Cochabamba, viernes 19 de julio de 2019

15 detonantes de la guerra comercial entre EEUU y China

| EEUU/EFE | 26 may 2019

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha recrudecido en los últimos meses después de que ambos países hayan anunciado otra ronda de aranceles por un valor de 300.000 y 60.000 millones de dólares. La china Huawei es protagonista del último capítulo de la disputa entre ambos países

El presidente de EEUU, Donald Trump, busca forzar cambios estructurales en la economía de Pekín para, entre otras cosas, proteger la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses y facilitar su acceso al mercado chino

La guerra comercial entre EEUU y China ha seguido los siguientes 14 pasos.
1 El 23 de enero de 2017
 El Presidente de EEUU firmó la retirada de su país del Tratado Comercial del Pacífico e impuso aranceles a bienes procedentes de gran parte de Asia.
2 El 8 marzo de 2018
Estados Unidos anunció una subida de aranceles sobre el acero. Entonces, la Unión Europea (UE) aseguró que una guerra comercial "sería un desastre real para los dos y para el mundo" y en similares términos se pronunciaron el resto de los socios comerciales estadounidenses y la Organización Mundial del Comercio (OMC).
3 El 22 de marzo de 2018
Trump anunció la imposición de gravámenes por un valor de hasta "60.000 millones de dólares" a muchas importaciones chinas y exige que el déficit comercial con Pekín se reduzca un 25 por ciento .
4 El 23 de marzo de 2018
Entraron en vigor los aranceles del 10 por ciento y el 25 por ciento a las importaciones de aluminio y acero, que afectaron, especialmente, a China y la UE.
5 El 4 de abril de 2018
China anunció sanciones arancelarias del 25 por ciento a un total de 106 productos importados de Estados Unidos, incluidos la soja, automóviles y aviones, por un valor de 50.000 millones de dólares

6 El 2 de junio de 2018
China y EEUU iniciaron una ronda de negociaciones para intentar frenar una posible guerra comercial.
7 El 14 junio de 2018
Donald Trump da su visto bueno a imponer aranceles por valor de 50.000 millones de dólares a productos chinos

8 El 6 de julio de 2018
Estados Unidos impuso un aumento de los gravámenes a la importación de productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares, a lo que China respondió con medidas similares, principalmente, del sector tecnológico e industrial.
9El 11 de julio de 2018 Donald Trump ordenó la imposición de nuevos gravámenes del 10 por ciento a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares.
10 El 25 de julio de 2018
El Gobierno de EEUU anunció una ayuda de 12.000 millones de dólares a los agricultores de su país afectados por los aranceles de otros países en represalia a los aprobados por Trump.
11 El 8 agosto de 2018
China estableció aranceles de 25 por ciento a una nueva selección de productos de Estados Unidos, por un valor de 16.000 millones.
12 El 27 agosto de 2018
China denunció formalmente a EEUU ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por los aranceles impuestos a sus productos.
13 El 10 de mayo de 2019
Trump elevó la tasa arancelaria para más de 5.000 productos, valoradas en unos 200.000 millones de dólares

Antes, esos productos estaban sometidos a un gravamen del 10 por ciento .
14 El 13 de mayo de 2019 La oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) dio a conocer un plan que contempla imponer gravámenes de 25 por ciento a importaciones chinas por un valor de 300.000 millones de dólares

De esos posibles gravámenes quedarían excluidos productos farmacéuticos y algunos sanitarios, así como "minerales críticos", pero sí que se verían afectadas las importaciones de productos cárnicos y de ganado, derivados lácteos, fruta y verdura, piezas de automóviles y ropa, como el calzado

CHINA Ese mismo día, el Ministerio de Finanzas de China, en un comunicado en su página web, anunció que el país aumentará aranceles en hasta el 25 por ciento sobre un total de 5.140 productos estadounidenses, en gran medida los mismos a los que ya impuso pagos menores el pasado otoño, y que incluyen gas natural, textiles, petroquímicos, carnes y frutas, entre otros. La medida regirá desde junio de 2019.
15 El 15 de mayo de 2019
Trump declaró una emergencia nacional para prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas que supuestamente intentan espiar al país, ni usar los equipos de telecomunicaciones que fabrican

Esto desencadenó que las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos, entre las que se encuentra Google, dejaran de vender componentes y software al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, en repuesta a la directiva del presidente del país, Donald Trump

Alphabet, la empresa paraguas de Google, decidió cortar sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino de las comunicaciones

Igualmente, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc. y Broadcom, ordenó a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta un nuevo aviso

Inicialmente, la orden ejecutiva no imponía automáticamente restricciones a la compra-venta de equipos de telecomunicaciones, sino que daba al secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, cinco meses para establecer qué compañías debían estar sujetas a las nuevas limitaciones por suponer un peligro para la seguridad del país

Sin embargo, en una decisión posterior, el Departamento de Comercio incluyó a Huawei en una lista de compañías y personas a las que se vetaba el acceso a tecnología estadounidense

"La venta o transferencia de tecnología estadounidense a una compañía o personas de la lista requiere una licencia, y la licencia puede denegarse si la venta o transferencia perjudica la seguridad nacional de EEUU o sus intereses en política exterior", apuntó el Departamento

Huawei por los teléfonos vendidos fuera de China dependía en gran medida de Android, ya que durante años contribuyó al desarrollo y fortalecimiento del sistema operativo de Google. También necesitaba a proveedores estadounidenses como Intel o Qualcomm, a los que cada año compraba componentes por 11 mil millones de dólares

Ahora tendrá que activar aquel plan B en el que el gigante chino ha estado trabajando durante algún tiempo, presagiando lo peor. Tiene que hacerlo antes de que el nuevo sistema operativo de Mountain View, Android Q, entre en funcionamiento y evitar así que quienes tienen un teléfono Huawei se encuentre repentinamente sin aplicaciones que funcionen.
RESPUESTA
El gigante tecnológico chino Huawei aseguró que ofrecerá actualizaciones de seguridad a todos sus equipos después de conocerse que Google dejará de venderle componentes y software, mientras que el Gobierno de Pekín mostró su apoyo a la empresa para que tome "medidas legales y defienda sus derechos"

"Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android. Como uno de sus socios clave globales, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria", dijo la compañía en respuesta a la decisión estadounidense de limitar su aprovisionamiento y viabilidad

La tecnológica china prometió que continuará proveyendo actualizaciones y servicios posventa a todos sus equipos, tanto "a los que ya se han vendido como a los que están aún en almacenamiento" y que seguirá construyendo un "ecosistema de software seguro y sostenible" para todos sus usuarios

Entretanto, el Gobierno chino dijo a principio de semana que apoya a sus compañías para que se defiendan de este último órdago que se enmarca dentro la disputa comercial y tecnológica que el país mantiene con EEUU

"China apoya a las empresas chinas para que tomen medidas legales y defiendan sus legítimos derechos", aseveró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Lu Kang en una rueda de prensa.

¿Huawei es el caballo de Troya de China?

Dan Martin / China/AFP
El técnico del ejército chino Ren Zhengfei creó Huawei con un capital inicial de solamente 5.000 dólares, según se relata en la compañía, pero 32 años más tarde la empresa se ha convertido en objeto de un titánico tire y afloje entre Estados Unidos y China en su batalla por la supremacía tecnológica

Estas son algunas respuestas sobre la compañía, su meteórico desarrollo y su incierto futuro, después de que el presidente Donald Trump tomara medidas para entorpecer su implantación en Estados Unidos.
P. ¿Qué es Huawei?
R. Fundada en 1987 en la sureña ciudad china de Shenzhen, la compañía privada Huawei es un gigante global de la tecnología, el mayor productor mundial de equipos de telecomunicaciones y el número dos en el sector de los smartphones, detrás de Samsung y por delante de Apple

Huawei asegura tener 190.000 empleados, opera en 170 países y tuvo unos ingresos de más de 100.000 millones de dólares en 2018.
P. ¿Cómo ha crecido tanto?
R. Los críticos alegan que el apoyo del gobierno chino ha impulsado a Huawei hacia el éxito. Pero, lo cierto es que la compañía china ha sabido siempre estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado

Ren, el fundador, ahora de 74 años, fundó Huawei en el momento preciso en que China desarrollaba sus productos manufacturados y se producía la emergencia del sector de telecomunicaciones

Shenzhen, que antaño fue un apacible pueblo de pescadores, se transformó en el corazón del milagro industrial chino, con Huawei emergiendo como protagonista de la nueva potencia económica del país

Mientras sus ingresos crecían en China, Huawei empezó a aventurarse en el extranjero desde 1997, buscando mercados aún poco desarrollados del sudeste asiático, de África y del este europeo, zonas ignoradas por los entonces líderes occidentales del sector.
P. ¿Qué le preocupa a EEUU?
R. El pasado militar de Ren, miembro del Partido comunista, y la cultura de opacidad de Huawei han alentado las sospechas de que la compañía está bajo el control de Pekín. 
Muchos afirman que sin el apoyo estatal Huawei no podría haberse convertido en líder en la nueva generación de telefonía e internet móvil. Las inversiones del gigante chino lo han colocado además como gran protagonista de la futura red de telefonía móvil 5G.
Pero, Estados Unidos considera que las antenas de Huawei son una especie de caballo de Troya moderno y sospechan que la compañía transmite datos al gobierno chino, ejerciendo una especie de ciberespionaje

La guerra comercial entre Washington y Pekín se ha convertido también en una guerra tecnológica. Estados Unidos lanzó su artillería pesada contra el sector de tecnología para neutralizar a Huawei, poco antes del lanzamiento mundial del 5G

Trump prohibió utilizar en su país equipos de telecomunicaciones de empresas extranjeras consideradas peligrosas, una medida que ostensiblemente apunta a la compañía china.
P. ¿Quién controla a Huawei?
P. Huawei asegura que las acciones de la compañía son propiedad de sus empleados, y Ren asegura que no tiene ningún trato con el Gobierno chino, lo cual es cuestionado por los analistas

Entre ellos están dos expertos en China, Christopher Balding y Donald Clarke, que estudiaron los documentos relativos a la constitución de Huawei

En un artículo publicado el mes pasado, afirman que la compañía están en manos de un impreciso sindicato, pero hay que tener en cuenta que en China estas organizaciones están invariablemente controladas por el gobierno

"Huawei puede ser considerada efectivamente bajo control estatal", concluyen



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa