Cochabamba, lunes 22 de abril de 2019

Madre reta y desmiente a Gobernador sobre ayuda

Víctor Hugo Vásquez dice que dio apoyo. Un abogado señala que la Gobernación no tiene responsabilidad.
| Betty Condori rojas Twitter: @becor2002 | 10 feb 2019

Máxima Solares, madre de Demetrio Huacaña, (al fondo junto a Daniel) exige respuestas del Gobernador.

“El Gobernador me ha jurado que me iba a apoyar, pero no lo ha hecho. Nunca me ha ayudado. En una ocasión fui a reclamarle y ha sacado 200 bolivianos de su bolsillo, en Todos Santos. Eso es todo (lo otorgado)”, afirma Máxima Solares, la anciana madre de Demetrio Huacaña, la persona más afectada, después de los cuatro muertos de la segunda explosión del 13 de febrero, en Oruro.

El aludido gobernador Víctor Hugo Vásquez respondió con molestia ante los reclamos de la madre de Huacaña y de otras víctimas de las explosiones por falta de atención y apoyo: “Yo no soy autor de los atentados. He sido solidario, hemos ayudado bastante. Los Huacaña exageran. Es la familia que más ha recibido”, dijo.

Sin embargo, Solares responde que el Gobernador miente y que en una ocasión incluso le ofreció reponer el vehículo destrozado en el incidente. “Pero no ha cumplido”.

El hijo adolescente de Demetrio Huacaña, Daniel, reforzó a su abuela y dijo que las autoridades les han abandonado.

Afirmó que solo se acercó a la Gobernación para pedir que su madre sea transferida a La Paz, porque en el hospital general San Juan de Dios no estaba recibiendo atención adecuada y el pie derecho afectado por el estallido se infectaba.

A las 18:00 horas de ese Martes de Ch’alla, Demetrio, su esposa Demetria, su hijo Ariel (10 años) y Alex, de tres, pasaban en su auto por la calle Caro y Bakovic, a una cuadra donde había sucedido la primera explosión tres días antes.

Un artefacto estalló justo debajo del auto de los Huacaña y mató al pequeño Alex, e hirió de muerte a Demetrio, Demetria y Ariel. El padre estuvo casi un mes inconsciente y en terapia intensiva. Perdió la audición del oído derecho, su visión está afectada, siente dolor en las rodillas y en la cabeza. Está impedido de hacer cualquier esfuerzo.

El auto que le servía para trabajar (distribuía paquetes de bolsas plásticas) quedó prácticamente en chatarra. Está enfermo y sin medio de sustento para su familia.

“Los únicos 200 bolivianos que me ha dado fue entregado de inmediato a mi hijo. Pido que me haga entrevistar con el presidente Evo Morales. Él sabe que yo apoyo al hermano Evo y al hermano Gobernador. Pero mi hijo con qué va a trabajar. Mi yerna también está mal. Le he dicho (a Vásquez) que iba a empezar una huelga de hambre. No tengo miedo”.

Insistió : “Una vez nos ha dicho (el Gobernador) ‘vamos a ver el auto de tu hijo en qué estado está. Te lo vamos a hacer arreglar, si no te haremos responder otro’. Pero no ha cumplido. Ahora que le den trabajo. Que no mienta”.

EL GOBERNADOR

El diálogo con el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, del Movimiento Al Socialismo (MAS) no fue cordial. Dio respuestas breves y tajantes. Al conocer el tema de la entrevista quiso terminar antes de empezar.

A la consulta sobre la situación a un año de las explosiones respondió: “No somos ni fiscales ni jueces, a ellos pregunte sobre el tema”.

Insistiendo sobre la responsabilidad y solidaridad de las autoridades para con las víctimas, Vásquez consideró que “como Gobernación apoyaron bastante desde el primer día. Hemos tramitado en el Gobierno central un decreto de tres millones de bolivianos. Se ha ayudado con eso, seguimos atendiendo en el hospital General, Oruro-Corea y con la Lotería Nacional”.

Al saber que las víctimas reclaman por una falta de apoyo de la Gobernación, del Sedeges y el SEDES, aseguró: “No somos culpables de lo que ha sucedido. El Gobernador no es el que ha atentado”.

Apoyamos, pero tampoco podemos con todo lo que ellos piden, dijo.

Sobre la pérdida y reposición del vehículo de los Huacaña respondió:

“Mal te puedo hablar nombres. Hay varios que han perdido sus bienes. Seguimos apoyando, incluso a un changuito estos días nomás hemos hecho operar”.

Luego recordó el caso mencionado. “Lo de la familia Huacaña es exagerado. Hemos apoyado harto. Su madre me ha dicho: si no hablo con el Presidente, me voy a declarar en huelga. Eso ya es el colmo. Hemos apoyado harto, para que nos trate así. Es demasiado. No soy el autor del acto. Nuestro apoyo es solidario. Eso tienen que entender. Voy a declararme en huelga me ha dicho, como si el Gobernador fuera el autor. (...) Es la familia que más apoyo ha recibido”, reiteró.

Vásquez dijo que solo dos o tres personas recurren a la Gobernación. Mencionó que se hizo campañas de recolección. “Les hemos dado desde 20.000 hasta 2.000, dependiendo de la gravedad. Ahora, efectivamente ¿eso no es suficiente no?”.

La madre de Huacaña contó que la Alcaldía le dio un nicho, un cajón y el salón velatorio para enterrar a su nieto Alex, pero que de la Gobernación no recibió ni un centavo.

Abogado advierte vacíos en ley

El abogado penalista Rolando Ramos aseguró que es el autor del atentado el que debe asumir el resarcimiento de daños a las víctimas, “La ley no prevé, ante la eventualidad de que no se encuentre a los autores, que sea el Estado el responsable de todo”.

Ramos coincidió con el razonamiento del gobernador Víctor Hugo Vásquez sobre el tema de responsabilidades, “Mientras no se halle a los causantes, no hay posibilidad de resarcimiento”.

Aseguró que la Gobernación puede coadyuvar, pero que la responsabilidad de la investigación es de la Fiscalía.

“A partir de la reforma de la Constitución Política del Estado y otras leyes, el Ministerio Público es defensora de la sociedad. La defensa del Estado la asume la Procuraduría”.

Lamentó que no se haya dado con los autores de la tragedia.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa