Cochabamba, lunes 22 de julio de 2019

Evite el cáncer de colon con mangos y plátanos verdes

La elevada concentración de almidón resistente en estos productos ofrece bondades fisiológicas como regulador del colesterol en sangre y como aporte de calorías necesarias para diabéticos sin exceder la glucemia.
MÉXICO/EFE | | 02 may 2019


Los mangos y los plátanos verdes tienen propiedades para ayudar a prevenir el cáncer de colon, según investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México.

Según el estudio realizado en el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos, se encontró que estas frutas son una fuente de almidón resistente y funcionan como fibra dietética.

Luis Arturo Bello Pérez, quien dirigió la investigación, explicó que el almidón es el principal polisacárido, que cuando se encuentra completamente desorganizado por la cocción se hidroliza por las enzimas digestivas hasta convertirse en glucosa, lo cual incrementa el contenido de este carbohidrato en la sangre.

El científico, detalló que existe una gran variedad de cereales, particularmente maíz, trigo, arroz, y algunas raíces y tubérculos, como papa, yuca, camote y malanga, de los cuales se extraen los almidones utilizados en la industria alimentaria.

Sin embargo, tras el estudio se encontró que el mango y el plátano que no están totalmente maduros contienen una mayor cantidad de almidón resistente.

Aseveró que en esta fase, el almidón posee bondades fisiológicas como regulador del colesterol en sangre y como aporte de calorías necesarias para diabéticos sin exceder la glucemia.

Sin embargo, la principal cualidad es que se convierte en un protector de las células que recubren el colon y cuando llega directamente al intestino grueso es fermentado por la microbiota, la cual produce butirato, un ácido graso de cadena corta.

El butirato posee propiedades antinflamatorias, a la vez que proporciona energía suficiente para las células que revisten el colon, así que a mayor presencia de este ácido graso existe un mejor efecto protector, particularmente en los procesos de inflamación de este órgano, abundó el investigador.

De acuerdo con autoridades de salud, en México se diagnostican alrededor de 15.000 casos de este tipo de cáncer al año, así como más de 6.500 pacientes que pierden la vida.

El investigador dijo que es importante evaluar los métodos de procesamiento, almacenamiento y producción de estas frutas para tener una mayor calidad a nivel sensorial, nutricional y funcional.

Derivado del resultado de sus investigaciones, Bello Pérez ha propuesto otorgar la calidad de nutracéutico (productos provenientes de alimentos con características nutricionales y funcionales positivas para el organismo) al almidón resistente.

Esto porque su consumo produce efectos benéficos sobre la salud, además de que puede ser de gran ayuda en la prevención de la obesidad y el sobrepeso, que son el origen de grandes problemas de salud mundial como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

La gastroenteróloga Solange Helleres aconseja llevar una dieta equilibrada basada en verduras, frutas, cereales ricos en fibra y pocos alimentos de origen animal.

Del mismo modo, dijo que se debe ingerir alimentos que contengan probióticos o productos que los contengan en buena cantidad para mantener o recuperar el balance de la microbiota intestinal.

Debido a que en los últimos años se ha entendido de mejor manera la importancia de la microbiota, la Biocodex Microbiota Foundation (BMF) presentó la convocatoria para apoyar investigaciones sobre el tema en México.

Este será el segundo año consecutivo en el que investigadores podrán postular sus proyectos para conseguir un financiamiento de 27.900 dólares para desarrollar sus trabajos. La fecha límite para el registro para el registro de proyectos es el 23 de junio de 2019.

Microbiota sana disminuye el

riesgo de padecer enfermedades

Una microbiota intestinal sana disminuye el riesgo de padecer enfermedad intestinal crónica, colitis y hasta cáncer de colon, aseguró la gastroenteróloga Solange Heller, quien preside el Comité Científico de la Biocodex Microbiota Foundation (BMF). La microbiota intestinal "es fundamental en diversas funciones del organismo" como en la regulación del metabolismo energético, la maduración del sistema inmunológico además de ser una barrera que impide que entren microorganismos patógenos.

La especialista señaló que la microbiota "se desarrolla en los primeros años de vida, por lo que los primeros 1.000 días de vida del ser humano son fundamentales para tener una buena microbiota".

La microbiota es el conjunto de microorganismos que se localizan en distintas partes del cuerpo, entre ellas, el intestino. Explicó que, incluso, la manera en la que un ser humano nace influye en la microbiota que desarrolla.

Por ejemplo, si el bebé nace por vía vaginal "tiene contacto con las bacterias que tiene la vagina de la mamá lo que ayuda a fortalecer la microbiota, mientras que los bebés que nacen por cesárea no tienen este contacto".

Del mismo modo, los bebés que son alimentados con leche materna suelen tener una microbiota más fortalecida que aquellos que toman leche de fórmula.

Sin embargo, señaló que los cambios en la dieta, el estrés y el abuso de algunos medicamentos como los antibióticos pueden alterar la composición de este conjunto de microorganismos, lo que es conocido como disbiosis.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa