Cochabamba, sábado 19 de enero de 2019

Un implante coclear devuelve la audición

El dispositivo de MED-EL es para personas que no escuchan. Hoy una adolescente disfruta de los sonidos, tras años de vivir en silecio.  
REDACCIÓN/COBIJa | | 06 dic 2018

CONSEJERÍA DE SALUD



Un implante coclear MED-EL cambió la vida de Hitomi Saavedra Harada, quien a los dos años había sido diagnosticada con pérdida auditiva total. Este dispositivo médico permitió a Hitomi culminar su bachillerato y formarse como diseñadora gráfica. Ahora, se ha propuesto estudiar fisioterapia.

“Me siento muy feliz por Hitomi. Cuando la conocimos, presentaba un retraso significativo en el lenguaje y muchos problemas de expresión verbal”, expresó Claudia Justiniano, fonoaudióloga del Centro Salvador Gaviota. “El implante recibido, sumado a su dedicación y apoyo familiar, le han permitido integrarse a la sociedad y proponerse nuevos objetivos”, agregó la especialista.

Los primeros años de Hitomi fueron difíciles. Su abuela, Martha Agorte de Harada, consultó diferentes médicos y especialistas en audición, que le recomendaron acudir al Centro Salvador Gaviota, donde le explicaron con precisión los problemas que tenía su nieta y le brindaron terapias que le ayudaron a desarrollar sus habilidades de comunicación.

La pérdida auditiva de Hitomi no fue un problema para ganarse el cariño de sus compañeros y profesores del colegio, que la guiaban en su formación. El esfuerzo de la joven estudiante tuvo su recompensa: sus tías realizaron un esfuerzo para que, en ese tiempo, la futura bachiller reciba un implante auditivo, culminando el bachillerato sin haber repetido ningún curso.

El dispositivo electrónico que recibió Hitomi es un implante coclear MED-EL y tiene la capacidad de sustituir el sentido de la audición. Está indicado para personas que padecen pérdida auditiva neurosensorial de severa y profunda. Consta de dos partes, un procesador de audio externo, situado cómodamente detrás de la oreja o por encima de ella, y un implante coclear interno, el cual se coloca subcutáneamente mediante cirugía.

‘Hola ¿me podés escuchar?’, fueron palabras de su abuela, lo primero que percibió Hitomi cuando se activó el implante coclear. “Me encanta el sonido del viento, de los pájaros, la música. El implante ahora me permite vivir de manera independiente”, explicó Hitomi.

Ahora, trabaja en el Centro de Parálisis Cerebral como auxiliar de aula, ayudando a los niños que acuden para recibir atención médica. El nuevo desafío que se ha propuesto es formarse en la universidad como fisioterapeuta.

Cómo funciona el dispositivo para escuchar



Un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar. Se puede utilizar para personas sordas o que tengan muchas dificultades auditivas. El implante coclear no es lo mismo que un audífono. Este se lo coloca por medio de una cirugía y funciona de una manera diferente. Los sonidos son transmitidos a través del aire. En un oído normal, las ondas de sonido hacen que el tímpano y luego los huesos del oído medio vibren. Esto envía una onda vibratoria al oído interno (cóclea). Estas ondas son convertidas luego en señales eléctricas, que se envían a lo largo del nervio auditivo hasta el cerebro.

A una persona sorda no le funciona el oído interno. El implante coclear intenta reemplazar el funcionamiento del oído interno, transformando el sonido en energía eléctrica. Esta energía se puede usar luego para estimular el nervio coclear (el nervio de la audición), enviando señales “sonoras” al cerebro.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa