Cochabamba, lunes 15 de julio de 2019

Se requiere acción integral para reducir alza en la mortalidad

| | 02 may 2019


La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la estrecha relación entre humanos, animales, alimentos y la salud ambiental y hace un llamamiento a una respuesta multisectorial con un enfoque sanitario a este problema.

En el mundo sigue habiendo muchas personas sin acceso a esto fármacos, por lo que "velar por el acceso equitativo y asequible a antimicrobianos de calidad y por su uso responsable y sostenible es un componente esencial de la respuesta mundial", argumenta el Grupo Interagencial.

Entre las recomendaciones figura dar prioridad a un plan de acción nacional para ampliar esfuerzos de financiación y desarrollo de capacidades; poner en marcha sistemas regulatorios más fuertes y apoyar campañas de concienciación para su uso responsable por profesionales de la salud.

Igualmente se aconseja invertir en ambiciosas investigaciones y desarrollo de nueva tecnología para combatir la resistencia a los fármacos.

"La resistencia a los antimicrobiales es una de las grandes amenazas que enfrentamos como comunidad global. Este informe refleja la profundidad y alcance de la respuesta que se necesita para cortar su aumento y proteger un siglo de progreso en la salud", indicó la subsecretaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Amina Mohammed, que también es copresidenta del Grupo Interagencial. "No hay tiempo que perder", añadió.

Por su parte, el director general de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, destacó que las recomendaciones del informe "reconocen que los antimicrobiales son fundamentales para proteger la producción de alimentos, la seguridad y comercio, así como la salud de humanos y animales, y claramente promueve su uso responsable".

Para el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, las recomendaciones del informe "pueden salvar miles de vidas cada año".

Los fármacos evitan situaciones desagradables y limitantes como pueden ser todas las relacionadas con el dolor gracias a los analgésicos. Resuelven problemas serios incluso potencialmente letales como son las infecciones gracias a los antibióticos, según cita el Diario de Almería.

Sin embargo, el uso indiscriminado de esas medicinas puede hacer que, en lugar de curar, los efectos secundarios perjudiquen o provoquen problemas potencialmente peligrosos. El consumo irresponsable de medicamentos y la automedicación pueden provocar resistencias en las bacterias que causan las infecciones. Eso hará que para el siguiente proceso infeccioso se precisen antibióticos de mayor potencia, pero también con mayor número de efectos secundarios. Ello supone falta de efectividad.

Al tomar medicinas sin control, se desconoce tanto la duración del tratamiento así como la dosis a tomar lo que puede provocar la aparición de efectos no deseados.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa