Cochabamba, domingo 24 de marzo de 2019

Trilogía de la frontera: En la frontera

Sobre la novela del escritor estadounidense Cormac McCarthy.
| Mauricio Rodríguez | 16 dic 2018



La vida es efímera. O al menos eso parece en la frontera. Hay dos hermanos: Billy y Boyd, que quieren cazar a una loba. El padre dice: “O comerá nuestro ganado”. Huellas y viento. Ellos rastrean y conocen a un prófugo mexicano. En la frontera es la segunda novela de la Trilogía de la frontera, de Cormac McCarthy.

¿Cuál es el hilo conductor?

Todos los hermosos caballos (que ya fue reseñada anteriormente) y En la frontera son dos novelas independientes con un tema en común: la lucha por la vida.

Cormac McCarthy coloca a sus personajes en una situación extrema (en Todos los hermosos caballos los dos vaqueros que cruzan a México y allí sólo les espera la muerte, sin ley ni justicia). En esta novela primero hace un homenaje a Jack London y sus novelas Colmillo blanco y La llamada de la selva.

Los primeros capítulos empiezan con la búsqueda de una loba. Está preñada. Los hermanos se separan. Solo Billy se encuentra con ella. Y la captura. Pero en vez de matarla, la libera. Sabe que proviene de algún lugar de México. Así que decide no volver a casa y la lleva hacia la frontera.

Busca el rastro de las colinas. Cuando llega a un pueblo la loba es cazada por unos policías mexicanos.

Dicen: “Es contrabando”.

Dicen: “Nos pertenece”.

Billy trata de salvarla. Y uno de los policías vende a la loba a una especie de caravana. La usan para peleas. La loba lucha por su vida. A la tercera pelea sigue en pie, pero maltrecha. Billy roba un revólver y mata la loba.

Por piedad.

Por culpa.

Por remordimiento.

Aquí la novela se transforma. De ser una novela de aventuras se vuelve más reflexiva. Billy vaga por mucho tiempo por los llanos de México. Sin brújula.

Sin saber qué hacer.

Uno de eso días conoce a un anciano. Está casi ciego. La cuida una joven.

Dice: “Pronto morirá”.

El anciano le cuenta sobre su vida. Sobre cómo sobrevivió a un terremoto. Y la muerte de sus seres queridos. Le habla sobre el secreto de la vida. Y de la muerte. Y del vacío que está lleno de nosotros. Que seremos polvo. Que seremos olvido.

Billy decide regresar a su casa.

Cormac McCarthy otorga a sus personajes una profundidad llena de claroscuros. No hay buenos ni malos. Hay fuerzas de la naturaleza. Del instinto. De la amargura. De hombres que no hace qué hacer frente a al mundo que nos rodea.

Billy encuentra su casa deshabitada. Las paredes manchadas con sangre.

Alguien asesinó a sus padres. Pero su hermano está aún vivo. Billy irá a buscarlos.

Periodista- zion186@hotmail.com



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa