Cochabamba, jueves 18 de abril de 2019

José María Leyes suma más de 2.900 horas en prisión, pero sin condena

El alcalde titular de Cochabamba está detenido en la cárcel de San Antonio desde hace cuatro meses. El proceso penal por el caso de las mochilas escolares inició hace un año.
| MELISSA REVOLLO P. Twitter: @melissarevollo | 31 mar 2019

El alcalde José María Leyes ingresa a la cárcel de San Antonio, la madrugada del 30 de noviembre de 2018. DICO SOLÍS



Una celda individual de más o menos tres metros por dos, una cama y una mesa con cuadernos donde toma apuntes, son el espacio donde el alcalde titular de Cochabamba, José María Leyes, pasa buen tiempo de sus jornadas, desde que le dieron detención preventiva en el penal de San Antonio, la madrugada del 30 de noviembre de 2018.

Con las de hoy son más de 2.900 horas que el alcalde Leyes está con prisión, pero sin condena.

Todo comenzó el 3 de abril de 2018, hace casi un año, cuando la concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rocío Molina, denunció irregularidades en la adquisición de las mochilas escolares chinas para los estudiantes del municipio.

Desde entonces, el proceso avanzó y llegó hasta la imputación del Alcalde, pero aún no hay juicio ni condena. Desde hace un año, otros casos se fueron sumando contra Leyes, entre esos dos más sobre material escolar y los demás sobre otros temas que se extendieron contra otros funcionarios y hasta familiares de la autoridad.

En la actualidad guarda detención preventiva en la cárcel por dos casos, Mochilas I y Mochilas II.

Desde que fue detenido preventivamente, la actividad en el recinto penitenciario fue intensa en torno a Leyes. Hasta ahora, sus visitas incluso deben hacer fila para ser recibidas.

El asambleísta del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) Eduardo Sarmiento llega a San Antonio casi cada semana, y pasa tiempo con el Alcalde, a veces caminando en el patio mientras conversan y, en otras ocasiones, en la celda.

“Lo he podido ver más delgado a mi amigo, a José María. Me imagino que ya está más adaptado, pero el tema no es fácil”.

Leyes recibe visitas de familiares, amigos y dirigentes los días martes, jueves, sábados y domingos.

Humberto Trigo, abogado del Alcalde, informó que los abogados de su gabinete le visitan todos los lunes, miércoles y viernes.

“Solamente entran los abogados (esos días). Entonces, siempre está parte del estudio jurídico coordinando las acciones”.

El Alcalde titular de Cochabamba elige a qué personas recibirá como visita. Sarmiento explicó que hay gente que va por temas personales o para incomodarlo. “No es el lugar ni el momento (…). Creo que tiene todo el derecho para ver a quién recibir. De alguna manera ve este tema, si va a atender o no. Tiene derecho también a estar tranquilo. Pero, tampoco se hace problema de recibir”.

Entre otras personas, llegan a ver a Leyes exfuncionarios de la Alcaldía, asambleístas departamentales y parlamentarios que también llegan de otras ciudades. El líder de Demócratas, Rubén Costas, y miembros del comité ejecutivo de su partido político también llegaron hasta San Antonio.

“Creo que no le falta visita, principalmente el fin de semana. Lo importante es que los amigos siempre tratan de compartir y hacerle sentir que no está solo y que al final de la tormenta se encuentra la paz”.

Cuando la autoridad ingresó al penal, durante los primeros días, el movimiento fue mayor al que existe en la actualidad.

Entre los sectores más visibles que se organizaron para brindarle respaldo, estuvo el de los comerciantes. A poco de la llegada del Alcalde, los dirigentes llegaron con bolsas llenas de verduras para el penal.

Estas acciones continúan, aunque no con la misma frecuencia que en principio. “Yo creo que se ha ganado el cariño de la gente”, dijo Sarmiento.

Leyes sale del penal cuando se fijan sus audiencias en el Juzgado.

Se conoció que en algún momento también fue necesario su traslado a un centro médico.

En un par de ocasiones, también recibió la visita de un médico.

“Se le había infectado el pie, y también estaba con un fuerte resfrío. Y, a veces, me imagino, el tema de estar ahí no es fácil y se siente un poco deprimido”.

DEPORTE

En medio de su situación como recluso, el Alcalde busca la manera de mantenerse en forma y practica deporte, volibol.

Sarmiento expresó que Leyes participa de campeonatos internos.

“Una de las últimas veces que le visité estaba haciendo deporte, estaba con su camiseta. Él tiene que ver también la manera de pasar el tiempo”.

Antes de entrar a la cárcel, la autoridad practicaba fútbol y volibol.

Entre otras de sus actividades para pasar el tiempo, está el ajedrez.

El asambleísta demócrata describió al Alcalde como “más delgado y más serio”.

SIN INGRESOS

Uno de los principales problemas en los que derivó el proceso penal y la detención de José María Leyes es la manutención de su familia.

En la actualidad, no cobra sus salarios, por lo que no percibe ingresos económicos.

El abogado Trigo manifestó que recibe apoyo de familiares y otras personas.

“Hemos intentado cobrar el sueldo, y la gestión se ha estancado burocráticamente en el Concejo Municipal. No ha prosperado. Vamos a seguir intentando. Pero, (Leyes) está con problemas realmente muy serios”.

Hace más de dos meses, la defensa de Leyes hizo las peticiones al Concejo para que la autoridad pueda nuevamente percibir sus salarios, “porque no fue suspendida”.

En las audiencias, sus abogados expusieron que Leyes ya no contaba con recursos económicos para mantener a su familia. El abogado Trigo enfatizó que “No existe impedimento” para que le paguen. “Esa suspensión es forzada”.

La situación económica del Alcalde repercutió incluso en los honorarios de los juristas que lo defienden, porque acumuló deudas, según Trigo.

PROGRAMA DE RADIO

Un día antes de ser aprehendido, José María Leyes conducía su programa de radio de todos los jueves.

El programa “Haciendo bien las cosas” tenía el objetivo de dar a conocer el trabajo de la Alcaldía de Cochabamba en torno a las obras y proyectos.

En la actualidad el programa municipal continúa, con otros conductores, y se difunde por las emisoras Fides, Estrella y CEPJA.

El 19 de abril, un día antes de la aprehensión y dos días antes de que se determinara su detención preventiva, Leyes dedicó casi media hora del programa al caso de las mochilas escolares chinas.

Expuso documentos sobre su presentación voluntaria para declarar, entre otros papeles.

La denuncia de las mochilas escolares fue hecha pública el 3 de abril de 2018. Durante el programa de radio, el Alcalde informó que tres días después, el 6 de abril, se presentó voluntariamente en la Fiscalía para prestar declaraciones.

Pero, fue citado recién para el 20 de abril.

Con esta información, la autoridad denunció entonces que el plan del MAS era “atacar a José María Leyes” y llegar a un revocatorio de su mandato.

“Es el pretexto para encarcelarme”, aseguró.

Frente al micrófono dijo que el MAS se basó en mentiras.

Un primer elemento fue la afirmación de la existencia de un “sobreprecio”. Cuando la concejala Molina denunció que las mochilas chinas costaban 10 millones de bolivianos menos de los 12.4 millones que se había determinado para las alrededor de 92 mil unidades

Leyes aseguró que aquello era “falso”.

Recordó que no se había pagado ni los anticipos a los importadores. Acotó que Transparencia municipal recomendó que, mientras duré la investigación, no se pague y se suspendió la erogación de dinero desde la Municipalidad.

En la actualidad, la figura del “sobreprecio” no se incluye entre las acusaciones que pesan contra Leyes.

Trigo enfatizó que se demostró, con documentos, que los gastos corresponden a los costos del material, la importancia y a la ganancia de los proveedores.

Otro aspecto que fue negado por la autoridad titular del municipio es que la compra de las mochilas se haya hecho de manera directa o que algún funcionario municipal haya viajado a China para traer el material.

Enfatizó que la Alcaldía hizo, como corresponde, una licitación pública.

La concejala Molina denunció que hubo favoritismo en la selección de los proveedores, además de información privilegiada porque la compra de mochilas comenzó antes de lanzar la licitación y el material llegó ya con los logos municipales previstos para 2018.

Un tercer elemento que Leyes resaltó el 19 de abril fueron las acciones que asumió en torno al tema. Manifestó que instruyó a la Dirección de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la Alcaldía que investigue el caso de las mochilas escolares.

Agregó que emitió el 3 de abril un memorándum instruyendo el inicio de una auditoría, no solo de 2018, sino de 2017 y de 2016.

“Que investiguen todo, aquí no hay nada que ocultar”, dijo entonces.

El 6 de abril, se apersonó a la Fiscalía para que le tomen declaraciones.

No fue hasta el 20 de abril que fue citado. Entonces, acudió a la cita de las cinco de la tarde. Aquella tarde se abstuvo de declarar, como en las demás citas a las que fue convocado posteriormente. Al finalizar la tarde se conoció que fue aprehendido, y hubo conflictos en el centro de la ciudad.

Comerciantes, funcionarios de la Alcaldía y otras personas se mantuvieron en vigilia mientras Leyes estaba frente a los fiscales en las oficinas del edificio Abugoch. Al enterarse de la determinación del Ministerio Público, hubo conflicto, incluso gasificaciones en varias calles. Luego de los problemas, el Alcalde fue conducido hasta la Estación Policial Integral (EPI) Norte.

Al día siguiente, se desarrolló la audiencia de medidas cautelares y el juez determinó su detención domiciliaria.

LAS RESTRICCIONES

No fue enviado a la cárcel. Pero, le impusieron restricciones que derivaron en una anulación del ejercicio de sus funciones como Alcalde.

El juez Fernando Pérez estableció una fianza de 200 mil bolivianos, arraigo, la instrucción de no acercarse a las oficinas del gobierno municipal de Cochabamba ni tomar contacto con los medios de comunicación.

Estas determinaciones le cerraron la posibilidad de trabajar. Y desde entonces, tampoco pudo referirse al proceso de manera pública.

Esto generó inestabilidad en la Alcaldía. Los concejales demoraron en asumir acciones para designar a una autoridad suplente temporal que lleve las riendas de la Municipalidad.

Entonces, la concejala demócrata Karen Suárez fue elegida para sumir el cargo.

Meses después, a finales de noviembre, luego de una serie de procedimientos legales, Leyes consiguió su libertad y volvió a la Alcaldía, pero solo por menos de dos días.

Luego se instaló otra audiencia, por el caso Mochilas II, y ahí se determinó su detención preventiva en la cárcel de San Antonio, donde permanece hasta ahora.

4 Meses

El alcalde titular de Cochabamba, José María Leyes, está encarcelado hace cuatro meses, desde la madrugada del 30 de noviembre de 2018, por el proceso Mochilas I.

Aunque, en a actualidad, la detención preventiva es por los casos I y II.

Último programa de radio

“Al MAS no le interesa la investigación, sino descabezar la Alcaldía de Cochabamba (...). Al MAS le interesa encarcelar al alcalde Leyes (....). Quiere que salga el Alcalde que defiende el 21F y que entre uno que defienda al MAS”. 19 de abril de 2018.

José María Leyes

ALCALDE TITULAR DE COCHABAMBA

3 Alcaldes en la actual gestión municipal

Debido a los conflictos por los supuestos hechos de corrupción en la Alcaldía de Cochabamba, la gestión 2015 - 2020 ya sumó tres alcaldes.

José María Leyes ganó las elecciones y asumió el cargo a mediados de 2015.

Luego de iniciados los procesos por las mochilas escolares, fue elegida Karen Suárez como alcaldesa suplente temporal.

Y, en la actualidad, el alcalde suplente temporal es Iván Tellería.

El retorno de Leyes por un par de días

A finales de noviembre de 2018, el alcalde José María Leyes consiguió estar libre de la detención domiciliaria que guardaba dentro el proceso denominado Mochilas I, por la adquisición de material en 2018. Sin embargo, en menos de dos días se instaló la audiencia cautelar por el caso Mochilas II, por la compra en 2017. Ahí, se estableció su detención preventiva.

Respaldo al Alcalde se expone menos

El respaldo que en principio recibía el alcalde José María Leyes se expone menos en la actualidad.

Durante su asistencia a las primeras declaraciones o audiencias, sus seguidores, entre comerciantes y otros, instalaban vigilas en la Fiscalía o el Palacio de Justicia. También había despliegue y mayor control de los efectivo de la Policía.

Actualmente, asisten pocas personas a las audiencias.

Sin embargo, el asambleísta Eduardo Sarmiento manifestó que recibe apoyo a través de las visitas que llegan hasta la cárcel de San Antonio para conversar con él.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa