Cochabamba, lunes 22 de abril de 2019

Pacientes extienden por 10 días su internación y toman más antibióticos

Las infecciones en los hospitales son cada vez más frecuentes. Se calcula que la mortalidad puede llegar hasta el 25% en los enfermos que se sobreinfectan en las unidades de terapia intensiva.
REDACCIÓN/AGENCIAS Twitter: @DiarioOpinion | | 20 ene 2019

Una paciente hospitalizada en el Hospital Materno Infantil Germán Urquidi. DICO SOLÍS



La infectóloga y científica de la Universidad de Chile Valeria Prado Jiménez afirmó que un paciente con una infección adquirida en el hospital "ampliará a 10 días su estadía y recibirá 4 veces más antibióticos que los pacientes que no se infectan".

La mayoría de bacterias responsables de estas infecciones se encuentran en el medio ambiente y es a través de los médicos, enfermeras y personal de limpieza del hospital que estos patógenos llegan a parar en salas de cuidados intensivos y pueden penetrar a través de los catéteres o vías de suero que los pacientes necesitan.

El área de cirugía también es considerada de bastante incidencia para estas infecciones, ya que se trabaja con cortes en la piel.

"Estos patógenos intrahospitalarios son los mismos a nivel mundial. Se trata del Staphylococcus aureus, Klebsiella pneumoniae, Pseudomona aeruginosa y la Acinetobacter baumanni", dijo la científica a RPP Noticias.

Todas estas bacterias ocasionan enfermedades diarréicas, infecciones por heridas quirúrgicas y urinarias, además de complicaciones del tracto respiratorio como neumonías e incluso septicemia que afectan principalmente a pacientes con bajas defensas.

“Se ha visto que pacientes en cuidados intensivos pueden tener una mortalidad de hasta 25 por ciento asociada a infecciones hospitalarias”, alertó Prado Jimenez.

Tomar medidas como un simple lavado de manos y limpiar los ambientes con mayor frecuencia, puede ayudar para mitigar estos riesgos. Estudios a nivel mundial, han demostrado la eficacia del cobre para prevenir este tipo de infecciones, debido a su propiedad antibacterial.

En algunos hospitales de Chile, las barandas de las camas, los porta-sueros, las llaves de agua, los tiradores de puertas, entre otros, han sido recubiertos de cobre para reducir los casos de infecciones intrahospitalarias.

Según la profesional, las infecciones intrahospitalarias causan más muertes en conjunto que el cáncer de mama, accidentes en autos y Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH.)

El 20 a 30 por ciento de infecciones intrahospitalarias vienen del exterior y son ingresadas por personal médico.

El 25 por ciento de pacientes de países en vías de desarrollo contraen infecciones intrahospitalarias.

Más de 1.4 millones de personas en el mundo presentan complicaciones por infecciones adquiridas en centros hospitalarios.

Los sitios más contaminados al interior de un hospital son: barandas y manillas de camas, mesa del paciente, porta-sueros, descansa brazos de silla de visitas y el lápiz que usan las enfermeras para monitorear los signos vitales.

RESISTENCIA

Un nuevo estudio, publicado en Science Traslational Medicine, revela que la bacteria Enterococcus faecium, resistente a múltiples fármacos, se está volviendo cada vez más tolerante a los alcoholes utilizados en los desinfectantes para lavarse las manos en los hospitales.

El análisis, liderado por expertos de la Universidad de Melbourne (Australia), tomó muestras bacterianas de dos hospitales durante 19 años. Los resultados sugieren que Enterococcus faecium se está adaptando a esta forma de control de la infección, que se utiliza en las instalaciones sanitarias de todo el mundo.

Las muestras recolectadas después de 2009 fueron en promedio más tolerantes al alcohol, en comparación con las bacterias tomadas antes de 2004.

Es más, las infecciones por E. faecium resistentes a los medicamentos han aumentado, a pesar del uso de desinfectantes de alcohol.

Según el portal www.abc.es, actualmente esas bacterias representan una de las principales causas de contaminación adquirida en los hospitales.

Este alarmante desarrollo impulsó al equipo de científicos a investigar si E. faecium podría estar provocando resistencia a los alcoholes utilizados en los lavados de manos.

Los expertos examinaron 139 muestras de E. faecium, recolectadas previamente entre 1997 y 2015, y analizaron la supervivencia de cada ejemplar cuando se exponía a alcohol isopropílico diluido. Sus conclusiones revelan que las muestras recolectadas después de 2009 fueron, en promedio, más tolerantes al alcohol, en comparación con las bacterias tomadas antes de 2004.

En una segunda fase, los autores diseminaron diferentes cepas de E. faecium en el suelo de las jaulas de los ratones y descubrieron que las muestras tolerantes al alcohol colonizaban mejor en los roedores que estaban alojados en jaulas limpias con toallitas de alcohol isopropílico.

El análisis del genoma bacteriano reveló que las muestras tolerantes albergaban varias mutaciones en genes implicados en el metabolismo que conferían una mayor resistencia al alcohol. Los autores apuntan la necesidad de examinar las muestras en hospitales de otras regiones geográficas antes de poder extraer conclusiones importantes.

«Los esfuerzos globales para mitigar la resistencia bacteriana deberían considerar cómo los microbios pueden adaptarse no solo a los fármacos, sino también a los alcoholes y otros ingredientes utilizados en los desinfectantes», concluyen.

En 2017 un grupo de investigadores de la Universidad del País Vasco había advertido que los desinfectantes de los hospitales no eliminaban otra bacteria, la Acinetobacter baumannii, pudiendo sobrevivir más de 30 días en las paredes, superficies y en el material hospitalario.

Mortal

Las infecciones intrahospitalarias causan más muertes en conjunto que el cáncer de mama, accidentes en autos y el Virus de Inmuno Deficiencia Humana, según RPP.

El 25 por ciento de recetas en EEUU son inapropiadas, según estudio 

Casi una cuarta parte de las recetas de antibióticos en Estados Unidos son inapropiadas, según reveló un estudio que, además, advirtió sobre cómo muchas enfermedades pueden mejorar por sí solas. El reporte de la Universidad de Michigan (U-M) indicó que las prescripciones inadecuadas se refieren principalmente a tratamientos para resfriados, infecciones del pecho y tos. El 23 por ciento de la recetas de antibióticos "no eran médicamente justificadas", ."La utilización de antibióticos es todavía rampante y afecta un enorme número de pacientes", advirtió a EFE Kao-Ping Chua.

Cada año mueren unas 700.000 por infecciones multirresistentes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año unas 700.000 personas mueren en todo el mundo por infecciones multirresistentes a los antibióticos y que, de no tomarse medidas al respecto, esa cifra llegará a los 10 millones para el año 2050. El mal uso y el abuso sistemático de estos fármacos en la medicina y en la producción de alimentos pusieron en riesgo a todas las naciones. Hay pocos nuevos antimicrobianos de recambio en fase de investigación y desarrollo. Sin medidas inmediatas, a escala mundial, se avanza hacia una era post antibiótica.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa