Cochabamba, jueves 21 de febrero de 2019

La rara “sangre dorada" de Rh nulo salva vidas

Los glóbulos rojos de este grupo no tienen ningún tipo de antígeno. El nuevo tipo fue descubierto en una mujer australiana, en 1961.
REDACCIÓN CENTRAL/BBC | | 24 ene 2019

embajada mundial de activistas por la paz

La "sangre dorada" o de Rh nulo está entre los miembros de un club muy exclusivo. Es uno de los tipos de sangre más raros que existen en Colombia, Brasil, Japón, Irlanda, España y EEUU.

Este tipo de sangre se adquiere de manera hereditaria, explicó a BBC Mundo Natalia Villarroya, médico especialista en Hematología de la Universidad Nacional de Colombia.

"Ambos padres deben ser portadores de la mutación", agregó.

La sangre Rh nulo puede ser un tesoro o un riesgo latente, según desde dónde se le mire.

Por una parte, es una sangre universal, pues puede ser donada a cualquier persona con tipos de sangre raros dentro del sistema Rh o con Rh negativo. Aunque solo se puede administrar en casos muy específicos, tiene una alta capacidad de salvar vidas.

Sin embargo, es casi imposible de conseguir.

Por eso "es la sangre dorada", como la llama el doctor Thierry Peyrard, director del Laboratorio Nacional de Referencia en Inmunohematología de París, citado en el artículo de Bailey.

Es tan preciado este tipo de sangre, que, según Bailey, aunque la sangre almacenada en los bancos es anónima, han habido casos en que los científicos han tratado de rastrear a los donantes para pedirles muestras de sangre para sus investigaciones.

Para entender el Rh nulo, primero debemos repasar cómo se clasifican los grupos sanguíneos.

Los glóbulos rojos que conforman la sangre están recubiertos de unas proteínas llamadas antígenos.

Entonces, la sangre tipo A solo tiene antígenos A, la sangre B solo tiene antígenos B, la sangre AB tiene ambos y la tipo O, ninguno de los dos.

Los glóbulos rojos además tienen otro tipo de antígeno, llamado RhD, que es parte de una familia conformada por 61 antígenos tipo Rh. Cuando la sangre tiene el RhD es de signo positivo, cuando no lo tiene es de tipo negativo.

Así se forman los tipos de sangre más comunes: A+, A-, B+, B-, AB+, AB-, O+ y O-. El tipo de sangre es vital al momento de hacer una transfusión.

Si una persona es del grupo negativo y recibe sangre de un donante positivo, sus anticuerpos reaccionarán al detectar células incompatibles con su sangre, algo que puede resultar fatal.

Bajo esa misma lógica, a los portadores de sangre O- se les considera "donantes universales". Como sus glóbulos rojos no tienen antígenos A, B ni RhD, la sangre puede mezclarse con otra sin que la rechacen por llevar agentes extraños.

Entre todas las posibles combinaciones, la sangre Rh nulo es una de las más extrañas. Un tipo de sangre es Rh nulo cuando sus glóbulos rojos no tienen ningún tipo de antígeno Rh.

Según narra Penny Bailey en Mosaic, un portal de investigación biomédica, este tipo de sangre se detectó por primera vez en 1961, en una mujer aborigen australiana. Desde entonces, solo se han conocido cerca de 43 casos de personas con Rh nulo en todo el mundo.

El precio de la sangre dorada, sin embargo, lo paga el portador.

Según el Centro de Información de Enfermedades Raras de EEUU, los portadores de sangre Rh nulo pueden padecer anemia leve.

Además, en caso de que necesiten una transfusión de sangre, solo podrán recibir sangre Rh nulo, algo extremadamente difícil, no solo por la poca cantidad de gente que la tiene, sino porque transportar sangre de un país a otros es una tarea complicada.

Una ecuatoriana en España

Jazmín Zambrano tiene 37 años, nació en Ecuador y trabaja como dependienta en una frutería de Barcelona. Es una mujer en cuyas venas corre una preciada “sangre de oro” que la hace única. Solo hay doce personas (localizadas) en el mundo que, al igual que Jazmín, sean del grupo sanguíneo Rh-nulo.

¿Cuál es su peculiaridad? Tener una sangre que es un comodín rojo que puede salvar miles de vidas, aunque las personas de este grupo solo puedan recibir transfusiones de su propio cuerpo, o de los otros doce “hermanos” que la providencia ha dispersado por el planeta caprichosamente. Al igual que muchos otros portadores de la “sangre de oro”, Zambrano descubrió su extraña situación por casualidad.

“Hace dos años fui a donar sangre, fue entonces cuando encontraron que tenía uno de los grupos sanguíneos más raros y buscados”, explica la joven a ABC mientras se prepara con prisas para llegar a tiempo al trabajo.

“Esto es como una lotería, hay ventajas para la ciencia, pero también algunos problemas para mí. Realmente, tengo que ir con mucho cuidado y asegurarme de que mi entorno lo tenga muy presente por si algún día me pasa algo”, relata Zambrano.

Leyendas urbanas



Las leyendas y supersticiones alrededor de la “sangre dorada” y otros grupos sanguíneos extraños son muchas y variopintas. En Japón existe una rica y pintoresca tradición que clasifica la personalidad de cada individuo en función del tipo de sangre que se tenga. Además, allí los dirigentes políticos ven conveniente revelar su grupo al electorado mientras que algunas grandes compañías niponas organizan sus plantillas en función del tipo de sangre que tienen sus empleados. Incluso algunos entrenadores lo utilizan para sus estrategias. Prueba de ello es el caso del equipo de softbol que ganó oro en Pekín 2008 usando los grupos sanguíneos para determinar el entrenamiento adecuado para cada jugador.

Por su parte, algunas publicaciones de tendencia ocultista han especulado con supuestos casos en los que investigadores eludieron el anonimato de los donantes más “raros” para tratar de obtener sangre para sus estudios de forma irregular. Auténticos capítulos de “vampirismo científico” imposibles en España, según especialistas consultados por ABC.

Lejos de este submundo de creencias y prácticas extrañas, en España funciona uno de los mejores y más eficientes sistemas de bancos de sangre del mundo. En total hay cuatro instituciones que se coordinan para alimentar las reservas de sangre y tejidos de los hospitales del país. También impulsan la donación con campañas en las calles y empresas mientras trabajan para localizar nuevos grupos “raros” con los que responder a los llamamientos internacionales, siempre coordinados por la Organización Mundial de la Salud y el banco de Sangre de Bristol (Reino Unido), uno de los referentes internacionales en este campo.

“El porcentaje de personas que se escapan de los grupos mayoritarios es pequeño, pero cuando encontramos a un paciente que necesita una sangre rara o muy rara nos ponemos en marcha de inmediato para encontrar la sangre que se necesita, ya sea en España o en cualquier sitio del mundo, hemos llegado a traerla de Japón”, explica el director de inmunohematología del Banco de Sangre y Tejidos de Barcelona, Eduard Muñiz.

Desde los laboratorios españoles también se han descubierto nuevos grupos que acaban llevando en su nomenclatura científica iniciales de apellidos españoles como López o Martínez. “No es una cosa de todos los días pero algunas veces hemos descubierto grupos nuevos gracias a casos en los que nos encontrábamos con incompatibilidades totales”, apunta Muñiz.

Entre los retos que enfrentan los bancos de sangre españoles también está la migración. 



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa