Cochabamba, jueves 18 de abril de 2019

compás, lunch & dinner

El Chef Encubierto presenta este restaurante haciendo un análisis de la comida única y el ambiente acogedor.
FOTOS: PABLO FERRUFINO | TEXTO: JORGE DEL CASTILLO BLANCO | 14 abr 2019


Finalmente, Cochabamba puede disfrutar de un nuevo espacio elegante dentro de la urbe, sin nada que envidiar a las grandes capitales, con una ambientación de acuerdo al montaje de los platos. El Chef Encubierto presenta el restaurante Compás lunch & dinner, del grupo gastronómico empresarial García Valencia, a la cabeza del chef ejecutivo Eduardo Valencia.

Eduardo es un chef de vocación, el primero en romper una larga tradición de médicos en la familia. Luego de egresar del Cordon Blue de Lima, Perú, viajó a Estados Unidos donde trabajó en los restaurantes Devil’s Thumb de Colorado y Mocking Bird Bistró de Texas.

Además, realizó pasantías en diferentes restaurantes en Lima, lo cual le ayudó a acumular amplia experiencia. Un día decidió volver a Bolivia de vacaciones, pero, al final, optó por quedarse en la Llajta.

La propuesta de Compás es tan simple como complicada. Al tratarse de cocina de autor, la premisa es sacar al comensal de su zona de confort, es decir, de aquellos menús tediosos y trillados a los que la mayoría está acostumbrado.

La oferta culinaria cuenta con vida propia, ya que está en constante movimiento y renovación siguiendo el compás de su propio ritmo.

En la comodidad del espacio, el comensal puede disfrutar la experiencia de encontrarse en un lugar diferente, de buen gusto y con mucha vivencia a su espera.

Los ambientes fueron diseñados para albergar grupos, parejas o, quizá, simples aventureros del paladar. Compás cuenta con un mobiliario personalizado, hecho de forma exclusiva para el restaurante en madera roble de primera calidad.

Durante la degustación se pudo deleitar una entrada de tabla con quesos variados, mermeladas, chutneys artesanales, frutas frescas y secas caramelizadas, charcutería, terrinas de hígado y panceta. Además, con el protagonista principal, el tuétano ser-vido en el propio hueso cual mantequilla, y pan de la casa, todo perfectamente armonizado con vino tinto.

Otro plato fuerte es la galantina de pollo que consiste en un balotín de pollo relleno de pistacho y arándanos secos, puré a la mostaza y curry tradicional, una auténtica delicia a ser saboreada sin prisa.

El costillar de cerdo en su punto de cocción y deliciosa salsa de frutos rojos acompañada de un colchón de polenta hacen un maridaje perfecto. Las verduras al vapor completan esta sinfonía de sabores.

Para coronar esta magnífica experiencia no podrían faltar los postres entre los que destacan el queque de polenta al limón; un insólito helado de vinagre balsámico; albahaca frita bañada con salsa de frutos rojos; cascada de chocolate con avellana; crema inglesa de whisky y un helado artesanal de chocolate amargo.

Para finalizar, los comensales tienen también a disposición una barra de bebidas con novedosos tragos y combinaciones insólitas, ya que el lugar elabora sus propias infusiones, fermentos macerados y jarabes, como el singani macerado en uchuva o aguaymanto, también conocido como Golden Berry.

Dirección

Avenida Oquendo esquina

Federico Blanco #489

Horario:

De martes a domingo

de 19:00 a 23:45

Teléfono:

73771516



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa