Cochabamba, sábado 23 de marzo de 2019

VIH, ligado al exceso de alcohol

Expertos indican que la mayoría de los adolescentes se transmite el virus en ese contexto.
| dayana flores a. Twitter: @DayanaOpinion | 06 ene 2019



“Cochabamba es una ciudad de fiestas” y ese, según expertos, es el contexto en el que la mayoría de los adolescentes y jóvenes se transmite del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El director del Instituto de Desarrollo Humano, Édgar Valdez; el responsable del programa Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y VIH/SIDA del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Cristian Gómez, y el coordinador del Programa VIH del SEDES, Freddy Zambrana, coincidieron en que ese tipo de eventos, que se desarrollan en carnavales, fin de año y demás, fomentan el consumo excesivo de alcohol, lo que conlleva, después, que los adolescentes y jóvenes tengan relaciones sexuales sin preservativos, pero aún, con gente que acaba de conocer.

Esto desencadena la transmisión de enfermedades sexuales como el VIH o los embarazos no deseados, según Zambrana.

FORMACIÓN

En criterio de Valdez, el alcohol y las fiestas no serían problema si los papás enseñarían a sus hijos cómo protegerse de ese tipo de enfermedades.

No obstante, en hogares donde los papás están ausentes, los adolescentes son más vulnerables.

“Los jóvenes y adolescentes que están solos porque sus papás migraron buscan compañía de otros” y son más propensos a ser activos sexuales a temprana edad, según Zambrana. Añadió que tienen reportes de menores de hasta 11 años de edad que ya tuvieron ese tipo de experiencias en Cochabamba.

OTROS FACTORES

Si bien las fiestas y el consumo de bebidas alcohólicas son factores que exponen a los adolecentes al VIH, la “presión de grupo” también lo es.

Zambrana dijo que el entorno aplaude a aquellos que tienen relaciones sexuales a temprana edad y, por lo general, en la adolescencia o preadolescencia, la información sobre el VIH es escasa.

Acotó que las redes sociales también influyen, pues circula contenido sexual que los adolescentes quieren imitar.

Desde el SEDES, según dijo, promueven la premisa, “todo a su tiempo”, pues mientras más se retrasa el inicio de la vida sexual activa, las personas están mejor informadas sobre este ámbito.

SIN MIEDO

Gómez indicó que, hace una década, la población más vulnerable al VIH era aquella que tenía más de 25 años, pero, en la actualidad, la situación se invirtió. El virus prevalece más en los menores.

Y es que, en su criterio, de un tiempo a esta parte, los adolescentes y jóvenes le perdieron el miedo al VIH, debido, quizá, a que saben que hay un tratamiento. “Se dejan llevar por los instintos, por el deseo sexual, y no piensan en las consecuencias”.

Lo que desconocen, según Gómez, es que sus vidas están en riesgo, pues, de transmitirse el virus, tienen que vivir medicados por el resto de sus vidas. “Muchas veces no solo es tomar medicamentos, pues puede que hayan reacciones adversas o necesiten dosis más fuertes o, bien, su organismo no responda y desarrollen SIDA y enfermedades oportunistas”.

Remarcó que el hecho de que un adolescente o joven contraiga esta enfermedad no solo lo afectará a él, sino también a su entorno, especialmente, a su familia.

Instó a este segmento a moderar el consumo de bebidas alcohólicas, pues ese es un factor de riesgo.

Más casos en la urbe

El coordinador del Programa VIH del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Freddy Zambrana, indicó que, de los 479 casos de VIH reportados en los primeros 10 meses de 2018, la mayoría corresponden a enfermos de la ciudad de Cochabamba.

Indicó que en el área rural las adolescentes son más propensas a los embarazados no deseados.

No obstante, en ambos casos, el detonante es el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Señaló que la predominancia de casos de VIH en la urbe es porque hay más actividades que promueven las relaciones sexuales en menores de edad, como las “fiestas semáforo”, que son clandestinas.

“Hay presión de grupo para (que el adolescente) inicie relaciones sexuales lo más temprano posible”.

Freddy Zambrana

COORDINADOR DE PROGRAMA

VIH DEL SEDES

IDH

El IDH trabaja con adolescentes sobre temáticas como la violencia sexual comercial, violencia en las primeras relaciones, y forma a profesores para que hablen de ese tema con los estudiantes.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa