Cochabamba, domingo 24 de marzo de 2019

La medicina tradicional trata al amartelo como enfermedad

La muerte de un niño de dos años, que extrañaba demasiado a su padre encarcelado, muestra parte de la cosmovisión andina. Un sociólogo explica el fenómeno como la pérdida de energía. 
LA PAZ/URGENTE.bo-Agencias | | 29 nov 2018



La noche del 21 de noviembre, se conoció que el niño Franclincito, de dos años, hijo del dirigente cocalero de los Yungas, Franclin Gutiérrez, que está en la cárcel por los hechos ocurridos en La Asunta, murió de “tristeza” por no estar lado de su padre.

El sociólogo e investigador, Simón Yampara, explicó que el  amartelo en la cultura aymara significa la pérdida de energía que puede ser material y espiritual. También es considerada como una enfermedad producida por mucha tristeza.

Según el profesional, una persona tiende a perder el Ajayu, que en el mundo andino es la fuerza que contienen los sentimientos y la razón como un ser que piensa y siente; es  una energía cósmica que da vida.

"El caso del amartelo es cuando falla lo espiritual, el Ajayu mismo, falla el aura. Algo que no puede ser llenado, es algo que falta", precisó el sociólogo.

Según Yampara, la perdida de la afectividad, ese divorcio de la energía entre lo material y lo espiritual  que recibía el niño de su progenitor ocasionó su deceso.

"Puede pasar con todos, no solo con los niños, sino personas adultas y entre parejas", acotó Yampara a Urgente.bo.

"Pero tiene cura y se debe encaminar", subrayó el investigador. Señaló que hay sabios, yatiris, chamanes (brujos), que saben del manejo de las energías. “Hay que llamar el espíritu", añadió.

En La Paz, el centro Qullañ Uta (Casa de la curación), de medicina tradicional, ofrece tratamientos contra el amartelo.

Terror nocturno, sobresaltos y fiebre son algunos de los síntomas que las mamás describen cuando sus pequeños están asustados. “Llamar el ánimo” es el remedio tradicional para este mal y es unas de las especialidades de Qullañ Uta, indica Página Siete. El susto no es considerado siquiera por la medicina convencional. Pasa lo mismo con la katja (que se presenta con dolores de cabeza y salpullido en los niños) o el “amartelo” (depresión o pena profunda por una pérdida) que tienen tratamientos milenarios y naturales.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa