Cochabamba, domingo 24 de marzo de 2019

Resequedad y enrojecimiento de la piel generan depresión

El escozor es el primer síntoma al que se debe prestar atención. El 27% de los pacientes sufre acoso, principalmente los niños, y un 11% se siente discriminado.
MÉXICO/EFE | | 29 nov 2018





Padecer dermatitis atópica, una enfermedad de la piel que se caracteriza por resequedad, enrojecimiento y comezón, provoca en 6 de cada 10 pacientes depresión y ansiedad, lo que afecta a su calidad de vida y les lleva incluso a pensamientos suicidas, dijeron especialistas.

"Es una enfermedad que, se estima, afecta al 10 por ciento de la población infantil y a unos 3.8 millones de adultos en México. Debido a sus síntomas, los pacientes ven afectada su vida por diversas razones socioeconómicas que conlleva este padecimiento", dijo a EFE la dermatóloga Angélica Beirana.

La especialista señaló que, al igual que el acné, la dermatitis atópica es una de las principales causas de consulta dermatológica en México.

Ambas tienen un fuerte impacto en la autoestima de los pacientes debido a que suelen ser objeto de burlas y discriminación debido a su aspecto.

Beirana explicó que esta enfermedad comúnmente presenta sus primeros síntomas en el primer año de vida y que es muy fácil reconocer sus síntomas.

"En los bebés, las mejillas se enrojecen por la resequedad, además de que tienen comezón y la zona del pañal también se enrojece", dijo la especialista.

Es por ello que recomendó estar atentos a los síntomas para que los bebés puedan ser diagnosticados y atendidos de manera oportuna.

Según un estudio realizado por la Fundación Mexicana de Dermatología, de los pacientes que sufren esta enfermedad un 60 por ciento tienen depresión, 90 por ciento ansiedad y 85 por ciento presenta comezón importante.

Además, debido principalmente a la comezón se ven afectadas sus horas de sueño pues, en promedio duermen 2.5 horas menos que la población en general.

Asimismo, el 27 por ciento de los pacientes sufren acoso físico o psicológico, principalmente los niños, y un 11 por ciento se sienten discriminados debido al aspecto de su piel.

"Una de las características de esta enfermedad es que la piel presenta lesiones y sangra. Muchas veces los pacientes esconden estos síntomas, no asisten a lugares públicos o faltan a sus trabajos para evitar burlas o algo que los incomode", explicó la alergóloga María de Jesús Vázquez.

Aunque el tratamiento, en casos leves y moderados, suele basarse en humectación de la piel y medicamentos, principalmente esteroides y cortisona, cerca del 2 por ciento de los pacientes no logran controlar la enfermedad.

"Al menos el 60 por ciento de los casos son leves, 15 por ciento severos y el resto moderados, pero muchas veces la automedicación y la falta de seguimiento al tratamiento evita que los pacientes puedan tener un buen control de este padecimiento", dijo la dermatóloga Linda García, presidente de la Academia Mexicana de Dermatología.

La especialista dijo que los pacientes deben tener cuidados especiales para controlar este padecimiento como usar jabón especial, bañarse solo con agua tibia y en poco tiempo, usar prendas de algodón, evitar sudar y cambios bruscos de temperatura.

Además, se debe tener en cuenta que se requiere un tratamiento multifactorial para lograr un buen control.

El doctor Javier Gómez, presidente del Colegio Mexicano de Alergia e Inmunología Clínica, destacó que es necesario que los pacientes sigan el tratamiento y las indicaciones del médico de manera puntual.

"No hacerlo puede llevar a desarrollar algunas otras afecciones como la diabetes, hipertensión o glaucoma, principalmente si no se toman adecuadamente los medicamentos", dijo.

Los especialistas pidieron a la población estar pendientes de los síntomas, especialmente de la comezón, que es el principal indicador de este padecimiento y también invitaron a sumarse a la campaña #BajoMiPielDA, con la que pretenden informar y generar conciencia de esta enfermedad.

Algunas personas con dermatitis atópica deben poner especial atención a lo que comen, ya que los alimentos pueden estar relacionados con algunos brotes. Debido a esto se recomienda llevar a cabo un diario de alimentación.

Es importante seguir el tratamiento indicado por el especialista y cumplir con todos los cuidados para tener una mejor calidad de vida. Seguir al pie de la letra las indicaciones del médico tratante permitirá tener un manejo y control adecuado de la enfermedad.

Consejos de especialistas

DermatÓlogo

Por mucho tiempo se ha considerado a la dermatitis atópica como una enfermedad cosmética, lo que ha llevado a muchos pacientes a no lograr un control adecuado de su enfermedad. Es importante saber que la dermatitis atópica es una enfermedad dermatológica con fondo inmunológico e inflamatorio que requiere de la atención de médicos especializados como el dermatólogo y/o alergólogo.

Esta enfermedad exige evitar el sudor, que actúa como un factor irritante y lastima la piel. Mientras que la falta de humedad la puede resecar, especialmente durante los meses de invierno.

Irritación

Algunos productos de higiene personal o uso cotidiano podrían desencadenar síntomas. Vigile cualquier reacción que pudieran provocar productos como: cremas, jabones, shampoo, gel, detergentes o suavizantes para ropa, fibras sintéticas, cloro, polvo, alimentos, perfumes, desodorantes, así como accesorios.

Se recomiendan baños cortos (15 min máximo) y usar agua tibia. No frotar ni secar la piel con demasiada fuerza.

Al salir del baño, aplique cremas hidratantes tres o cuatro veces al día, incluso con la piel un poco húmeda.

Use ropa ligera de algodón para reducir el sobrecalentamiento. Evite el ejercicio intenso.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa