Cochabamba, martes 25 de junio de 2019

Una mujer de pollera en una costa chilena.

El 80% del comercio exterior de Arica tiene que ver con Bolivia, de acuerdo con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, pero, desde octubre de 2018, hay muelles alternativos.
| dayana flores a. Twitter: @DayanaOpinion | 24 mar 2019





El desvío de mercadería boliviana a puertos alternos a los chilenos es una consecuencia que trajo el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Esta tendencia se irá acentuando en el transcurso de esta gestión, según una proyección del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

La Unidad Estadística del IBCE emitió datos sobre el comportamiento de las importaciones bolivianas vinculadas a Chile y Perú, durante el trimestre posterior al fallo.

En octubre de 2018, mes en el que la Corte determinó que Chile no tenía la obligación de negociar una salida soberana al océano con Bolivia, los volúmenes y valores de mercancías que ingresaron desde los puertos peruanos a Bolivia eran superiores a los chilenos.

Ese mes, Bolivia importó, usando puertos chilenos, mercancías valuadas en más de 44 millones de dólares. Mientras que por muelles de Perú ingresaron 79 millones de dólares en bienes.

En noviembre de ese mismo año se registraron importaciones desde Chile valuadas en 68 millones de dólares, frente a 59 millones provenientes de Perú.

En diciembre de 2018, otra vez hubo más bienes provenientes de Perú, con un valor de más de 59 millones de dólares y de Chile solo entró 47 millones.

El gerente del IBCE, Gary Rodríguez, se refirió a los cambios que marcó el 1 de octubre en el relacionamiento entre Bolivia y Chile.

A continuación, algunas preguntas que respondió a OPINIÓN sobre ese asunto.

P. Tras el fallo de la CIJ en favor de Chile, el 1 de octubre, ¿advirtió cambios en las relaciones económicas y comerciales entre Bolivia y Chile?

R. No se advirtió una diferencia sustancial en cuanto al relacionamiento en lo económico y comercial. Es previsible que sí ocurra algo en el último ámbito, fundamentalmente en lo que respecta a la utilización de puertos chilenos.

El Gobierno boliviano instauró, a partir del 30 de octubre de 2018, el Sistema Portuario Boliviano que, orientado (a conectar a Bolivia) al océano Atlántico, declaró puertos internacionales a Puerto Aguirre, Puerto Gravetal y Jennefer, con base en la recategorización que hizo la Dirección General de Intereses Marítimos, dependiente del Ministerio de Defensa.

Es previsible que este año veamos una importante cantidad de desvío de carga, principalmente, de importación, considerando la disminución de costos y tiempos que están estudiados en función de la utilización de las aguas de la hidrovía Paraguay - Paraná para traer mercadería de ultramar a través de estos tres puertos.

P. Algunos empresarios migraron a puertos alternativos a los chilenos, ¿Considera que esta es una reacción al fallo de la CIJ?

R. En el mundo de los negocios lo que se impone es la competitividad. La racionalidad del negocio tiene que ver con tres factores: precio, calidad y oportunidad.

En el caso de un servicio portuario, si es que hay alternativas que se están presentando en el Perú, los operadores económicos las van a tomar y de igual forma en lo que hace a los tres puertos que tenemos en la hidrovía Paraguay - Paraná, en la cabecera, sobre el canal Tamengo.

P. ¿Qué opinión tiene el IBCE sobre la dependencia boliviana hacia los puertos bolivianos? ¿Considera que se deberían de buscar otras opciones?

R. La política de Estado que se está llevando adelante en los últimos años tiene que ver con ello. De ahí el esfuerzo para activar el puerto de Ilo o desviar más carga por Matarani, en Perú. Ahora, el Sistema Portuario Boliviano, orientado hacia el Atlántico.

Este no es un tema menor, según datos de la Unidad Estadística del IBCE, en el año 2017, los puertos chilenos transportaron 3.4 millones de toneladas de mercancías. Minerales por Antofagasta; por Arica, una mezcla de productos no tradicionales y también algo de minerales y mucho de importación; y, por Iquique, más importación que exportación.

P. ¿Qué tipo de mercadería ingresa más desde Chile a Bolivia?

R. Desde ese país viene carga general, principalmente. Del puerto de Arica se importan insumos, vehículos, alimentos, cargas de proyecto -para las empresas petroleras o estratégicas del Estado-. Desde Chile entran miles de productos, incluso con carga contenedorizada. El 80 por ciento del comercio exterior que maneja Arica tiene que ver con carga de importación y exportación boliviana.

En lo que respecta a Iquique, principalmente, es un medio de importación de vehículos, productos de línea blanca, línea negra y, lamentablemente, de ropa usada que, si bien está prohibida en el país, se encuentra en grandes cantidades en la zona franca de Iquique y entra vía contrabando a Bolivia.

Intercambio comercial

Entre 2007 y 2017 las exportaciones hacia Chile sumaron 1.190 millones de dólares. Las importaciones alcanzaron 3.969 millones de dólares, según el IBCE.

DATOS PARA TOMAR EN CUENTA

Mercancías que Bolivia exporta

Las mercancías que Bolivia exporta más a Chile son los minerales.

Según cifras del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, el 23 por ciento de lo que se exportó al país vecino en 2017 era plata.

Lo que más importó el Estado desde Chile fue el diésel. En 2017, el 25 por ciento de las importaciones estaba constituido por ese hidrocarburo.

3 puertos chilenos más usados

Las mercancías bolivianas que ingresan y salen a través de muelles chilenos transitan más por tres lugares: Arica, Iquique y Antofagasta.

En 2017, Bolivia exportó 112 mil toneladas de mercancías a través de Iquique, 821 por medio de Arica y 983 por Antofagasta, según información del IBCE.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa