Cochabamba, viernes 24 de mayo de 2019
La Miss Cochabamba 2018 hizo una denuncia por lesiones. La supuesta agresora se declaró víctima

Reina de belleza, en lío judicial

| MYTHYL ANTEZANA T. WhatsApp: 76400074 | 12 mar 2019



Una pelea entre dos bellezas de Cochabamba derivó en procesos legales de ambas por lesiones.

Aseguran que de por medio hay envidia y dejan en manos de la justicia este hecho para continuar con sus vidas. Dieron a conocer su versión a través de las redes sociales, y en contacto con este medio. Ambas cuentan con certificados médicos forenses para respaldar sus denuncias.

La Miss Cochabamba 2018, Vanessa Vargas, y la segunda finalista de este certamen de belleza, Adriana Mariscal, protagonizaron una pelea durante una fiesta en el campo ferial de Alalay, el 2 de marzo.

Cada una, por su lado, asegura que la otra empezó la pelea sin ninguna razón en un encuentro fortuito.

“Hoy (por ayer) presenté una querella en contra de esta chica que intenta dañar mi imagen victimizándose y alegando cosas que no son ciertas. Fui yo la agredida, primero con ofensas verbales que vienen desde el inicio del certamen de Miss Cochabamba, hace ya más de un año, y ahora físticamente. Yo procedí a defenderme. Esto se resolverá legalmente porque las mentiras tienen fecha de vencimiento”, dijo Vargas, quien además es Miss Bolivia Mundo.

Vargas dijo que desde el concurso, cuando junto a la señorita Cochabamba obtuvieron los títulos previos, hubo un “complot” en su contra. Ahora tiene miedo de que le suceda algo.

“Seguiré con mi vida normal, pero acompañada. Si todo empezó con ofensas verbales hace un año y ahora hay agresiones, ya tengo miedo de que me suceda algo. El error que yo cometí en esta ocasión fue exponerme a esta situación al ir a un lugar público. Me agredieron y me defendí, más nada”.

Por su parte, Mariscal, según el documento de la denuncia que realizó el martes pasado, recibió una patada en su canilla, dos golpes en el rostro, un empujón y jalones de cabello.

En su cuenta oficial de Facebook, aclaró que no atacó a nadie, ni empezó la pelea, solo se defendió.

“No es la primera vez que por celos, por envidia o no sé va y amedrenta a las chicas que las ve con su ex (ojo que no es mi caso) o también a otras chicas que ella ve como competencia. Yo no puedo dejar que este tipo de violencia pase así como si nada. Así como ella se jacta de haberme pegado, pues yo me jacto de tener las herramientas para que esta persona tenga su estate quieto y créanme no va a ser para nada con violencia. Me ampararé en la justicia”, escribió en su muro el viernes.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa