señaló que se debería pensar en la instauración de postas en cada distrito que sean respaldadas económicamente por las municipalidades y gobernaciones. De esta manera, la efectividad de la institución mejorará.
6. CAMBIO EN LA
MODALIDAD DE
INGRESO
Cabrera instó a que se cambie la modalidad de ingreso a la institución y, más ahora, que se descubrió que varios jóvenes entraron irregularmente a la Policía, debido a que coimearon para que sus exámenes escritos sean modificados a su conveniencia. Ese, en su criterio, ese es el primer cambio que se debe hacer.
7. INDEPENDENCIA
Cabrera dijo que la reestructuración policial también implica que los actores políticos respeten los parámetros de ascensos establecidos en las normas policiales, que consideran la experiencia y la antigüedad de cada uniformado que aspira a un cargo de alto rango. En criterio del expresidente del Colegio de Abogado, esa antigua lógica ha sido quebrantada y hay descontento en las filas policiales

En esas misma línea, Salazar sugirió que la normativa que tiene la institución sea la que guíe sus procedimientos, especialmente, aquellos que tienen que ver con la designación de cargos, "respetando la meritocracia, desempeño y ética" de los funcionarios

Panozo, con una visión un más pesimista, dijo que la situación de la Policía no cambiará porque la cadena de mando les obliga a depender del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia. "Él (Evo Morales) es el primer hombre de la Policía, a través del Ministro de Gobierno, Carlos Romero. Este tiempo, la institución no mueve un solo dedo sin que sea de conocimiento o sin la orden del poder político. O sea, no tenemos independencia"

Acotó que, inclusive, en Gobiernos anteriores, los comandante generales de la Policía de Bolivia tenían rangos de ministros y participaban en las reuniones de gabinete. En ese tiempo, los comandantes y "generales del proceso de cambio" entregaron el poder policial a manos del Gobierno. "Ahora somos, únicamente, la guardia pretoriana del Movimiento Al Socialismo"

Sugirió que el Gobierno le dé a la Policía una "autonomía funcional".
8. VALORAR
ANTECEDENTES
Salazar planteó, además, que los antecedentes delictivos se constituyan en un impedimento para acceder a cargos jerárquicos dentro la institución del orden. "No puede ser Comandante Departamental cualquier policía".
9. CREACIÓN DE LEY
Panozo sugirió la creación una Ley de Servicios Policiales que no quite al Gobierno la tuición sobre la institución, sino que lo convierta en fiscalizador. "Las autoridades estatales tendrán que supervisar y establecer los estándares para los servicios especializados de la Policía", también valorarán la calidad de las acciones que ejecutan los uniformados.
10. ANTECEDENTES
FAMILIARES
Para Panozo, las autoridades deberían de exigir a los aspirantes a la Policía que no solo presenten antecedentes penales de ellos, también de sus familiares.

CONCLUSIÓN
Cabrera y Salazar coincidieron en que, con la aplicación de los 10 planteamientos, en mediano o largo plazo Bolivia podría tener una Policía renovada, a ejemplo de uniformados de otros países de la región. En criterio de Cabrera, los que están llamados a aplicar estas sugerencias son los funcionarios policiales

Salazar instó a los partidos políticos que participarán en las elecciones presidenciales de 2019 que planteen un plan de reestructuración de la Policía. "Es momento para obligar a la clase política que nos hagan propuestas" o que reciban planteamientos de la población



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa