Cochabamba, jueves 18 de abril de 2019

Hay cápsulas sintéticas que son 10 mil veces más fuertes que la morfina

Los efectos de las cinco nuevas sustancias identificadas por el IDIF. La sensación dura hasta 20 horas, pero las secuelas son graves, depresión, por ejemplo.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 14 abr 2019

Un sobre con pastillas sintéticas.

“Cuando lo tomas es: ¡Wow! El ego se eleva, no importa si bailas solo, te sientes demasiado bien”. Y ¿cuánto dura este efecto?, en el mejor de los casos 20 horas, y en el peor, apenas dos. Esa es una mínima y decente descripción de ese “otro mundo” al que algunos adolescentes y jóvenes dicen que se transportan cuando consumen drogas.

La mayoría de ese segmento poblacional en Bolivia está inclinada a las sustancias controladas “naturales”, pero, de un tiempo a esta parte, las drogas sintéticas también están ganando terreno. Los efectos son devastadores en ambos casos, pero hay antecedentes en el mundo que indican que las segundas están asociadas a muertes en Europa.

El Instituto de Investigación Forense (IDIF) mencionó que hay cinco nuevas sustancias psicotrópicas en Bolivia: 2C-I, 2C-B, 2C-C, Y-18 (opioide) y LSD. Cada una tiene sus particularidades.

La 2C-I, por ejemplo, viene en tres presentaciones, en polvo, píldoras y preparaciones líquidas. En Reino Unido y Holanda se la conoce como “droga del baile”.

Tiene un efecto estimulante, psicodélico y alucinógeno.

La otra sustancia considerada nueva en Bolivia es la 2C-B, que popularmente se la conoce como “cocaína rosada”. En otros países es para la élite, debido a que se hizo popular entre las modelos, reinas y políticos.

En Bogotá (Colombia), por ejemplo, estuvo en auge en el año 2012, cuando su precio era 15 veces superior al de la cocaína. Su origen se remonta a los años 70.

A pesar de que es cara, su efecto apenas se prolonga por dos a cuatro horas y se siente 30 minutos después de consumirla.

Se caracteriza, según el diario La Semana, en ser un amplificador sensorial, pues intensifica los colores y sonidos.

La tercera droga, la 2C-C, también es popular en el mundo, pero no tanto como las anteriores.

En Colombia recién se la descubrió el año pasado, en un aeropuerto.

La Y-18 es otra sustancia identificada por el IDIF, pero no hay registro en le mundo de ella. El código de narcótico que sí es popular es el W-18, una droga que es 10.000 veces más poderosa que la morfina, de acuerdo con la BBC.

Ese compuesto fue creado en 1981 por el profesor Ed Knaus, de la Universidad de Alberta, en Canadá.

La intención era desarrollar una pastilla que aplaque los dolores. pero resultó ser más fuerte que la morfina. El problema fue que, después de hacer las pruebas necesarias, advirtieron que era potencialmente adictiva.

Nunca fue dada a humanos, pero en 2015 descubrieron que esa píldora estaba en el mercado ilegal de drogas de Calgary.

Las autoridades presumen que los efectos son sueño profundo, euforia, picor e hiperventilación que puede derivar en la muerte.

Por último, el LSD es una sustancia recreativa ilegal que se sintetizó por primera vez en 1.938.

En 2018 ya se alertó sobre el tráfico de esta píldora en Bolivia.

La Oficina de las Nacionales Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) fijó su atención en un caso ocurrido en Chimoré (Trópico de Cochabamba), donde el personal de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) decomisó 395 dosis de LSD a un ciudadano colombiano.

La droga estaba impregnada en papel que tenía caricaturas.



EFECTOS

En general, la mayoría de los consumidores de drogas sintéticas lo hacen de modo recreativo, pero los efectos son similares: pérdida de memoria, disminución del interés por el sexo, pérdida del apetito, alteraciones psiquiátricas como ansiedad, depresión, obsesión, ideaciones paranoides, trastornos del sueño, ataques de pánico, agresividad, trastornos psicóticos, alucinaciones visuales o auditivas, arritmia, convulsiones e insuficiencia renal, entre otras.



FABRICACIÓN

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), cada día se fabrica una droga sintética.

Si bien la alerta es mayor en otros países, en Bolivia también hay registro de adolescentes y jóvenes que consumieron alguna vez ese tipo de sustancias.

“(La droga sintética) es un lujo que te puedes dar solo una vez a la semana. Incluso, esa frecuencia, es muy alta (rió), te puedes destrozar la cabeza”.

Esa misma fuente que prefirió mantener en reserva su identidad contó que, lo regular es “tomarse una” dos veces a la semana.

“Las que más consumen son las chicas, es fácil darse cuenta cuando entras a la discoteca”, acotó.

Supuestamente, es fácil conseguirla a través de gente extranjera que está en Bolivia.



MÁS DROGAS

Otras drogas sintéticas que están generando alerta en el mundo son:

- Anestesia: droga disociativa con gran poder alucinógeno. Su uso médico es como anestésico.

- La droga de las “raves”: es predilecta en fiestas ilegales,. Llega a causar desprendimientos de vejiga.

- Comida para cactus: se vendía como fertilizante de plantas, hasta que los jóvenes empezaron a consumirla como “anfetas”.

- Jaque al corazón: cogió fama como droga sexual. Causa taquicardia y estrecha la aorta.

- Bicho en la piel: causa alucinaciones, especialmente táctiles; como si un insecto atravesara la piel.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa