Cochabamba, sábado 23 de marzo de 2019

Proveedores de mochilas y otros empresarios fueron implicados

Las mismas personas se adjudicaron la entrega del material en 2017 y 2018 y fueron denunciadas. Hace pocos días, un nuevo proceso involucró al representante legal de la empresa de 2016.
| MELISSA REVOLLO P. Twitter: @melissarevollo | 23 dic 2018

Los proveedores de mochilas en 2017 y 2018, saliendo de la Fiscalía.



El caso de las mochilas escolares chinas comenzó a agravarse cuando se detectó que los proveedores del material escolar, para la entrega por parte de la institución pública, en 2018 fueron los mismos que en 2017.

El tema acrecentó cuando se identificaron indicios de que existen empresarios que habrían financiado la campaña electoral del alcalde de Cochabamba, José María Leyes, y uno de ellos, según las versiones del Viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción y de un exfuncionario municipal y examigo de Leyes, fue el proveedor de las mochilas en 2016, de iniciales A.P.

La primera denuncia se presentó el 3 de abril de 2018, dando paso al caso Mochilas I. La segunda inició el 27 de abril, y se abrió Mochilas II. En ese periodo se evidenciaron características similares entre el proceso de adjudicación iniciado en 2017 para entregar el material a los estudiantes en 2018 y el proceso de 2016 para la otorgación en 2017. Los proveedores fueron las mismas personas, Juan de Dios Morales y su esposa, María René Ramírez.

La Asociación Accidental 26 de Febrero ganó la licitación para entregar 91.385 mochilas en 2018. Entonces se habían asociado la empresa MSPC SRL, de Morales, con MANE COMP, de Ramírez, “cuatro días antes de la licitación”, según denunció la concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Rocío Molina.

El contrato fue firmado por el alcalde José María Leyes y el representante legal de la Asociación 26 de Febrero, Néstor García. Los esposos Morales Ramírez no aparecen en el documento, pero sí en los registros de Impuestos como socios.

Morales firmó el contrato en 2017, cuando era representante de la Asociación Accidental El Norte, que ganó la licitación en el proceso 2016-2017 para las mochilas.

A estos elementos, el Viceministerio sumó que se aplicó el mismo “modus operandi” en ambos años, asegurando que se dio información privilegiada a los proveedores para que se beneficien de la adjudicación para la entrega del material escolar.

La proveedora Ramírez fue denunciada, junto con el Alcalde, el 3 de abril. El 7 de junio fue aprehendida en Santa Cruz, y trasladada a Cochabamba, junto a su esposo. Les dieron detención domiciliaria y retornaron a Santa Cruz, donde cumplieron esa determinación en su casa. Sin embargo, luego hubo una audiencia de apelación y ambos fueron derivados el 17 de septiembre a los penales de San Sebastián Varones y San Sebastián Mujeres, respectivamente.

En ese tiempo, las declaraciones informativas que hizo el proveedor apuntaban a que evidentemente recibió las especificaciones de las mochilas con anticipación, pero que fue porque cotizaron los costos con él.

Después, cambió esta versión. Declaró que incluso pagó 45 mil dólares al excoordinador General de la Alcaldía en “retribución”. Además, mencionó a un empresario relacionado con inversiones en centros comerciales en Cochabamba. M.H.

Su objetivo era también coadyuvar a que su esposa quede libre. En sus declaraciones enfatizó que él fue el responsable de las importaciones y que Ramírez conocía poco del negocio. Ella fue el 7 de diciembre a una audiencia para intentar quedar libre. Pero, el juez rechazó su solicitud. Ambos continúan como detenidos preventivos.

Padilla también hizo declaraciones que también implicaron al inversionista como interesado en el proyecto de la entrega de mochilas.

El nombre de este empresario apareció en un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), en la ruta del dinero utilizado para la compra de mochilas escolares. En su defensa, M.H. manifestó que solo le prestó dinero a Morales, “a mucha insistencia”; y acotó que no conoce al exfuncionario Padilla.

Por otro lado, cuando se denunció el 11 de diciembre Mochilas III, entre los involucrados se incluyó un nuevo nombre, A.P., el representante legal de la empresa Velpa SRL Import - Export, que se adjudicó la entrega del material en 2016.

En este sentido, las investigaciones avanzaron también en esa dirección. El representante del Viceministerio de Transparencia en Cochabamba, Ever Veizaga, se refirió a “inversionistas” de Leyes en distintos casos, entre ellos este empresario relacionado con centros comerciales y también el representante legal de la empresa proveedora en 2016.

Un exfuncionario municipal mencionó a los mismos empresarios como parte de un grupo, de al menos cinco personas, que financiaron la campaña electoral de Leyes.

Estados Unidos

“Tenemos indicios que Morales y Padilla han viajado a Miami entregaron el dinero a un familiar de Leyes, esa era la forma que operaba la corrupción”.

Diego Jiménez

VICEMINISTRO

DATOS PARA TOMAR EN CUENTA

Un informe de la UIF develó nombres



En un flujograma del informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) se reveló la participación de un tercer empresario en el proceso de compra de las mochilas escolares para la Alcaldía de Cochabamba en 2017. El inversionista hizo cuatro giros a China por 1.1 millones de bolivianos para “pago proveedores mochilas China”.

El proceso derivó en enemistades

El 27 de abril, día en el que inició Mochilas II, Sergio Coca, quien fue Secretario y amigo del Alcalde José María Leyes, se alejó de la gestión, del patrocinio legal de funcionarios y renuncio al Movimiento Demócrata Social (Demócratas). Dijo que tomó esa decisión por asuntos familiares, tras desmentir un presunto allanamiento en su casa por el caso mochilas.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa