Cochabamba, domingo 21 de julio de 2019

La “tía” de Jhasmany y el audio que destapó un consorcio ávido de dinero

Una grabación de 47 minutos y 41 segundos sacó a luz la forma en la que operaba el abogado para lograr los sobreseimientos de sus clientes. Sus tentáculos penetraron el Órgano Judicial y otras instituciones.
| Darynka Sánchez A. Twitter:@DiarioOpinion | 27 ene 2019

La vocal Anawella T.P. fue aprehendida el 18 de enero y está detenida en la cárcel de San Sebastián.

La madre de un policía denunciado por tentativa de feminicidio acudió, acompañada de otra mujer, al bufete del abogado Jhasmany T.L. en busca de una solución para que su hijo no pierda su trabajo y recobre su libertad, luego de una audiencia a la que él acudió a defenderlo “como amigo”. En medio de la charla con la madre, Jhasmany llamó a su “tía”, una vocal, con la que acordó verse al día siguiente para “ayudar” al policía cambiando su detención preventiva por una detención domiciliaria. Esta es una transcripción de algunos fragmentos de las conversaciones:

Jhasmany: Nada me debes, mamacita, yo he ido a ayudarle a tu hijo.

Madre: Este es el acta que me han dado.

Jhasmany: ¿En qué sala ha caído tu caso?

Abogada: Había pedido para la Sala 1. Yo les he dicho error, porque...

Jhasmany: Yo le dije a tu hijo, a la Sala 2 o a la 3 porque yo hablo bien con esas personas. Les das platita y lo sueltan. Pero, el de la Sala 1 es civilista. Es un juez civil que se lo han llevado al sistema penal y le da miedo decidir, etc. Ahora el de la 1 va a llamar a mi tía o al viejito y pare de contar. También está fácil. A la Anawella la llamamos. Puedo hablártelo con la doctorita Anawella para que le diga al 1 y los dos lo suelten. Yo no tengo ningún problema. Con muchísima confianza.

Abogada Gabysita, la puerta cerrála.

Abogada: Un abogado les había dicho que no lo iban a poder sacar en esta audiencia y yo he dudado por el tema del civilista, porque es complicado ese señor….

Jhasmany: Ella es la jueza Anawella (muestra foto en su celular). ¿La conoces? Ánda, fíjate su cara para que no pienses que te estoy engañando. El de al lado es su esposo. El señor es mi tío. Voy a hacer una llamadita, por favor guarden silencio (llama varias veces, con altavoz, pero no contestan).

Jhasmany: ¿Qué no se ha desvirtuado? ¿El (artículo) 10, el 8?

Abogada: De la (ley) 234, el 1, el 2 y el 10 (se oye el sonido de la revisión de páginas).

Jhasmany: Ha acreditado familia, trabajo, todo. Hay que insistir para garantizar (llama de nuevo). Si quieres que yo le atienda a tu hijo, a mí tienes que darme, porque la audiencia yo no te la cobro de verdad. Te quiero decir algo, de corazón. Procesos de feminicidio, entre comillas de feminicidio, son delitos mayores, yo cobro harto, pero él es mi amigo, yo le he dicho que le iba a ayudar. Pienso que, para trabajártelo, unos seis meses le garantizo y demás. Y como él es policía, y no debe tener, lo mínimo que te puedo cobrar es 3.000. Para empezar, la mitad. Y aparte hay que darle a la jueza. Es la parte fregadita.

Jhasmany (Entra la llamada) ¿Alo? ¡Buenas tardes tío!,

Clever T.Q.: ¿Quién habla?

Jhasmany: Tu sobrino, Jhasmany T.

Clever: De otro número estás llamando…

Jhasmany: Como no estabas contestando, tío, te he llamado de número prestado. Este es mi otro número, pero está registrado a nombre de una chica. ¿Tío, mi tía está por ahí? ¿Le puedo hablar?

Clever: Claro que sí. ¿La vuelves a llamar?

Jhasmany: Por WhatsApp no llega, ahorita la llamo de nuevo (cuelga, espera, llega otra cliente de nombre Margarita a la que le piden cinco pollos al spiedo y que trate como rey a un sargento de la Policía, porque al margen de “su amor en gringas que son tres”, hay que darle más para que agarre a un “abusivo” (llama de nuevo).

Jhasmany: Tío ¿ya puede hablar? Tía, buenas tardes. ¿Cómo estás?

Anawella: Hola. ¿Cómo estás?

Jhasmany: Quería hacerte una consultita, siempre te pido permiso antes de cualquier cosa. No sé si has visto en las noticias, había un policía que supuestamente le ha querido matar a su expareja y estaba a cargo la fiscal Vilma Chileno. Han calificado como tentativa de feminicidio. Resulta, tía, que yo he ido a esa audiencia, para ayudarlo al policía, y otros abogados más porque es un policía que se ha hecho querer ¿No ve? El problema es que en los documentos, las agresiones son contra el policía, la valoración psicológica dice que el policía está traumado y debería recibir garantías. La señora tiene un raspón en el codo y le dieron cuatro días de impedimento. El policía tiene un arañazo en la cara con dos días de impedimento.

Anawella: ¿Es ese último de tentativa de feminicidio?

Jhasmany: Sí, ese caso es, tía, pero no se han comprometido órganos vitales. Decían que estaba embarazada, pero mentira. Decían que vivían juntos, pero hace dos años se han separado. La verdad, tía, el policía es el más afectado. Lamentablemente, tía, me ha tocado la fiscal Chileno y como la doctorita tiene fobia a los policías porque en celdas se le murió su hermano o su esposo, le ha dado con todo. ¿Qué ha pasado? En fuga solo hay el numeral 10 porque todos los elementos arraigadores se ha acreditado, pero, el fundamento del numeral 10 está en los mismos antecedentes del proceso. Y en osbtaculización, la Chileno no le quiso aceptar el informe del policía, de que la camioneta está en la FELCV. La Chileno ha desconocido el informe, entonces no ha lugar esos numerales y lo ha cautelado.

Anawella: ¿En serio?

Jhasmany: ¡Por Dios! Si miento que parta un maldito rayo, que me cautelen. Hemos presentado nosotros y el suplente del investigador, pero ella ha dicho que desconoce este informe y no quiso recibir. Por eso le han dado el numeral 1. Se ha sorteado, el problema es que le ha tocado al juez de la Sala 1, al civilista, al Mejía, y ese es especial. Y en convocados, estás vos, tía.

Anawella: Ah, ya. ¿Cuándo será? ¿Es este jueves en la tarde?

Jhasmany: No sé, no nos han notificado, solo tenemos el acta.

Anawella: La próxima semana, si es, me voy en comisión.

Jhasmany: No sé tía, pero ahorita el sorteo de convocados es contigo.

Yo tengo fuerza en el discurso y tengo la sentencia constitucional de jurisprudencia. Para ayudarle un poco, si el chango acredita todo, y doblegarle la voluntad al Mejía, preferiría que esté con arresto domiciliario, y que pueda salir como policía en horas de trabajo.

Anawella: Ya.

Jhasmany: Pero, por Dios, eso es todo. Las únicas pruebas son un certificado forense de cuatro días, en el psicológico el más afectado emocionalmente es el policía, un teniente.

Anawella: Sí, he visto en la tele.

Jhasmany: Ella lo ha querido agredir y él se ha escapado en la camioneta, y al escapar, ella le ha perseguido, se ha caído y se ha raspado el codo. Tú dime, tía, ¿a qué hora nos podemos reunir? Tú eres la convocada. ¿Hoy en la noche o mañana? Yo estoy viajando por un juicio.

Anawella: Tendría que ser mañana porque el viernes yo estoy viajando. Voy a averiguar.

Jhasmany: Entonces nos vemos como siempre, tía. El muchacho se llama Carlos Yamil L.L.

Anawella: Carlos Yamil L.L. (como si anotara).

Jhasmany: Un beso.

Anawella: Chau chau (cuelgan).

Jhasmany: (A la madre) Con garantías es mamita. Lo que ella me pide, es lo que se le da. Yo ni un peso mamita, es mi tía. Si ella se entera que yo pido 2.000 o 3.000, uta, me va ... se va la confianza. Hasta un domiciliario te da, pero tienen que decidir los dos (vocales). Yo no puedo coimear al civilista, si mi tía sería la presidenta, uta, ella decidía lo que sea. El doctor Mejía no es malo, pero toda la vida ha sido civilista, ha visto deudas, interdictos, ejecutivos, coactivos y remates. Y cuando decide (en penal) decide con miedo. A veces se pelean entre los vocales, porque uno dice dale, no hay delito acá, pero el otro no quiere. Ese será el problema, pero yo garantizo. Te han debido decir el doctor mínimo te va a cobrar 8.000, feminicidio es delito mayor, pero, por ser tu hijo está bien 3.000, 2.000 al empezar y 1.000 al terminar...

Madre: ¿Y para la doctorita cuánto será?

Jhasmany: Que me diga, pues. Lo correcto me va a decir. Si fuese violación no lo sueltan (conversan sobre una posible testigo que no declarará y la posibilidad de pedir una ampliación de estudios forenses).

Madre: ¿Usted va a ir a las audiencias u otro?

Jhasmany: Te lo trabajo como me has visto. Yo voy a ir a las audiencias. ¿Para qué otro? Tu sobrino lo hizo bien, explicó cosas que yo no sabía. El doctor Christian ha ido de amigo también y lo hizo bien, pero tu hijo sabe que para un caso tan peleado como este necesitan un abogado como yo (risas).

Con todo lo que has escuchado en la televisión yo te estoy dando una solución, ¿o no? ¿Con quién he hablado? ¿Con mi tía imaginaria? ¿Entiendes, no? Ese tema mamita, con mucha reserva. Si estoy permitiendo que escuches (en altavoz), es porque lo que menos me gusta es que el cliente piense que a nombre de un juez yo le saco más plata. Yo no hago eso, si alguien me dice 1.000, es 1.000. Yo no te hago creer que es 2.000 para embolsillarme. Por eso prefiero hablar con transparencia. Hasta mañana ella ya me va a avisar, lo mío ya sabes.

Madre: ¿Nada menos, doctorcito?

Jhasmany: Yo no te voy a abandonar en el camino, lo barato cuesta caro, yo soy caroooo… Mirá… (sonido de papeles). Este señor me ha pagado 10.000 dólares solamente por una apelación, no por un proceso completo, solo una apelación.

Es por violación a su hija. Esto es tres años de trabajo, el violador está libre, ya lo han sentenciado. El documento se hace así y se reconocen firmas, pero mira cuánto he cobrado por el caso de una violación. Son 25 a 30 años (la pena), el feminicidio son 30 años, la tentativa son 20 ¿Entiendes? Así se cobra estos casos.

Abogada: ¿Vamos a poder llegar a un sobreseimiento en este caso?

Jhasmany: Claro que sí.

Abogada: ¿Antes de los 6 meses?

Jhasmany: No, antes de los 6 meses, no. Y la gente va a ir, la gente de prensa irá, las Mujeres de Fuego van a ir, todos van a ir a oponerse, es nomás un poquito molestoso porque te hacen ver como el xenofóbico.

Madre: Totalmente se ha desprestigiado. ¿No va a pasar nada con su cargo, no ve?

Jhasmany: No, mamacita, yo no he visto que le den de baja. Mira este era un asesinato. He cobrado lo mínimo, eran 7.000 dólares porque era fácil, le rechazaron una vez y le echaron la culpa al esposo. Y habían pruebas de que no. Modestia aparte, no vas a conseguir mejor abogado que yo.

Abogada: Muéstrele los sobreseimientos que ha conseguido….

Jhasmany: Ah, claro. No todos los procesos se pueden ganar, hay que ser humilde, pero gracias a Dios he tenido procesos de violación con sobreseimiento. Un tipo que violó a una chiquita, pero se obtuvo sobreseimiento. Salió inocente. Eso se quiere para tu hijo, sobreseimiento (conversan sobre los trámites de arraigo, monto de la fianza para lograr el arresto domiciliario).

Jhasmany: Llámenmelo al Chente, por favor, ya tenía que estar acá. Mi tía era exfiscal. Ella ya se estaba imaginando, yo le voy a convencer. Son dos (vocales) pero no te mentiré al decirte que al otro más le voy a dar. No puedo decir eso, que le voy a dar a Mejía más. No se le puede hablar a él.

La señora se despide del abogado e ingresa otra cliente que comienza a contarle una historia de violencia de la familia de su pareja hacia ella. Luego de unos minutos, la grabadora es apagada.

Además de este audio, los investigadores verificaron con documentos, pendrives y archivos secuestrados en la oficina del bufete Leclere y Asociados que Jhasmany T.L. redactaba algunos informes policiales, entrevistas a testigos, sobreseimientos, resoluciones de respuestas a apelaciones, en los casos que atendía. Ciertos policías, fiscales, jueces y vocales “solo firmaban”, de acuerdo a las pesquisas del Ministerio Público.



CASO ADRIÁZOLA

Es así que se comprobó que la anulación de la sentencia condenatoria de 30 años para Omar Adriázola y Alejandra Doriana Saavedra, por asesinar a Peggy y Gloria Adriázola (la campeona de taekwondo), fue redactada por el abogado de Alejandra, Jhasmany T.L.. En el texto de respuesta a la apelación, alegaba que un error de redacción en el fallo (donde decía elementos probados, se consignaba la palabra “ninguno”), invalidaba todo el juicio, por lo que el mismo quedaba anulado y debía repetirse.

En este caso, la resolución diseñada por Jhasmany T.L. en su bufete fue firmada por “la tía”, la vocal Anawella T.P. cambiando solo el tipo de letra y un párrafo. El resto llevaba hasta los mismos errores de tipeo. Alejandra Saavedra, la cliente de Jhasmany, es la enamorada de Marco F.C., una pieza vital del bufete.



CHOKO BURGUER

Varios procesos defendidos por Jhasmany T.L. son revisados por una comisión de fiscales superiores que llegaron de Sucre. Uno de ellos será el del Choko Burguer, Félix P.C. El vendedor de hamburguesas fue aprehendido e imputado por el feminicidio de su esposa, Janeth Jhoselin Aguilar. El 20 de julio de 2018, el juez Mauricio Pilco ordenó su liberación con medidas sustitutivas. La Fiscalía apeló la decisión por las evidencias logradas. El 28 de agosto, los vocales de la Sala Penal 2 (Anawella T.P. y Nelson P.) confirmaron la libertad del Choko Burguer con medidas sustitutivas, pese a que su abogado, Jhasmany T.L, presentó simples fotocopias para acreditar el trabajo y domicilio de su defendido, lo que en otros casos no es permitido. En el allanamiento de la oficina del abogado, encontraron un documento de contrato de servicios. Según la iguala, Jhasmany T.L. iba a cobrarle al Choko un total de 25.000 dólares por defenderlo. Ya le había dado un adelanto de 10.000 dólares. Según la asistente de Jhasmany, Eliana V.R., por este caso, ella vio cuando le entregaron a la vocal Anawella un sobre con 1.000 dólares,.

Consorcio

De un plumazo, dos años de trabajo de la Fiscalía, en el caso de los taekwondistas, tan doloroso para la sociedad, se fue

a la borda, por culpa de este consorcio.

Ricardo Arellano

FISCAL DE MATERIA



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa