Cochabamba, viernes 23 de agosto de 2019

EL ACOSO ESCOLAR Y LA VIOLENCIA EN EL ENAMORAMIENTO, DEBEN SER ERRADICADOS EN LAS UNIDADES EDUCATIVAS

| | 01 abr 2019



El acoso escolar es una forma de violencia en el entorno educativo, sin embargo, la violencia también puede visibilizarse en escenarios diferentes como es el caso de la violencia en el enamoramiento. En la adolescencia, una de las características más importantes es la atracción que sentimos hacia otra persona de la cual nos enamoramos, este sentimiento puede hacer que no distingamos acciones de violencia que pueden confundirse con manifestaciones de protección o interés de la otra persona que en el fondo son maneras de manipulación y violencia.

Por eso, sobre todo las mujeres, a veces justifican acciones violentas de sus parejas pensando “lo hace porque me quiere” sin embargo ninguna persona debería tolerar la violencia ya sea contra ella misma o en contra de otros. Por eso, es muy importante comprometernos a trabajar en contra de la violencia y tratar a las demás personas como te gustaría que te traten a ti.

Estas son algunas consecuencias en las personas que sufren violencia en el enamoramiento:

Se deteriora su autoestima.

Tienen miedo de volver a enamorarse.

Desconfianza en las personas

Sienten ansiedad, estrés, continuo estado de alerta

Dificultad en la toma de decisiones por el miedo a la equivocación, lo que provoca la pérdida de capacidad de resolución de problemas.

Trastornos alimenticios severos.

Trastornos del sueño.

Bajo rendimiento escolar y/o en el trabajo

Mayor probabilidad de seguir siendo víctimas de la violencia o de ejercerla

Desatención en las necesidad básicas (higiene, alimentación, sueño)

PREVENCION ANTE LA VIOLENCIA

Para prevenir la violencia en el enamoramiento es importante empezar a prevenir la violencia desde el hogar mediante:

La integración familiar

La comunicación

La práctica de los valores y vínculos familiares sólidos

El respeto y autoridad

El amor y comprensión hacia los demás

La comunicación efectiva y afectiva entre padres e hijos

La satisfacción de las necesidades básicas mediante el trabajo y el reconocimiento

El conocimiento del entorno y las amistades de las hijos y los hijos

La disciplina con sabiduría, amor y asertividad

A nivel del centro educativo, se puede prevenir la violencia mediante medidas preventivas y medidas de control:

Relaciones positivas entre estudiantes y maestras, maestros y el diálogo permanente.

Compromiso ampliamente asumido por maestras, maestros, para enseñar temas de comportamiento no violento y la sensibilización de una cultura de paz y tolerancia entre todas y todos.

Fuerte énfasis en el aprendizaje y trabajo académico.

Prohibiciones, límites y normas para el control de objetos que generan violencia en el Centro Educativo.

Capacitación del personal docente para intervenir en situaciones de conflicto

Capacitación de estudiantes para manejar conflictos.

Atención urgente y especializada a estudiantes conflictivos.

Atención psico-social a las víctimas de la violencia.

Terapias ocupacionales y recreativas dirigidas a la población estudiantil que lo necesite.

A nivel de la comunidad, la violencia se previene a través de:

Las relaciones positivas en la comunidad.

El compromiso asumido por las lideresas y líderes de promover la prevención de la violencia y la convivencia pacífica.

El desarrollo de condiciones para el entretenimiento sano de la niñez y adolescencia: canchas deportivas, actividades culturales, otros.

La realización de campañas “en contra de” la adquisición y “a favor de” la eliminación de juguetes que incitan a la violencia (pistolas por ejemplo).

Talleres de prevención de la violencia

La vigilancia de hechos violentos y comunicación oportuna con las autoridades pertinentes



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa