Cochabamba, martes 21 de mayo de 2019

Bebé japonés de 268 gramos es el más pequeño del mundo

La criatura nació a las 24 semanas de gestación y permaneció en el hospital siete meses antes de ser dado de alta, con 3.2 kilos de peso. El anterior récord lo ostentaba un alemán de 274 gramos.
REDACCIÓN BBC-EFE | | 07 mar 2019





Un bebé prematuro que pesó solo 268 gramos al nacer fue dado de alta la pasada semana y está sano en su casa.

El hecho ocurrió en un hospital Tokio, Japón, donde el doctor Takeshi Arimitsu, quien atendió al bebé, le aseguró a la BBC que el recién nacido es el más pequeño del mundo que logra abandonar el hospital para continuar con su vida junto a su familia.

Arimitsu afirma que el bebé japonés logró este récord con base en un registro de los bebés más pequeños del mundo que lleva la Universidad de Iowa, Estados Unidos.

El bebé nació por cesárea de emergencia en agosto, tras solo 24 semanas de gestación, cuando lo normal es que un embarazo dure aproximadamente 40 semanas. Los médicos tuvieron que sacar al niño al darse cuenta de que había dejado de crecer en el útero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define "bajo peso al nacer" cuando éste es inferior a 2500 gramos.

Era tan pequeño que cabía en un par de manos juntas.

El bebé pasó varios meses en el hospital, incluyendo cuidados intensivos, hasta que por fin fue dado de alta la semana pasada.

Ahora pesa 3.2 kilos y se alimenta normalmente.

"Solo puedo decir que estoy feliz de que haya crecido tanto porque, honestamente, no estaba segura de que pudiera sobrevivir", dijo la madre del niño, según el Hospital Universitario Keio de Tokio.

Para el doctor Arimitsu , este caso fue una oportunidad para mostrar que "existe la posibilidad de que los bebés puedan salir del hospital con buena salud, incluso si nacen prematuros".

El anterior récord lo tenía un niño nacido en Alemania, que pesó 274 gramos al nacer.

El Hospital Universitario de Keio dijo que la tasa de supervivencia de los bebés nacidos que pesan menos de un kilogramo es de aproximadamente el 90 por ciento en Japón. Pero para los nacidos de menos de 300 gramos se reduce a alrededor del 50 por ciento .

Entre los bebés más pequeños, la tasa de supervivencia es mucho menor para los niños que para las niñas. Los expertos médicos no están seguros de por qué, aunque algunos creen que podría estar relacionado con el desarrollo más lento de los pulmones de los bebés varones.

CIRUGÍA María pesaba solo 1.310 gramos, pero su corazón podía latir hasta 300 veces por minuto (lo normal son 150), por eso hubo que provocar su nacimiento y que pasara por quirófano para una ablación cardiaca, convirtiendose en la paciente más pequeña del mundo sometida a esta práctica.

La niña fue operada el pasado cuatro de enero en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona (noreste de España), después de que los fármacos que se habían suministrado a la madre durante el embarazo y a María tras su nacimiento, en la semana 30 por parto provocado, no fueran capaces de solucionar su incesante taquicardia.

Mes y medio después de la intervención, la tranquilidad ha vuelto a la familia de María y sus padres, Raquel y Alfonso, expresaron su agradecimiento a los profesionales de los hospitales Miguel Servet y Sant Joan de Déu, que atendieron el embarazo, parto y la operación de la niña.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa