Cochabamba, sábado 23 de marzo de 2019

Cochabamba tiene 10 asuntos que resolver la gestión venidera

Uno de los ellos es la recuperación de la gobernabilidad en la Alcaldía. Expertos sugirieron a las autoridades que también cierren otros círculos en el ámbito medioambiental, de transporte y comercio.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 30 dic 2018

Un persona usa barbijo para protegerse de los gases contaminantes que expulsan los vehículos.



La recuperación de la gobernabilidad de la Alcaldía y del río Rocha están entre la decena de asuntos que debe resolver Cochabamba la gestión venidera.

El experto en Planificación y Gestión Pública Jhonny Antezana y el abogado constitucionalista y expresidente del Colegio de Abogados de Bolivia César Cabrera coincidieron en que en 2018 “estalló” un sistema burocrático y de corrupción que se gestó en la municipalidad desde el mandato del exalcalde Gonzalo Terceros.

Cabrera añadió que este año hubo una “ruptura del estado de derecho y la institucionalidad”, lo que acarreó consecuencias negativas para la ciudad.

1. GOBERNABILIDAD

En ese sentido, una de las primeras tareas de las autoridades en 2019 será la recuperación de la gobernabilidad de la Alcaldía. Esto solo será posible si el alcalde suspendido José María Leyes “da un paso a un costado”, consideró Cabrera.

En criterio de Antezana, la crisis que se desató en el municipio en 2018 no es atribuible únicamente al gobierno de José María Leyes, sino también a los de los exalcaldes Gonzalo Terceros y Edwin Castellanos.

Actualmente, “desde el punto de vista institucional, la gente no percibe la presencia de la autoridad local”, por esa razón cada quien “hace lo que quiere, estaciona donde sea, construye irregularmente. Son un conjunto de factores que afectan a la conducta colectiva”.

Por esa razón, ambos expertos consideraron “urgente” que en 2019 se recupere la gobernabilidad. En noviembre, el alcalde suspendido José María Leyes fue enviado a la cárcel de San Antonio por un supuesto sobreprecio en la adquisición de mochilas escolares.

2. MEDIOAMBIENTE

La recuperación del río Rocha y otras fuentes naturales de agua también es un asunto que se dejó en suspenso.

Antezana dijo que la rehabilitación de Rocha “no es tan compleja como se la muestra. Es manejable técnicamente”.

Además de ese río, las lagunas de Coña Coña y Quenamari quedaron postergadas en 2018.

El siguiente año, según explicó, se debe establecer una política pública que determine qué hacer con ellos, en cuánto tiempo y cuáles serán los resultados, de lo contrario, esos espacios continuarán en un “proceso de asfixia”.

3. CONTAMINACIÓN Para Antezana, el cuidado del medio ambiente debería ser el eje de la gestión 2019, en sintonía con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que son ocho propósitos de desarrollo humano fijados en el año 2000 por 189 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Antezana mencionó que otras ciudades del mundo como Medellín (Colombia), Santiago (Chile) y Buenos Aires (Argentina), entre otras, están enfocadas en la reducción del calentamiento global, por ejemplo, pero Cochabamba “está dormida”.

Su última aseveración fue respaldada por datos medioambientales. “La cobertura vegetal en la ciudad es de 30 por ciento , por tanto los niveles de calentamiento son muy altos”.

Otro cifra que lanzó, y que “debería llevar a la reflexión”, es que, mientras en otros países la relación de área verde por habitante está entre los 12 y 16 metros cuadrados, en Cochabamba, en el área central, es de ocho a nueve metros cuadrados por persona. Pero, “el dato más dramático” es que en la zona sur, en distritos como el 8, 9 y 14, hay una relación de medio metro cuadrado de cobertura vegetal por persona.

“Dadas estas condiciones, la gente soportará altos niveles de insolación en la piel. Además, los niveles de contaminación, ocasionarán problemas de vista en niños, adolescentes, mujeres en gestación y los adultos mayores”, acotó Antezana.

Añadió que en 2019 se debe iniciar un proceso de reconstrucción ambiental que llevará al menos entre 12 a 15 años.

Solo de esa manera, en su criterio, Cochabamba ingresará en un nivel intermedio con relación a otros países.

4. BASURA

La basura es un tema pendiente, sin embargo, en 2019 no podrá ser resuelto únicamente por la Alcaldía de Cercado. Antezana consideró que se debe cerrar este tema el siguiente año, pero a nivel metropolitano, con la consolidación de un relleno sanitario.

Criticó que el Movimiento Al Socialismo (MAS), en el momento que ganó la mayoría de las alcaldías del Eje Metropolitano de Cochabamba, no haya tenido “la capacidad ni la solvencia técnica para resolver el problema de los residuos sólidos”.

Indicó que para consolidar este proyecto se requiere gente especializada.

5. AGUA

El arquitecto Antezana dijo que la infraestructura dejó de tener importancia en la Llajta. “Las obras públicas no cumplen las exigencias técnicas, como las redes alcantarillado y las de agua potable”.

Instó a que en 2019 se renueven las tuberías, al menos las del Casco Viejo, porque, de lo contrario, en tiempo de lluvias habrá inundaciones como en 2018, “año en el que en 45 minutos de lluvia hubo un colapso de alcantarillas en los mercados”.

“Es una locura pensar que la ciudad deba de seguir creciendo sin renovar las redes. Hay que cambiar las tuberías de alcantarillas y desagües pluviales, considerando los niveles altos de construcción, es decir, los edificios, que son los que aumentan la densidad”.

Añadió que las redes actuales estaban diseñadas para satisfacer las necesidades de la población de hace dos décadas, por esa razón, ahora, solo revientan y ya no son útiles.

El expresidente del Colegio de Abogados de Bolivia respaldó esa versión, indicado que en 2019 se requiere una verdadera planificación, debido aún hay un crecimiento desordenado. “Es porque los mandos intermedios (la Alcaldía) están rodeados de gente política y no de técnicos”.

Antezana dijo que lo propio sucede con los sistemas de provisión de agua potable, un reto que se debe enfrentar el próximo año.

Detalló que ese procedimiento demandará una inversión estimada de 220 millones de dólares, “lo que quiere decir que en los próximos cinco años se podrá hacer algo”.

6. TRANSPORTE

Antezana indicó que el transporte público es responsable del 80 por ciento de los niveles de contaminación existentes en Cercado, por lo que ese sector debe ser una prioridad el siguiente año.

Para Antezana, el Tren Metropolitano de Cochabamba, un servicios de transporte masivo, no ayudará a resolver esa problemática, “será como consumir una aspirina para tratar un enfermedad grave”. Ayudará en algo, pero, según él, en 2019 se debería apuntar a la intermodalidad.

Esto supone la integración de los sistemas de transporte. Es decir, que trabajen por circuitos, unos solo de Quillacollo a Colcapirhua, otros de Colcapirhua a Cercado, de Cercado a Sacaba y así sucesivamente.

“Eso se podrá consolidar a medida que haya un Alcalde que comprenda la importancia”.

7. COMERCIANTADO

El “alto grado de deterioro social y cultural en Cochabamba” obedece a que el comerciantado se apropió de la mayoría de los espacios públicos.

Antezana dijo que esos escenarios colectivos son de convivencia, generación de opiniones y demás.

Si bien en centro de la ciudad aún hay condiciones en las plazas, en otras zonas más alejadas, desaparecieron, debido a la presencia de comerciantes.

La recuperación de esos espacios, además de las aceras, es una tema pendiente de la Intendencia.

8. SECTORES

VULNERABLES

En 2019, las autoridades municipales también tienen que fijar su mirada en los sectores vulnerables de la sociedad.

Particularmente las personas con alguna discapacidad tienen, en criterio de Antezana, “una ciudad aterradora”.

Añadió que ni siquiera hay condiciones urbanísticas o arquitectónicas para la gente de la tercera edad.

“Las autoridades tienen que darle importancia a los sectores vulnerables de la sociedad, remarcó, añadiendo que más que estética, es forjar una ciudad segura.

Dentro de la esfera vulnerable también están los perros callejeros, “no serán seres humanos, pero sí son seres vivientes”

Para Cabrera, alcanzar ese objetivo implica tener una Alcaldía rodeada de gente “altamente técnica”.

9. ENFERMOS

En 2019 el municipio también tiene un asunto pendiente con los enfermos con cáncer.

Antezana consideró que no solo se deben esperar a que se generen políticas nacionales, sino que se debe diseñar otras acciones municipales enfocadas en ese sector,

“Creo que hay que hacer algo para la gente que sufre de cáncer, especialmente, niños y mujeres, aquellas que tienen cáncer de mama, que es la enfermedad más cara”.

10. SEGURIDAD

Para Antezana, en 2018, el concepto de la seguridad ciudadana solo se limitó a la implementación de cámaras de seguridad. En 2019, sugirió que se ejecuten otras acciones más para resguardar a la población, por ejemplo, la renovación del sistema de alumbrado público con focos led.

Además, instó a que la gestión venidera se fomenten actividades colectivas artísticas, culturales y de otra índole en los barrios, de manera que la población pueda retomar los espacios públicos y no dejarlos a la deriva para que los antisociales hagan de las suyas.

CONCLUSIONES

Cabrera acotó que en 2019 habrá incertidumbre sobre la gobernabilidad de la Alcaldía e instó a las autoridades que dejen sus “aspiraciones personales” y apuesten por el desarrollo de Cochabamba.

Antezana mencionó que en 2019 el cochabambino debería de recuperar sus principios básicos de ciudadanía, que implica confianza, transferencia de conocimiento, participación y otras cualidades.

Asimismo, instó a que, en ese proceso de reconstrucción de Cochabamba, las autoridades abran espacios de participación y soliciten las opiniones de los profesionales del Colegio de Arquitectos o el Colegio de Abogados, en temas de desarrollo urbano o legislativo.

Reclamó que en 2018 no se hayan considerado los criterios de esos y otros sectores para el desarrollo de proyectos de gran magnitud.

43.1 por ciento

De ejecución

Presupuestaria registró la Alcaldía de Cochabamba en la gestión 2018.

Para los expertos, este porcentaje se elevará en 2019 en la medida en que se garantice la gobernabilidad del municipio y se posesionen a profesionales en área estratégicas.

Opinión

La desestructuración del Gobierno local data de hace 15 años y engloba a tres gestiones municipales: de Gonzalo Terceros, de Edwin Castellanos y la crisis termina de explotar durante el mandato de José María Leyes.

Jhonny Antezana

EXPERTO EN PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN PÚBLICA



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa