Cochabamba, miércoles 20 de marzo de 2019

Retomar comida tradicional ayudaría a reducir diabetes

La dieta incluye cereales, granos, plantas y productos de origen animal con bajo aporte de grasa e ingredientes del campo como maíz, tomate, fríjol, calabaza, chile, frutas, verduras y semillas.
MÉXICO/EFE | | 14 mar 2019

VIAJE.jet

A México le urge volver a la comida tradicional, lo cual ayudaría a combatir la epidemia de diabetes y reduciría el sobrepeso y la obesidad, consideró Bent Lautrup, consejero senior de la Fundación Mundial de Diabetes (FMD).

Tras participar en el foro Novo Nordisk Leaders Summit 2019, el experto aseveró que aunque estos padecimientos tienen incidencias parecidas en todo el mundo, el problema es mayor en México, "sin embargo, los desafíos son los mismos", dijo.

Según el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la dieta tradicional incluye cereales, granos, plantas y alimentos de origen animal con bajo aporte de grasa e ingredientes del campo mexicano como maíz, tomate, fríjol, calabaza, chile, quelites (verduras tiernas), frutas, verduras y semillas

"Se debe tener en cuenta que es un proceso de cambio, pero hay que hacerlo desde el nivel escolar", señaló.

Dijo que desde su perspectiva hay optimismo en que este padecimiento pueda combatirse eficazmente en los próximos años, sobre todo porque se ha avanzado en la educación del personal de salud y de los pacientes.

Añadió que se necesitan alianzas de todos los actores y acciones multisectoriales tanto a nivel de gobierno, comunitario y atención médica.

Lautrup aseveró que la FMD apoya ya a México en proyectos para combatir este padecimiento en los que ha invertido 4.2 millones de dólares en los últimos 10 años.

Entre los programas que el organismo ha auspiciado se encuentra una clínica especializada en diabetes que ofrece atención primaria y la cual opera en conjunto con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

En ella existe una sala de cocineros para aprender nuevamente a cocinar. "Eso es clave para tener algo sostenible ya que hay muchos pacientes que no saben lo que deben comer y hay que educarlos, eso es algo urgente", dijo.

Además, tiene proyectos con el Instituto Nacional de Salud Pública y la Secretaría de Salud de Morelos para atender en ese estado problemas como la retinopatía diabética, diabetes en el embarazo y en poblaciones indígenas.

IMPACTO ECONÓMICO Con una prevalencia de 32.4 por ciento , México ocupa el segundo lugar mundial de obesidad en adultos después de Estados Unidos (38.2 por ciento )y por delante de Nueva Zelanda (30.7 por ciento ), lo cual genera ya un impacto importante en su economía y en la salud de sus habitantes.

Según la Organización Mundial de la Salud y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cada año mueren al menos 2.8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

Siete de cada diez adultos mexicanos mayores de 20 años continúan padeciendo exceso de peso. El 33.2 por ciento de las niñas y niños entre 5 y 11 años de edad, que cursan la educación primaria, presentan sobrepeso y obesidad.

Se estima que más del 23 por ciento de niños de entre 0 y 4 años son obesos.

Las enfermedades del sobrepeso

La obesidad influye directamente en el 58 por ciento de los casos de diabetes mellitus, en el 21 por ciento en las cardiopatías y entre 8 y 24 por ciento en algún tipo de cáncer.

Se estima que el 90 por ciento de los casos de diabetes mellitus tipo 2 son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

De acuerdo con estimaciones, cada 15 kilogramos extras aumenta el riesgo de muerte temprana en un 30 por ciento .

La disminución de 10 por ciento del peso corporal es suficiente para mejorar la calidad de vida, reducir el riesgo de comorbilidades y prevenir la muerte precoz.

Los costos directos e indirectos de la obesidad en México fueron de casi 8.000 millones de dólares en 2017.

En los últimos 17 años se ha triplicado el costo asociado a la obesidad.

En 2014, la estimación del costo indirecto generado por ingresos perdidos debido a muerte prematura, ausentismo laboral y cuidado de los enfermos fluctuó entre 891 y 3.525 millones de dólares. Al incluir las enfermedades cardiovasculares, cánceres, osteoartritis y enfermedades metabólicas asociadas con sobrepeso y obesidad, el costo directo varió entre 4.636 y 5.478 millones de dólares.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa