Cochabamba, lunes 24 de junio de 2019

Los Transformers vigilan El Alto y se convierten en tendencia arquitectónica

Las obras del paceño Santos Churata captaron la atención de cientos de personas a nivel internacional por sus innovadoras fachadas inspiradas en esta saga de cine mundialmente famosa.
FOTOS: CORTESÍA SANTOS CHURATA y EFE | TEXTO: EFE Y Nicole Vargas | 14 abr 2019

Edificio que emula al personaje de Sentinel Prime.

Desde hace algunos unos años, gigantes infraestructuras cubiertas de colores llamativos y ostentosas decoraciones se fueron adueñando de las principales calles de la ciudad de El Alto, en La Paz.

Bolivia se ha constituido en la cuna del nacimiento de un nuevo estilo arquitectónico. Estas opulentas edificaciones emulan a los personajes de la mítica saga “Transformers”, a través de sus revestimientos que son acompañados de sus rostros, formas y colores característicos.

La pasión del constructor Santos Churata Lozano por los cómics y las películas de los robots nació cuando era niño. Eso le dio ideas para crear innovadores diseños. Las fachadas, puertas, pisos y ventanas de sus construcciones parecieran cobrar vida y se apoderan del asombro de la gente.

“Cuando era niño veía la serie de ´Transformers´. Al crecer fusioné el arte del dibujo con la arquitectura y me animé a alterar una de las fachadas", dice Santos.

ARTISTA EMPÍRICO

Churata, oriundo de la provincia Pacajes, empezó hace 15 años en el rubro de la construcción —actualmente tiene 36—. Aprendió el oficio de su padre con el que trabajaba haciendo bosquejos inicialmente. Además, relata que su abuelo fue quien le ayudaba a estudiar y a dibujar, lo que le sirvió mucho para despertar su vocación y pasión por la arquitectura.

Si algo destaca en este paceño es la creatividad, un sello que marca cada una de sus obras distribuidas por el altiplano. Este lugar fue el elegido para plasmar su talento y sus sueños.

El Alto es conocido por albergar miles de comerciantes, lo cual genera gran movimiento económico.

A la par de ese crecimiento, las grandes construcciones llenas de detalles y creatividad fueron incrementando. Durante más de una década de trayectoria, Santos levantó más de 30 edificios, de los cuales 10 son casas “robóticas”.

Hace algunos días se inauguró el edificio Libertad, hecho que llamó la atención de propios y extraños por la opulencia que presenta: tiene ascensores, departamentos con todas sus dependencias, dos salones de eventos, parqueo y un espacio suficiente en la parte superior que será destinado a un helipuerto. Sin duda, una gran hazaña arquitectónica en el país.

Esta infraestructura se sumó a las anteriores que le dieron el reconomiento actual a Churata. Cada una demora de dos a cuatro años aproximadamente.

Santos edificó la primera de esas casa evocando la imagen del autobot Sentinel Prime en el barrio alteño Villa Adela, con una fachada que lleva colores rojos, azules y plateados, y vidrios reflectivos negros que dan forma a una cara robótica.

Las puertas son plateadas y llevan el logotipo de los "Transformers", al igual que el piso, que tiene grabada en cerámica la misma cara, un trabajo detallado que le ha costado años terminar.

La segunda obra se encuentra en el barrio paceño de Pampahasi, en el que construyó un Optimus Prime con un mayor detalle y más uso de los colores rojos, azules, celestes, blancos y plateados.

La mayoría de los materiales usados es de aluminio compuesto, policloruro de vinilo (PVC), porcelanato, láminas cromadas y pintura brillosa automotriz. La simpleza no está presente en el diseño de este paceño.

La tercera casa está en la avenida Litoral de El Alto, y lleva el nombre de El Gigante de Acero, con una fachada de aluminio de colores dorados y azules, además de pernos gigantescos como parte de la decoración externa y de su salón de fiestas.

Esta casa tiene cinco pisos, un salón de fiestas "robótico" con colores celestes, rojos y blancos y cerámicas en 3D al medio.

Todas estas construcciones son diferentes a las del estilo denominado cholet, que están de moda en varios sectores de esta ciudad y que se han hecho famosas por su singular arquitectura, contrastes de colores y variados diseños con emblemas de las culturas andinas.

Churata tiene varios clientes que le piden construir o remodelar casas, centros de convenciones, galerías o tiendas. Su trabajo está enfocado en entregar un modelo exclusivo para cada uno de ellos.

"A mis clientes yo siempre les digo que no puedo hacer igual a otro que ya he hecho, tiene que ser inspirado en el dueño y en la zona tiene que ser el único", expresó el constructor.

No todo fue fácil en el camino que tuvo que recorrer Santos, pero hoy afirma que todo valió la pena. “Ha sido un largo proceso y sacrificio para mostrar estas nuevas propuestas y me siento satisfecho. Mi objetivo es embellecer mi ciudad y mi país. Las cosas malas siempre las tomé por el lado positivo y como una experiencia más”, finaliza Churata. l




TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa