Cochabamba, miércoles 26 de junio de 2019

Gafas inteligentes varían graduación con un toque

TouchFocus dispone de un sistema electrónico que permite cambiar de manera instantánea la perspectiva visual.
REDACCIÓN/ABC Twitter: @DiarioOpinion | | 10 abr 2019


El futuro viene dibujado por las gafas de vista.

La miopía, según datos del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas, creció en los últimos años como consecuencia de las prolongadas sesiones frente a las pantallas digitales. Pero, con la edad, muchas personas también sufren ciertos problemas visuales como la vista cansada, la presbicia o cierta pérdida de visión. Una situación que lleva a usar varios tipos de gafas en función de las circunstancias.

En aras de corregir este engorroso momento, la firma japonesa Mitsui Chemicals cuenta con un interesante producto; unas gafas “inteligentes” bautizadas como TouchFocus que disponen de un sistema electrónico preparado para adaptar varios tipos de lente en función de las necesidades del usuario. No son realmente novedosas, puesto que se presentaron hace dos años, aunque no fue hasta ahora cuando se empezó a hacerse eco a nivel internacional.

El caso es que a simple vista, parece sencillamente unas gafas con cierto estilo. Sin embargo, oculta en su interior una tecnología avanzada. Con un solo toque en un sensor táctil situado en su varilla, un engranaje permite cambiar de manera instantánea la perspectiva visual gracias a un cristal líquido.

Es algo que recuerda, y valga el punto de humor, a la célebre lección de Coco, personaje de la serie infantil “Barrio Sésamo”, en el que le explicaba a los niños la diferencia entre cerca y lejos. El equipo funciona algo parecido puesto que puede servir para personas que necesitan de una lente para leer y otras gafas para ver la televisión.

El dispositivo, lanzado de manera oficial, el pasado año, está disponible en varios puntos de venta en Japón, aunque la empresa desarrolladora empezó una expansión comercial. Desde esta primavera existen más de 100 tiendas que ofrecen estas gafas, que se alimentan, además, de una batería de larga duración (unas diez horas, según la marca), fácilmente recargable a través de un puerto USB. El objetivo es que las ventas anuales aumenten hasta los 50.000 pares antes de 2022. Su precio propuesto en Japón es de alrededor de 2.500 dólares.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa