Cochabamba, jueves 21 de febrero de 2019

El lema de Leclere y Asociados: “Mía es la venganza y yo juzgo tu causa”

Los miembros del bufete tenían un grupo WhatsApp que se llamaba Sentencias Constitucionales. Jhasmany decía que incluso jueces y policías tenían un tatuaje que los identificaba. Conozca el significado del símbolo.
| Darynka Sánchez a. Twitter: @DarynkaSanchez | 27 ene 2019

El símbolo elegido por Jhasmany T.L. para su consultora es la tapa de un disco del grupo sueco de metal Therion. Varias personas se tatuaron la pirámide y estrella de Qliphot.<BR><BR>

Una de las fotos de portada de la consultora jurídica Leclere y Asociados, en Facebook, es una pirámide invertida que está suspendida sobre un espejo de agua, parecido a un océano. Al fondo se ven unos edificios oscuros en un ambiente lúgubre. Es la tapa de un disco de death metal sinfónico del grupo sueco Therion, creado en 1987. La palabra theríon (θηρίον), extraída del libro de Apocalipsis, de la Biblia, significa "bestia" en griego.

El grupo Therion se formó como un tributo al álbum To Mega Therion, del grupo de metal extremo Celtic Frost, cuya portada es una obra de H.R. Giger titulada Satán 1. La letra y la música de Therion tratan sobre temas de ocultismo, la magia, mitológicos, tradiciones y escritos mágicos de tiempos antiguos. La mayoría de las canciones han sido escritas por Thomas Karlsson, que es el fundador Dragon Rouge, una orden mágica que tiene seis logias en Europa y cuyos miembros estudian el ocultismo desde una perspectiva práctica, y exploran la magia oscura a través de sus diferentes manifestaciones.

En la superficie de la pirámide de Leclere y Asociados, existe un círculo con una estrella de Qliphot de 10 puntas, que representa a los regentes de las huestes de la maldad en el universo y a las sefirot malignas, que son lo contrario a las emanaciones benévolas de Dios. El conjunto de qliphot es llamado el Árbol de la Muerte o Árbol Infernal.

Las dos primeras puntas de la estrella o emanaciones no son más que la ausencia de organización y de forma visible. La tercera es el borde o el principio de la oscuridad. Las siete siguientes están ocupadas por aquellos demonios que representan la encarnación de los vicios humanos y la tortura. Su príncipe es Samael, el ángel de la intoxicación y la muerte. Su esposa es la demonesa Lilit, unida a estos dos personajes está una bestia formando la falsa trinidad.

Los miembros de la consultora Leclere y Asociados tienen tatuajes o sellos en los antebrazos con la pirámide invertida y la estrella de Qliphot, que le servía no solo como un símbolo de unidad entre ellos, sino también como una llave que les abría las puertas en algunos juzgados.

En la foto de portada del Facebook de Leclere y Asociados, debajo del símbolo de la pirámide que contiene la estrella de Qliphot, el director de la consultora, Jhasmany T.L., eligió como lema una frase en latín: "Vindicta, ego udicabo causam tuam et facere", que significa "Mía es la venganza, yo juzgo tu causa".

Y esa frase resume aquello en lo que se convirtió esa consultora y su director. En el escritorio de ese bufete se redactaron informes policiales, entrevistas a testigos, ampliaciones de investigaciones, resoluciones y fallos que le cambiaron la vida y el futuro a decenas de familias. Como si fueran dioses, decidieron quiénes debían ser declarados culpables y quiénes podían ser llamados inocentes, más allá delas evidencias.

El bufete decidió que la impunidad tiene un alto precio y que la justicia solo es un trapo de inmundicia. El grupo recurrió a la tortura y a la intimidación para cobrar venganza y recuperar deudas, pero, cuando descubrió el poder que existe detrás del miedo, no le fue difícil obligar a las personas a firmar lo que sea, para apropiarse de sus bienes, vehículos y dinero, de acuerdo a las primeras investigaciones, a los testimonios y a los videos recolectados. Eliana V.R., una mujer que ayudó al bufete desde el año pasado, y que prestó sus declaraciones ante la Fiscalía, detalló que existe un grupo de WhatsApp llamado Sentencias Constitucionales en el que estaban incluidos todos los asociados al bufete y que se habían tatuado la pirámide y la estrella de Qliphot. “ Jhasmany me decía que esa era la identidad de la consultora Leclere y que cuando yo me tatúe recién me iban a agregar al grupo”.

Según ella y Diego Céspedes, entre los tatuados están Marcos F.C.; Sergio O.A.; Marcelo V.; Diego L.; Diego Céspedes Pérez, Christian O.A.; Lilian N., César M.C.; Wilder G; Gabriela P.; Oliver S.; Isabel Z.; P.A.; los policías Blanco, Guzmán. “Hay varios policías con tatuaje, la mayoría de Diprove, también hay jueces y fiscales, pero no sé quiénes. También se hizo tatuar Eliana V.R. que era la asistente de Jhass. Las mujeres no se hacian tatuar en el antebrazo, sino en otras partes”. Los miembros antiguos apadrinaban a los nuevos pagándoles el tatuaje en un local de la calle General Achá, entre Ayacucho y Baptista.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa