Cochabamba, domingo 16 de junio de 2019

Un problema sexual común en los hombres

Estos consejos te ayudarán a lidiar con la eyaculación precoz y disfrutar de tu sexualidad en pareja sin complicaciones.
TEXTO: LAMENTEESMARAVILLOSA.COM FOTO: VITALEGRIA.COM | | 07 abr 2019


El sexo es una parte muy importante de la vida. Nos permite disfrutar libremente de nuestro propio cuerpo. Cuando se produce una dificultad a nivel sexual, como sucede en la eyaculación precoz, afecta emocionalmente a la persona haciéndole sentirse ansiosa e insegura.

Debido a esto muchos hombres sienten que han perdido el control sobre sí mismos. Creen que no pueden complacer a la otra persona y no se sienten capaces de mantener relaciones sexuales satisfactorias. En muchas ocasiones viven el problema como un peso sobre su espalda que parece no tener fin.

Para tener conocimiento, se considera precoz a la eyaculación que se produce ante una estimulación sexual mínima o inmediatamente después de la penetración.

Normalmente el criterio temporal establecido para que se considere precoz es de un minuto tras el ingreso del pene a la vagina.

Para que la eyaculación precoz se considere una dificultad debe ser un problema persistente, no puntual, y experimentarse en todas o en la mayoría de las ocasiones de actividad sexual.

Su tratamiento suele tener resultados muy positivos, de hecho se considera que es la disfunción masculina que mejor responde a un trata- miento psicológico.

Algunas de las técnicas que puedes utilizar para retardar la eyaculación son las siguientes.

Parada y arranque: se trata de que la mujer acaricie el pene del hombre hasta alcanzar la erección completa, en ese momento se descansa durante un tiempo para evitar la eyaculación. Esta secuencia se repite unas tres veces y a partir de la cuarta vez se puede estimular hasta llegar al orgasmo.

Compresión: se puede hacer de dos formas diferentes. La primera, comprimiendo la zona justo debajo del glande y la segunda pinzando fuertemente la parte anterior y posterior de la base del pene.

Se debe comprimir durante tres o cuatro segundos en el momento en el que empiece a aparecer la más leve sensación de eyaculación. Tras un descanso de 15 a 30 segundos se puede volver a estimular el pene y repetir el proceso.

Céntrate en la otra persona: otra forma de conseguir retardar la eyaculación es parar la propia estimulación durante el encuentro sexual y enfocarse un tiempo en el compañero de juegos. De esta manera no solo conseguirás retardar la eyaculación sino que además tu pareja quedará gratamente satisfecha.

Reduce tu ansiedad: dado que, en muchas ocasiones, la eyaculación precoz puede estar precipitada por una elevada ansiedad conviene aprender a relajarse. Los ejercicios de respiraciónpueden ser grandes aliados.

Dos mejor que uno: si la primera vez ha resultado ser demasiado breve siempre puedes probar con una segunda ocasión. También, si se puede anticipar la relación, la masturbación previa al encuentro sexual puede retrasar la eyaculación.

Es preferible que estas técnicas se prueben al principio en solitario ya que normalmente es más fácil re-tardar la eyaculación cuando estamos a solas. Una vez practicadas y dominadas se pueden extender a los encuentros sexuales con la otra persona.

Es importante recordar que, cuando se trata de nuestra salud, no todos los métodos son adecuados. Hay productos, técnicas o recomendaciones dietéticas que actualmente no disponen de las garantías suficientes para ser utilizadas y que pueden llegar a ser incluso contraproducentes.

Es aconsejable no fiarse de productos milagrosos y alejarse de técnicas que están más cerca del esoterismo que de la ciencia. l



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa