Cochabamba, sábado 19 de enero de 2019

Hombres creen ser inmunes a enfermedades

Los adolescentes y jóvenes en edad reproductiva acuden a las consultas sobre salud sexual.
| MARÍA LUISA MERCADO WhatsApp: 67465193 | 16 dic 2018

El urólogo Ramiro Loayza A. y la fachada del centro CIES de Cochabamba.		MARIA LUISA MERCADO

"Los hombres creen que, porque son hombres, son inmunes a todas las enfermedades", afirma la directora del Centro de Salud Sexual y Reproductiva (CIES) de Cochabamba, Fuatina Ugarte.

La especialista asegura que los varones tendrían que hacerse un examen urológico todos los años, así como controles cardiológicos, odontológicos y de gastroenterología para prevenir esas enfermedades. El CIES ofrece un paquete que, al mismo tiempo, controla el corazón, la próstata, el riñón y la glicemia. El paquete es económico, pero, no hay mucha afluencia.

"No me parece correcto que un hombre tenga que perder un testículo para

acudir al urólogo", si es un mal prevenible, dice la Directora.

La responsabilidad de los hombres es cuidar su salud, en especial a partir de los 40 años, subraya.

Cuando el personal del CIES va a una reunión informativa ve el retorno ese mes, con un aumento en las consultas, pero los varones no lo hacen rutinariamente ni regresan al año siguiente. "De nuevo vuelven a ser inmunes", ironiza Ugarte.

En cuanto a las razones por las que los varones no consultan al médico está el mandato machista o una forma de ser, que no es la correcta, y que ocasiona que el paciente llegue al médico "cuando ya no puede más".

Cuando se dan charlas educativas en colegios, los estudiantes acuden al CIES a ampliar sus conocimientos. La mitad de los hombres que consultan son adolescentes y la otra mitad son personas en edad reproductiva; en tanto que los adultos mayores no llegan al médico.

AÑOS DE VIDA

Una consecuencia del descuido en la salud es la menor expectativa de vida masculina frente a la femenina.

En 2016, la esperanza de vida en Bolivia subió hasta llegar a 69.13 años, con un promedio de cinco años de diferencia entre sexos. La esperanza de vida de las mujeres se cifró 71.69 años y la de los hombres, en 66.67 años. En Europa la brecha es 16.5 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó en noviembre la primera estrategia e informe para abordar la salud masculina desde una perspectiva de género. Concluyó que las concepciones perjudiciales basadas en que los hombres deben ser duros y no mostrar debilidad pueden conllevar a que no pidan ayuda ni busquen atención médica a tiempo, cuando lo necesiten. Además, los varones tienen menos probabilidades de realizar una consulta médica cuando están enfermos o, cuando lo hacen, son menos propensos a informar sobre síntomas de enfermedad. El informe de la OMS fue realizado como consecuencia del alto nivel de mortalidad prematura entre los hombres por causas que son evitables. Por ello, la OMS recomienda políticas que favorezcan la implicación masculina en esferas clave de la vida cotidiana como la crianza de los hijos e hijas o la adopción de cuidados informales de salud, además de fomentar la igualdad, en beneficio de toda la sociedad.

CAMBIOS

El urólogo del CIES Ramiro Loayza afirma que, en los últimos cinco años, ha habido un cambio en la conciencia del paciente masculino que acude cada vez más a la consulta médica por las infecciones de transmisión sexual, el control de próstata, el cáncer de próstata, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil.

También la demanda de vasectomías, que es un método para elegir si desean tener más hijos o no, ha subido desde 2016. Cada año se realiza un promedio de medio centenar de intervenciones quirúrgicas ambulatorias.

Loayza observa un cambio en la salud de los pacientes varones, porque por las redes sociales se informan sobre las campañas de detección y acuden antes de lo que solían hacer en el pasado. Sin embargo, esperar a sentirse mal, ser hospitalizado y morir todavía es común en lugares alejados.

INFECCIONES

El Urólogo observa que las infecciones de transmisión sexual aumentaron. Muestra de ello es que Cochabamba ocupa el segundo lugar en casos del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH).

En el CIES, el 60 a 70 por ciento de la consulta es por Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Loyza considera que hace falta mayor educación en el hogar y en el colegio, para evitar la prevalencia de ITS, que afectan a cada vez más jóvenes. El cáncer puede prevenirse mediante vacunación.

A nivel mundial, la ITS más común es el herpes virus y la clamidia. Luego está el virus del papiloma humano (VPH), causante del cáncer cérvico uterino y de la elevada mortalidad en las mujeres. En los hombres, el VPH causa cáncer de pene, orofaríngeo y colorrectal, pero no en el mismo nivel que afecta a las mujeres. Ocho de 10 personas activamente sexuales tienen el VPH.

PREVENCIÓN

LA OMS alerta que, si en 10 años no se hace nada de prevención con los varones, se tendrá el mismo nivel de mortalidad que del cáncer cérvico uterino. Argentina y Brasil vacunan contra el papiloma humano a niños y niñas de 9 a 12 años que no hayan tenido contacto sexual.

Muchas enfermedades son asintomáticas y recién se las descubre en etapas avanzadas.

Las personas sexualmente activas tienen que visitar a su ginecólogo o urólogo para los controles de ITS, anualmente o cada seis meses, dice Loayza.

Los controles prostáticos deben ser una vez al año, a partir de lo 50 años. Los varones con cáncer prostático familiar tienen que consultar a partir de los 40 años. El control de próstata está normado y protocolizado en el mundo, pero en Bolivia no se hacen los controles tal vez porque la información no llega, “pero se nota un cambio”, recalca Loayza. Se puede disminuir las tasas de prevalencia de enfermedades que afectan a los hombres, dice el Urólogo. Con ese fin, el CIES da charlas en centros educativos para prevenir enfermedades de transmisión sexual y el embarazo no deseado. También llega a cuarteles, centros penitenciarios, empresas de radiotaxis y otros.

AVANCES

La Directora del CIES afirma que es difícil ingresar a los sindicatos fabriles y otros espacios para hablar sobre el control urológico. No obstante, nota un cambio de mentalidad en los jóvenes, pues cada vez ayudan más en su casa. “El machista en esta generación está desapareciendo. Los hombres están siendo más inteligentes que las generaciones anteriores, cuando los padres no querían que las mamás trabajen y exigían que solo se ocupen de la casa”, dice ugarte.

Hoy, un hombre hace lo posible para que su mujer trabaje, porque de lo contrario la familia no puede sobrevivir. Los padres también comparten responsabilidades en la crianza de los hijos , destaca.

Mortalidad

Hay un alto nivel de mortalidad prematura entre los hombres por causas que son evitables.

OMS

No piden ayuda

Las concepciones basadas en que los hombres deben ser duros y no mostrar debilidad pueden conllevar a que no pidan ayuda ni busquen atención médica a tiempo, señala un estudio de la OMS.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa