Cochabamba, lunes 17 de junio de 2019

rancho viejo, sabor peruano

Su menú conserva las esencias y los sabores más típicos del Perú que, acompañado del ambiente, se transforma en una experiencia única para el cliente. 
| | 06 ene 2019



Comenzaron con la idea de ofrecerle a la población cochabambina un espacio diferente, en el que pueda compartir deliciosa comida peruana, fresca y natural, conservando la esencia tradicional del país vecino. Además, trabajaron con bastante esmero la decoración que permite pasar un momento agradable rememorando una finca convencional.

Rancho Viejo nació como iniciativa de tres jóvenes: Diego Quioga, encargado de la parte administrativa; Gabriel Eduardo, responsable de las finanzas y Danilo Arellano, chef creador del menú oficial del lugar.

Hace poco más de una semana abrieron su nueva sucursal, un trabajo de adecuación que les llevó alrededor de cuatro meses y contó con la ayuda de la artista Patricia Quiroga, encargada de la decoración y ambientación.

Ventanas antiguas cubiertas de soportes metálicos, puertas de madera envejecida, herramientas de fierro gastado colgados en las paredes, máquinas de escribir, y los turriles tradicionales de chicha son los principales adornos del restaurante. Todo ello, acompañado del sabor de cada uno de sus platos, transporta al comensal a un rancho lejano, íntimo y familiar. Según cuenta Diego, cada objeto tiene una historia diferente, el proceso de recolección fue una travesía aparte.

Entre los platos más destacados del menú típico están el arroz chaufa, pollo a la brasa y anticuchón estilo peruano. Y, para iniciar este nuevo ambiente, incorporaron el corte lomo de res y la parrilla Rancho Viejo que contiene brocheta de anticuchón, cuadril y pollo a la parrilla y a la brasa.

Pero eso no es todo, dada su nueva ubicación, am- pliaron su cartilla de vinos y crearon tragos a base de gin y las esencias que utilizan en la cocina.

El crecimiento fue sorprendente, apenas tienen cuatro años de vida y hoy se consolidan como uno de los restaurantes más destacados de Cochabamba, logrando tener presencia en cuatro departamentos del país a través de franquicias. Son tres sucursales en la Llajta, dos en Tarija, una en Oruro, una en Sucre y otra en Santa Cruz que abrirá en el primer semestre de este 2019. Para lograr eso tuvieron que crear manuales específicos de Rancho Viejo que facilitaron más las cosas y dejaron todo en orden. “El objetivo final es sacar la marca al exterior”, dice Quiroga.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa