Cochabamba, viernes 26 de abril de 2019
El cantante argentino Palito Ortega se refirió a la política, la situación de Venezuela y sus proyectos musicales.

“El poder es algo adictivo”

| MYTHYL ANTEZANA T. WhatsApp: 76400074 | 02 feb 2019


El cantante argentino Palito Ortega, con más de 50 años en la música y reconocido por sus éxitos “La felicidad”, “Despeinada”, “Bienvenido amor”, “Sabor a nada” y muchos más, volvió a Cochabamba, después de 14 años, donde ofreció un concierto en vivo.

En un contacto con los medios de prensa en el Huper Hotel, una charla como él la calificó, se refirió a varios temas de la coyuntura política y su carrera como artista, sin olvidar agradecer a sus seguidores por su cariño y realzar el paisaje y la gastronomía de la ciudad.

“Es una de las ciudades más lindas de Latinoamérica, con mucha historia y muy moderna. Me siento bien, querido y mimado”.

Ramón Bautista Ortega, de 78 años, no solo es un reconocido cantante, actor, productor y director de cine, sino como político. En la década del 90 fue Gobernador de Tucumán, senador y candidato a la Vicepresidencia de su país.

Su experiencia en esta área le permite pedir a sus excolegas revisar sus posiciones frente al poder.

“A los políticos, hoy en día, el poder los domina y se convierte en algo adictivo. En Latinoamérica he visto gente enamorada y enceguecida por el poder y eso tiene sus riesgos”.

También se refirió a la crisis en Venezuela que calificó como una brutalidad del accionar político.

“Queremos que encuentren una salida, una solución. Todo tiene un límite y es cuando la gente empieza a morir de hambre o se queda sin medicamento”.

Con respecto a la música, considera que en las nuevas generaciones de cantantes se perdió el romanticismo producto del desencanto por la vida, la amistad o el amor, y se volcaron a hacer canciones basadas en los ritmos y no en las letras como sucedía en su época, en la que se quería cantar a la par del público que se identificaba con un determinado tema.

Su último disco es “Románticos 60”, que calificó como un gusto personal en el que rescata las melodías de cuando tenía 16 años.

“Es un homenaje a esa época, a la gente de mi generación”, concluyó.

Palito Ortega, que aún hace honor a su denominativo por su figura delgada, lució una chamarra roja y unos tenis del mismo color. Contó que sus cuatro hijos están en la dirección de cine, producción de televisión, actuación y el canto. Dijo sentirse orgulloso de ellos y de su familia por su unidad.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa