Cochabamba, sábado 17 de agosto de 2019

Blanquear los dientes daña su colágeno

Darle una nueva sonrisa al rostro puede representar ciertos riesgos si es que el tratamiento no se aplica con control.
WASHINGTON/EFE | | 11 abr 2019


Los estadounidenses gastan más de mil millones de dólares en productos para blanquear sus dientes, pero tres nuevos estudios publicados en la revista "Experimental Biology" indicaron que además de abrillantar la sonrisa, también pueden dañar las capas que están bajo el esmalte.

Varios investigadores que presentaron esta semana sus conclusiones durante la reunión de Biología Experimental en Orlando (Florida), determinaron que el ingrediente principal de las tiras blanqueadoras puede dañar el tejido rico en proteínas que se encuentra bajo el esmalte.

Las tiras que se colocan sobre los dientes para blanquearlos, y que pueden adquirirse sin receta en cualquier comercio, incluyen como ingrediente activo el peróxido de hidrógeno, un compuesto que al tiempo que resulta beneficioso a nivel estético, podría perjudicar las partes más profundas del diente.

El diente está formado por tres capas: el esmalte dental externo, una capa de proteínas subyacente (dentina) y el tejido que une las raíces a la encía.

Según el equipo liderado por el doctor Kelly Keenan de la Universidad Stockton de Nueva Jersey, la mayor parte de los estudios sobre estos productos blanqueadores se han centrado en la capa más superficial, que apenas tiene proteínas.

El estudio de Keenan indagó sobre cómo afectaban las tiras a esta segunda capa que concentra los mayores niveles de proteínas y de colágeno.

"Tratamos de caracterizar mejor lo que el peróxido de hidrógeno estaba haciendo con el colágeno", dijo Keenan.

"Utilizamos dientes enteros para los estudios -explicó- y nos centramos en el impacto que tiene el peróxido de hidrógeno en las proteínas".

Los resultados demostraron que la proteína principal de los dientes se divide en fragmentos más pequeños cuando se trata con peróxido de hidrógeno.

Los efectos

del peróxido

de hidrógeno

Las conclusiones durante la reunión de Biología Experimental en Orlando (Florida) señalaron: "Nuestros resultados mostraron que el tratamiento con concentraciones de peróxido de hidrógeno similares a las que se encuentran en las tiras blanqueadoras es suficiente para hacer que la proteína de colágeno original desaparezca", concluyó el científico.

No obstante, los investigadores señalaron que sus experimentos no abordaron si el colágeno y otras proteínas de los dientes pueden regenerarse, por lo que no se sabe si el daño dental es permanente, reflejó EFE.

Según explica a Infosalus Miguel López Andrade, vocal del comité ejecutivo del Consejo General de Dentistas de España, el blanqueamiento dental no es un tratamiento sencillo y la legislación europea y nacional exige que el peróxido de hidrógeno, del que derivan los productos blanqueadores, por encima del 0.1 por ciento de concentración sea sólo aplicado con la supervisión y control de un dentista ya que no toda persona puede pasar por una actuación dental de este tipo.

Andrade advierte que los materiales de blanqueamiento pueden producir quemaduras en el tejido gingival e incluso derivar en la muerte del diente si alcanzan el tejido interior. No deben pasar por este tratamiento quienes padezcan de sensibilidad dental, problemas gingivales o patologías como la estomatitis u otros trastornos de la boca ya que pueden sufrir efectos secundarios de gravedad variable.

Métodos dentales

Existen dos técnicas basadas en los productos blanqueadores derivados del peróxido de hidrógeno según el sistema ambulatorio progresivo o bien el realizado en clínicas y más rápido.



BLANQUEAMIENTO DENTAL EN CASA

En el método ambulatorio el paciente se traslada a la clínica dental donde se toman referencias y medidas para preparar unas férulas que debe colocarse tras poner en ellas una pequeña cantidad de blanqueador a lo largo de varias semanas y con visitas periódicas a la clínica para que el especialista supervise la evolución del tratamiento y si no se están produciendo daños.



BLANQUEAMIENTO EN CLÍNICA

En el método realizado en las clínicas se acelera el proceso a través de mayores concentraciones de peróxido de hidrógeno, aunque sin superar el límite de la concentración del 6 por ciento que estipula la legislación, y aplicando luz LED, láser o ultravioleta a través de lámparas especiales, para lo que se coloca al paciente un protector gingival en la encía y se aplica el blanqueador diente por diente. Una sesión de este tipo de 40 minutos obtiene resultados similares al tratamiento ambulatorio realizado a lo largo de 3-4 semanas.

El tratamiento blanqueador baja varios tonos el color, pero con el tiempo los dientes vuelven a tomar progresivamente el tono inicial, lo que supone que habrá que repetir el proceso en el futuro. No todas las personas responden igual al tratamiento.



infosalus.com



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa