Cochabamba, jueves 13 de diciembre de 2018

Hay lenocinios en el 50 por ciento de los distritos

El mercado sexual es disputado por hombres que trabajan en locales exclusivos para mujeres y “cholitas transformers”. Los operativos son semanales.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 02 dic 2018

Una patrulla traslada a un grupo de mujeres que ofrecía servicios sexuales sin portar carnet de sanidad.



El mercado de servicios sexuales prolifera e “innova” en Cochabamba. Los lenocinios clandestinos se expandieron a la mitad de distritos que hay en el municipio de Cercado y ahora no solo existen trabajadoras sexuales, también “cholitas transformes” y streapers.

Los prostíbulos ilegales predominaban en la avenida Siles, pero, desde que fue tomada por vendedores de repuestos automotores y otros artículos similares, los vecinos optaron por alquilar sus propiedades a gente de ese rubro y no a dueños de locales nocturnos.

Esto provocó la desconcentración de los prostíbulos y su expansión a la mitad de distritos de Cercado. Actualmente, funcionan en siete: el 4, 3, 10, 5, 2, 1 y 8.

En el 1, cerca del colegio Calvert, según el exintendente Antonio Ferrufino. En el Distrito 2, por la avenida Circunvalación; en el 5, en la rotonda del avión, que queda sobre la avenida 6 de Agosto, también en una zona llamada La Curva; En el 10, por la intersección de las avenidas Heroínas y Oquendo; en el 3, cerca de la Beijing y Tadeo Haenke; y en el 4, sobre la Capitán Ustáriz.

MODALIDADES

Ante la oferta excesiva de servicios sexuales, surgieron dos nuevos segmentos que “innovaron” el rubro: las “cholitas transformers” y los streapers.

La Intendencia advirtió establecimientos exclusivos para mujeres en los que trabajan solo hombres "desnudos o semidesnudos", que bailan sensualmente para ellas.

El exintendente indicó que ofrecen sus servicios a través de las redes sociales, pero ninguno de los locales nocturnos en los que son contratados, ubicados en la zona norte, tienen licencia de funcionamiento.

Por otro lado, identificaron a "cholitas transformers", que son mujeres que se ponen atuendos tradicionales de la mujer valluna para ofrecer sus servicios sexuales en locales que están emplazados, sobre todo, en la zona sur.

El exintendente explicó que ellas no trabajan en locales fijo, sino que acuden a diferentes espacios para promocionarse.

LEGALES

Los locales nocturnos que tienen autorización de funcionamiento en el municipio están situados, sobre todo, en la avenida Siles, Heroínas y Oquendo. Datan de hace muchos años, "han podido regularizar, han tratado de ampararse".

En la zona norte también hay algunos centros que tienen licencia, pero el 80 por ciento son clandestinos, de acuerdo con información proporcionada por la Intendencia Municipal de Cochabamba.

El personal del municipio advirtió que, últimamente, hay hasta tres establecimientos de este tipo que pertenecen a una sola persona, lo que da cuenta de que ya no se tratan de “negocios improvisados” sino que "se constituyeron en una forma de vida" para algunas personas.

OPERATIVOS

Considerando que los operativos de la Intendencia son más frecuentes que los de otras instancias públicas, "sí o sí una vez a la semana", los funcionarios, continuamente, advierten delitos que debería atender la Policía o la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, por lo que, en breve, ejecutarán inspecciones con equipos multidisciplinarios.

Ferrufino advirtió que, en caso de hallar burdeles ilegales, decomisarán pertenencias, desalojarán a las chicas y buscarán al propietario del lugar para advertirle el uso que se está dando a su vivienda.

Aunque, la última tarea, a veces, no aporta mucho, pues a los dueños de casa “no les importa la actividad, si no la mensualidad que reciben, que es el doble o el triple de los alquileres convencionales".

Develó que los interesados en abrir locales nocturnos pagan hasta 2.000 dólares mensuales de alquiler.

Sugirió que se comprometa a los propietarios de viviendas que funcionan como lenocinios que rescindan contratos ni bien ocurra alguna transgresión.

Precio

El alquiler de infraestructuras que funcionan como locales nocturnos cuesta hasta 2 mil dólares, según información de la Intendencia.

Estrategia

Las trabajadoras sexuales clandestinas usan hasta tres líneas telefónicas para contactarse con sus clientes, esto para evitar que den con su paradero.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa